Política

España participará en la Encuesta Social Europea pese a las reticencias de Tezanos

Fuentes del CIS aseguran que creen que España participará, pero siempre que puedan cumplir con el marco legal

José Félix Tezanos
José Félix Tezanos Efe

La llegada del sociólogo José Félix Tezanos al frente del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) no solo ha puesto en pie de guerra a los partidos de la oposición y a otros profesionales de los sondeos, que acusan al exmiembro de la ejecutiva del PSOE de beneficiar al Gobierno de Sánchez en las encuestas electorales a través de un cambio en la metodología, sino también a los sociólogos que defienden la participación de España en la Encuesta Social Europea (ESS, por sus siglas en inglés).

Todo comenzó el pasado domingo cuando el consorcio que se encarga de organizar la encuesta -previo desembolso- indicó que España no participaría en la novena edición, tras hacerlo en las ocho anteriores.

La noticia cayó como un jarro de agua fría entre algunos demoscópicos que no entienden por qué el CIS, encargado de coordinar la encuesta en el país después de que la Pompeu Fabra dejase de hacerlo, esté cuestionando la continuidad del barómetro.

Es uno de los instrumentos más importantes que tenemos para entender nuestra sociedad"

"Es uno de los instrumentos más importantes que tenemos para entender nuestra sociedad y, además, hacerlo con perspectiva comparada", lamenta el investigador Guillem Vidal a través de sus redes sociales. No es el único. Otros colegas han decidido señalar con el dedo al CIS de Tezanos con el fin de presionar al organismo público.

"Lo de la cocina del CIS son cotufas y jaleo de políticos y periodistas, pero si el CIS llega a dejar caer su responsabilidad en la Encuesta Social Europea, la más importante que hay, creo que toda la profesión se pintará los colores de guerra", compara Alberto Penadés.

CIS: "Dentro de la legalidad"

Ante el revuelo en torno al barómetro, fuentes oficiales del CIS señalan a este diario que creen que España participará, pero siempre que puedan cumplir con el marco legal: publicando la encuesta y enviando copia al Parlamento.

Desde el centro aseguran que su voluntad es "buena" y que están estudiando la forma en la España debe participar en esta encuesta "realizada por un consorcio". "Tenemos hasta marzo", explican. Las mismas fuentes no entienden "la alarma" e insisten en que "como organismo público todos los gastos tienen que estar justificados". "No podemos incumplir normas", enfatizan.

La encuesta nos proporciona un mapa completísimo de las actitudes, opiniones, percepciones y comportamiento de los ciudadanos"

El motivo de que se analice este sondeo después de ocho ediciones podría estar, entre otros factores, en los más de 100.000 euros que cuesta participar. "Sin duda es una encuesta cara. Es una encuesta que depende mucho de tener una buena muestra, aparte de que es una encuesta muy larga y exhaustiva. Eso siempre supone recursos", considera Ignacio Jurado, doctor en Ciencias Políticas por la Universidad de Oxford.

"Pero parece que la encuesta ya estaba presupuestada por lo que no se debe a que el CIS no pueda contar con el dinero para ello, si así lo desea", añade Jurado, profesor en la Universidad de York, que destaca la exhaustividad, continuidad y comparabilidad de la Encuesta Social Europea.

"La encuesta nos proporciona un mapa completísimo de las actitudes, opiniones, percepciones y comportamiento de los ciudadanos en múltiples dimensiones de relevancia social y política. Además tiene unos módulos rotatorios, pero una gran parte de la encuesta es común a todos los años. Así, podemos conocer la evolución de la opinión o el comportamiento de los españoles desde 2002. Esta serie corre el riesgo de romperse", advierte Jurado.

Y añade que el sondeo se realiza prácticamente en todos los países europeos, con lo cual se pueden conocer las diferencias y convergencias en todo lo que la encuesta cubre. "Esto no solo tiene interés anecdótico. En ocasiones para poder estudiar ciertas cuestiones, viene bien saber cuál es el patrón en Europa. Si, por ejemplo, nuestra satisfacción con la democracia ha bajado en medio punto, ¿es mucho o poco? Comparando con el patrón en el resto de Europa, tenemos una mejor idea de cuán relevante es un cambio que se ha producido en nuestro país", explica.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba