Política

Los secesionistas hacen otra encerrona a un diplomático español en Alemania

El cónsul general en Stuttgart fue invitado a un acto de una plataforma integrada por cuatro regiones europeas, entre ellas, Cataluña. Ante las críticas a España por parte de los representantes de la Generalitat intentó intervenir tres veces, pero no le dejaron

Carlos Medina Drechter, cónsul general en Stuttgart.
Carlos Medina Drechter, cónsul general en Stuttgart. Ministerio de Asuntos Exteriores

Carlos Medina Drescher, cónsul general en Stuttgart se ha convertido desde este martes en el último diplomático español que se ve involucrado en un incidente con los secesionistas catalanes fuera de España. El 'vapuleo' a las instituciones ha tenido lugar durante un acto organizado por Cuatro Motores para Europa, una plataforma de colaboración que integran Cataluña, Baden-Württemberg (Alemania), Lombardía (Italia) y Rhône-Alpes (Francia) y que fue fundada en 1988 con el objetivo de consolidar la competitividad económica, científica y tecnológica de estos cuatro territorios.

Medina fue invitado como público y terminó abochornado ante un sinfín de descalificaciones hacia España, puesta como ejemplo de "nacionalismo de Estado nación que para construirse ha utilizado las armas contra Cataluña". En ausencia del presidente de la Generalitat, Quim Torra, que tenía previsto acudir al acto pero al final no lo hizo, tomó la palabra el vicepresident, Pere Aragonès, que afirmó que "los acontecimientos de los últimos meses" en Cataluña son una muestra de la corta tradición democrática de España.

Intentó intervenir tres veces

Elogios a Europa y reproches a España. Aragonès hizo hincapié en que Europa tenía "una tradición democrática mucho mas larga, no como en el Estado español, también en los ámbitos del poder judicial, por ejemplo, y los acontecimientos de los últimos meses son una muestra".

Y, para concluir, con Medina retorciéndose cada vez más en el asiento, reivindicó el "diálogo" para encontrar "soluciones políticas", respetando la "voluntad política" y la "voluntad democrática de la ciudadanía" porque ,agregó, "todo se puede hablar con respecto a los derechos humanos y a la dignidad de las personas".

Varios son los embajadores y cónsules que se han puesto en contacto con Exteriores para solicitar el discurso de Morenés y saber cómo actuar ante situaciones similares

El cónsul español en Stuttgart intentó intervenir, sin éxito, hasta en tres ocasiones. La última vez poniéndose de pie para pedir la palabra, pero el moderador se negó a cedérsela, por lo que el diplomático se dirigió al presidente de Baden Württemberg para protestar. Además, entre los asistentes se encontraba el también conseller Damià Calvet,que no dudó en hacer una fotografía al cónsul sin avisar, mientras estaba pidiendo la palabra.

"En los 30 años de Cuatro Motores de Europa, Aragonès habla de la situación política en Cataluña, de diálogo y democracia, pero el cónsul español se alarma y pide la palabra. Es un acto muy pautado, no se la dan y se pone en evidencia. ¿Tanto miedo les da que hablamos libremente en Europa?", reflexiona Calvet a golpe de tuit.

La instrucción de Morenés

Madina, que nació en Copenhague e ingresó en la carrera diplomática en 2001, no es el único diplomático español que se ve involucrado en una 'encerrona' de este calibre. Según fuentes ministeriales, varios son los embajadores y cónsules que se han puesto en contacto con el Ministerio de Asuntos Exteriores para saber cómo actuar ante situaciones similares. Y con más intensidad a raíz del encuentro del pasado 28 de junio en el que coincidieron el embajador de España en EEUU, Pedro Morenés, y el presidente de la Generalitat, Quim Torra.

Morenés no actuó por libre. El embajador en EEUU llamó a Borrell antes del acto con Torra para fijar una posición ante el previsible discurso del presidente de la Generalitat

Varios representantes del país habrían solicitado el discurso de Morenés al Ministerio capitaneado por Josep Borrell, que este miércoles ha sido recibido con cierta hostilidad por parte de las fuerzas independentistas en su primera comparecencia como titular de la cartera en el Congreso de los Diputados, por lo que Borrell dio orden de enviarlo íntegro para que "todos" actuasen "igual" en caso de verse inmiscuidos en situaciones similares.

Pero Morenés no había actuado por libre. Hastiado por la mala propaganda que, según el cuerpo diplomático, hace de España el secesionismo, el embajador en EEUU había llamado a Borrell antes de participar en el acto con Torra para fijar una posición ante de cara al previsible discurso del presidente de la Generalitat. Preguntado por el desplante al cónsul de Stuttgart, el ministro de Exteriores ha defendido la actuación del cónsul español en Stuttgart y ha destacado que "guardó las formas en todo momento".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba