Política

Sindicato de Policía pide que se investigue si se vetó la Policía Nacional en las visitas de Rivera y Casado a Ceuta

Según este sindicato, la Delegación del Gobierno en Ceuta impidió que la Policía Nacional estuviera presente durante las visitas de Rivera y Casado

Pablo Casado, acompañado por el presidente de la Ciudad Autónoma de Ceuta, Juan Jesús Vivas y el exministro del Interior, Juan Ignacio Zoido
Pablo Casado, acompañado por el presidente de la Ciudad Autónoma de Ceuta, Juan Jesús Vivas y el exministro del Interior, Juan Ignacio Zoido EFE

El Sindicato Profesional de Policía (SPP) han pedido este jueves que Interior abra una investigación interna para saber si la Delegación del Gobierno en Ceuta impidió que la Policía Nacional estuviera presente en las recientes visitas a Ceuta de los presidentes de Ciudadanos, Albert Rivera, y PP, Pablo Casado.

"Solicitamos al ministro de Interior que abra una investigación interna para corroborar los hechos y, en su caso, que se depuren las responsabilidades a que haya lugar", ha exigido este jueves el sindicato en un comunicado, haciéndose eco de un posible veto la presencia de altos mandos responsables de la Policía Nacional en la visita de ambos políticos.

Según SPP si se confirmara este extremo se trataría de un "desprecio intolerable" hacia la Policía Nacional, responsable de garantizar la seguridad en la ciudad autónoma.

Situación similar en Barcelona

Lo mismo ocurrió durante la visita de Rivera en Barcelona. Durante su visita a la ciudad condal, la Policía Nacional acusó a la Guardia Civil de entorpecer su labor de escolta al líder de Ciudadanos en Barcelona y generar con ello una situación de “grave riesgo” por la situación en Cataluña y el nivel de alerta terrorista. 

En un documento emitido por el jefe de la unidad de protección del dirigente, se relató que el pasado 13 de mayo en el Aeropuerto de El Prat de Barcelona a las 19.15 horas cuando Rivera era escoltado por la Policía Nacional para tomar un vuelo a Madrid.

Al llegar al primer filtro se seguridad, y tras presentarse como agentes de la Policía, el guardia civil de servicio en ese control les impidió pasar. También su superior, un sargento, que acudió al lugar a requerimiento de los dos escoltas. “Les negaron el paso, con sorpresa y extrañeza incluso del propio señor Rivera”, relataba el documento.

Los policías pidieron a su superior que ponga estos hechos en conocimiento de la unidad correspondiente de la Guardia Civil “para que no vuelvan a producirse” ya que, según dicen, “originaron un grave riesgo para la seguridad del señor Rivera”.



Volver arriba