Irene Lozano

Pedro Sánchez ofreció a Irene Lozano dirigir 'España Global' a la vuelta de vacaciones

El presidente del Gobierno y la filósofa y ex diputada del PSOE han mantenido contacto fluido desde su abrupta marcha de la política en 2016; el líder socialista siempre quiso recuperarla para su proyecto 

La ex diputada de UPyD y del PSOE Irene Lozano en una intervención en el Congreso
La ex diputada de UPyD y del PSOE Irene Lozano en una intervención en el Congreso EFE

Pedro Sánchez nunca perdió del todo el contacto con la futura secretaria de Estado de España Global -la antigua Marca España- Irene Lozano, después de que ella diera un paso atrás en las elecciones de junio de 2016, dado el malestar interno que levantó en el PSOE su incorporación como diputada en la lista por Madrid tan solo seis meses antes.

Hace un mes, a la vuelta del verano, le propuso hacerse cargo de la hasta ahora denominada Marca España, pero cambiando el organismo por otro que se va a llamar España Global, pero con presupuesto propio y sueldo -el empresario Carlos Espinosa de los Monteros, vicepresidente de Inditex, no cobraba por la presidencia del organismo-.  

Lozano, como el resto de secretarios de Estado, cobrará un sueldo que rondará los 70.000 euros anuales; y tendrá un equipo y una infraestructura de la que todavía el Ministerio de Asuntos EXteriores no ha dado cuenta.

La oferta del jefe del Ejecutivo a la escritora no tiene que ver con que no le gustó nada tener que desprenderse de la escritora, con la que ha venido manteniendo contacto "frecuente", personal y telefónico, según señalan distintas fuentes socialistas a Vozpópuli.

Algunos cuadros y barones del PSOE-A siguen dolidos con Lozano por haber dicho que Andalucía era su "cortijo"

Si lo hizo fue porque la presión hace dos años para dejarla caer era tal -y su debilidad entonces como secretario general del partido- que no le quedó más remedio que ceder al deseo de los barones. 

De hecho, el presidente extremeño Guillermo Fernández Vara llegó a reclamar a Irene Lozano que pidiera perdón a los socialistas ofendidos por sus críticas al bipartidismo cuando era dirigente de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), partido al que Lozano aspiró a liderar tras la marcha de Rosa Díaz.

Por aquellos días, la presidenta andaluza, Susana Díaz, y los dirigentes del PSOE-A también censuraban los ataques de la escritora por el caso de los ERE y sus referencias a Andalucía como el «cortijo» del PSOE.

La responsable de 'España Global' se ha dedicado desde 2016 a dar clases de filosofía en CUNEF, a su escuela 'The thinking web', y a escribir 'Si sufrir fuera sencillo'

El rechazo en el Grupo Socialista fue tan evidente que Lozano, quien provenía de un gran protagonismo en la cúpula de UPyD, desempeñó un papel muy discreto en la legislatura fallida -diciembre de 2015/junio2016- y prefirió dejarlo. En las elecciones de junio de ese año, Sánchez ya incluyó a Margarita Robles como fichaje que le acompañaría en la lista por Madrid.

En estos dos años, Lozano, lingüista y diplomada en Filosofía por la Universidad de Londres, se ha dedicado a la filosofía, a través de su escuela de filosofía The Thinking web, y además ha dado clases de ética en CUNEF. Hace tres semanas presentó su última novela Si Sufrir fuera sencillo



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba