Política

Sánchez se queda solo con su idea de una consulta sobre el autogobierno de Cataluña

Los independentistas dicen que el debate del Estatut es una "pantalla superada hace unos años"; a Podemos se le queda corta la propuesta; PP y Ciudadanos le acusan de ceder ante los separatistas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el encuentro con el presidente de Costa Rica.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el encuentro con el presidente de Costa Rica. EFE/Jeffrey Arguedas

La propuesta de celebrar un referéndum sobre el autogobierno en Cataluña a través de una reforma de su Estatut no ha convencido a ninguna de las fuerzas políticas. Ni los independentistas, ni las formaciones de centro derecha, ni los partidos de izquierdas dieron acogida a la propuesta de Pedro Sánchez para avanzar en la senda de diálogo con Cataluña. 

Los de Pablo Iglesias saludaron el intento del jefe del Ejecutivo por destensar la situación del conflicto catalán. Aunque creen que la idea de Sánchez se queda corta. Podemos se mantiene firme en su planteamiento, que pasa por el denominado "derecho a decidir"  de los catalanes sobre su encaje territorial en España a través de una consulta que contemple tres respuestas posibles: sí o no a la independencia, y el apoyo a un mayor autogobierno.

La propuesta despertó una airada oposición en el espacio del centro-derecha. Tanto PP como Ciudadanos se mostraron complemente contrarios a una consulta de estas características. El líder de los populares, Pablo Casado, aseguró que no se pueden conceder más competencias a Cataluña y manifestó que un referéndum como el que propone Sánchez rompería la "igualdad" entre comunidades autónomas.

Por su parte, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, también rechazó la propuesta del Presidente. "¿Está proponiendo Sánchez otro estatuto inconstitucional?", se preguntaba tras reunir a la Ejecutiva de su partido. En este sentido, acuso al PSC de haberse "apoderado del PSOE" y reprochó la intención de Sánchez de recuperar un Estatut que "ya fue declarado inconstitucional" por el Tribunal Constitucional

A quien tampoco convenció la última propuesta de Sánchez, fue al propio Gobierno de la Generalitat. A través de su consejera de Presidencia, Elsa Artadi, los independentistas respondieron a Sánchez que "el consenso amplio en Cataluña es sobre el derecho a decidir" y no sobre un nuevo Estatut. En este sentido, ha asegurado que los catalanes ya votaron en 2006 en referéndum y luego fue impugnado por el PP. 

Los separatistas no están dispuestos a renunciar a una de las principales reivindicaciones que ponen sobre la mesa de negociación -junto a la puesta en libertad de los dirigentes encarcelados- y que quisieron incluso llevar -sin éxito- a la primera reunión de la Comisión Bilateral celebrada a principios de agosto. La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet explicará este miércoles ante el Congreso el contenido de aquel encuentro.

Desde las filas de ERC, la portavoz Marta Vilalta, pidió a Sánchez valentía para poner sobre la mesa un referéndum de autodeterminación. "No hace diez años que nos movilizamos para tener más autogobierno o un nuevo estatuto, sino sobre el derecho a decidir", ha recalcado.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba