Senado

Santamaría advierte de que será muy difícil acordar un nuevo sistema de financiación

La vicepresidenta del Gobierno comparece en el Senado para informar de los pactos cerrados en la Conferencia de Presidentes y avisa de lo complejo que resultará articular un nuevo modelo de financiación. Los independentistas vuelven a dar plantón a Moncloa: "Solo busca otra foto".

Santamaría, durante su comparecencia en el Senado.
Santamaría, durante su comparecencia en el Senado. EFE

"Sin acuerdo y sin consenso no va a ser posible". La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha advertido este martes de lo difícil que resultará negociar y aprobar un nuevo sistema de financiación autonómica, labor que lleva pendiente desde 2014 y que Moncloa y comunidades abordarán en los próximos meses con el objetivo de alcanzar un acuerdo antes de fin de año. Para cumplir la meta, fijada en la Conferencia de Presidentes del martes pasado, Santamaría demanda "un esfuerzo" a las regiones que se financian por el régimen común -todas salvo País Vasco y Navarra-. Hay que "integrar las diferentes" posturas de cada actor implicado, contentar a todas las autonomías y lograr la mayoría absoluta en el Parlamento, ha recordado la vicepresidenta. Todo ello al margen de Cataluña, la segunda región mas poblada y la que aporta el 19% del PIB nacional, que rehúsa participar en una negociación multilateral que excluya el referéndum de independencia.

Santamaría ha comparecido ante la Comisión General de Comunidades Autónomas en el Senado para explicar los resultados de la cita de la semana pasada y los "avances" que se han producido desde entonces. El más importante de los entendimientos fue resolver que en un mes se constituya un grupo de expertos para negociar un nuevo modelo de financiación con el Gobierno. Cada autonomía debe nombrar un técnico -once de las 17 concernidas ya lo han hecho, ha anunciado la vicepresidenta- y sus trabajos serán continuados por el Ministerio de Hacienda en el marco del Consejo de Política Fiscal y Financiera con el objetivo de que en otoño pueda ser aprobado en las Cortes.

El modelo es "difícil de elaborar", según el Gobierno, porque los "recursos son escasos", los "niveles de ingresos" siguen lejos de ser los de 2007 y cada actor implicado tiene unos intereses. "Pero es responsabilidad" de todos "sacarlo adelante" y "sin acuerdo y sin consenso no va a ser posible". Santamaría emplaza a las autonomías a "perseverar" en la actitud de diálogo mostrada las últimas semanas y cumplir con el "programa ambicioso" de cerrar un pacto en 2017. También ha remarcado que el debate sobre la "corresponsabilidad fiscal" de las regiones -abierto por Andalucía para reclamar una mayor "armonización" que acabe con sistemas como el de Madrid- se incluirá en ese proceso.

La número dos del Ejecutivo critica a Puigdemont por rechazar "hablar ante sus iguales": los presidentes de comunidades autónomas

Los Gobiernos autonómicos de País Vasco y Cataluña han decidido no acudir a la comparecencia de Santamaría, de la que también se han ausentado los senadores independentistas. ERC ha asegurado que lo hace por "coherencia" con Carles Puigdemont -que no fue a la Conferencia de Presidentes el martes pasado- y ha demandado un "trato diferencial" para Cataluña que trate a esta región "de igual a igual" y negocie la convocatoria de la consulta. Idénticos argumentos ha empleado el PDECat -antigua Convergència-, para quien Moncloa solo buscaba "otra foto" con la que seguir vendiendo la llamada operación diálogo. Los secesionistas mantienen su negativa a participar en el grupo de trabajo que debatirá la elaboración de un nuevo modelo de financiación autonómica. El PNV sí ha participado en el debate de hoy en la Cámara alta a través de su senador José María Cazalis.

La Generalitat "se autoexcluye"

Santamaría no se ha referido en sus primeras intervenciones a las ausencias, papel que en principio asumió el senador del PP y portavoz popular en el Parlament, Xavier García Albiol. Al llegarle el turno de réplica, Albiol indicó que con su actitud los secesionistas no desairan al Gobierno de Rajoy, sino a los catalanes por "desertar de su responsabilidad" y no darles voz en los debates que se están abordando entre Moncloa y las autonomías. Algo "del todo injustificable" que según el coordinador del PP en Cataluña refleja "la soledad del despropósito" independentista y que Puigdemont sigue manteniendo la "única prioridad" de perseguir un "imposible".

En el cierre del debate, la vicepresidenta ha lamentado que la Generalitat haya decidido "autoexcluirse" de todos estos foros y ha criticado que la semana pasada su máximo representante rechazara "hablar ante sus iguales": los presidentes de comunidades autónomas. Igualmente, ha cargado contra Podemos por decir que la Conferencia fue un fracaso porque Puigdemont y Urkullu no asistieron. Santamaría ha pedido "un poco de respeto" para los que sí acudieron y ha recordado que vascos y catalanes estuvieron representados por el Gobierno "de la nación", que lo es de todos los españoles.

También en respuesta a Podemos, ha vuelto a posicionarse en contra del referéndum de independencia y ha leído la escueta sentencia que el Tribunal Constitucional alemán emitió recientemente para descartar el derecho de autodeterminación de Baviera. "Si ustedes quieren abrir un proceso constituyente, están en su derecho", les ha dicho a los senadores morados, pero, mientras el marco legal sea el actual, "del primer al último español tienen derecho a votar cómo quieren que sea su país". 

Reto demográfico

Además de al tema de la financiación, Santamaría se ha referido a los otros once que valieron algún tipo de acuerdo entre el Gobierno central y los regionales hace siete días. Los acuerdos en materia de empleo, protección civil, demografía, educación, unidad de mercado o violencia de género tendrán continuidad, ha garantizado. En este sentido, ha avanzado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha decidido responder al "reto demográfico" y a la voluntad de avanzar en una respuesta conjunta ante él con una decisión inmediata: "crear un comisionado" del Ejecutivo para ese cometido. Habrá una "estructura del Gobierno especifica para ir avanzando en esta estrategia" y reaccionar ante el envejecimiento de la población, la baja tasa de natalidad o la despoblación de ciertos territorios.

Los senadores independentistas se suman al boicot al Gobierno y se ausentan de la comparecencia de Santamaría

"Lo bien hecho, bien parece", ha enfatizado la vicepresidenta para celebrar los avances. A su juicio, la Conferencia de la semana pasada fue un "hito importante" en la consolidación y mejora del Estado autonómico español, "uno de los más descentralizados del mundo" y de los más "complejos" de gestionar. Solo Canadá o Bélgica tienen una administración comparable, según el Gobierno, y ello requiere potenciar los mecanismos de "cooperación" como la Conferencia de Presidentes o una mayor relación entre Moncloa y comunidades como la que empieza a fraguarse esta legislatura.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba