Política

Sánchez enfada a los diplomáticos al nombrar más embajadores políticos que Rajoy

La elección de la exministra Carmen Montón para la OEA sube a cuatro el número de embajadores que no forman parte de la Carrera Diplomática. Con el anterior Gobierno del PP hubo tres en distintas etapas, Trillo, Wert y Morenés

Carmen Montón y Pedro Sánchez en un acto del PSPV.
Carmen Montón y Pedro Sánchez en un acto del PSPV.

El nombramiento de la exministra Carmen Montóncomo nueva embajadora ante la Organización de Estados Americanos (OEA), con sede en Washington, ha soliviantado a los diplomáticos españoles, ya que se trata del cuarto embajador político que elige el Gobierno de Pedro Sánchez desde la moción de censura hace menos de dos años.

La Asociación de Diplomáticos Españoles (ADE) emitió ayer a última hora un duro comunicado por este motivo, al superarse el listón que dejó el anterior Ejecutivo de Mariano Rajoy. En el escrito, la ADE, que representa al 75% de los diplomáticos españoles, mostró su "desacuerdo" por el nombramiento de embajadores políticos "sin una trayectoria profesional que garantice el mérito e idoneidad necesarios para ocupar esos puestos". 

La "discrecionalidad" que tiene el Consejo de Ministros para los nombramientos "no puede ni debe convertirse en arbitrariedad ni servir para, en detrimento de los funcionarios diplomáticos de carrera, garantizar una 'salida institucional' a personas que han ocupado puestos políticos, en este caso durante breves meses previos a una dimisión", señaló la ADE.

A juicio de los diplomáticos españoles, ser embajador de España "no se improvisa ni se aprende en unos pocos años"; sino que es la "consecuencia última de haber superado unas exigentes oposiciones y de haber adquirido una dilatada experiencia tras muchos años de trabajo", incluyendo puestos de responsabilidad tanto en el extranjero como en Madrid, y siempre "consagrados a salvaguardar los intereses de España".

En el caso de la jefatura de misión ante la OEA se trata de "un puesto especialmente técnico" al cual, tradicionalmente, "acceden diplomáticos de contrastada valía profesional en el ámbito de las relaciones internacionales y, particularmente, en el intrincado mundo de la diplomacia multilateral".

"Seguimos sin entender, por consiguiente, que tanto en éste como en anteriores nombramientos políticos primen los intereses personales y partidistas sobre el interés superior de España y su imagen en el exterior", concluye el comunicado de la ADE.

Sánchez supera a Rajoy

Durante los siete años del Gobierno del PP hubo tres embajadores políticos en distintas etapas -Federico Trillo (Reino Unido), José Ignacio Wert (OCDE) y Pedro Morenés (EEUU)-. Sánchez cuenta ahora con cuatro embajadores que provienen de las filas del PSOE: el exalcalde de Lérida Ángel Ros (destinado en Andorra), el exdirigente valenciano Juan Andrés Perelló (Unesco), el exmiembro de la Ejecutiva Manuel María Escudero (OCDE) y la citada Montón en la OEA. 

En los casos de la Unesco, OCDE y OEA, al ser organismos internacionales el Gobierno no tiene que solicitar el preceptivo plácet ante las autoridades locales y se evita así suspicacias o retrasos en la concesión del citado plácet. De ahí que los nombramientos sean automáticos.

España tiene estatuto de observador permanente la OEA, cuyo secretario general es actualmente el uruguayo Luis Almagro, quien se mostrado muy crítico con el régimen bolivariano de Nicolás Maduro en Venezuela. Montón, cuya profesión es médico, residirá en Washington y será también observadora permanente ante la Organización Panamericana de Salud (OPS).

El anterior embajador español ante la OEA era el diplomático Cristóbal Valdés, quien fue nombrado por el Gobierno del PP en mayo de 2017, por lo que no llevaba aún tres años en el cargo, el tiempo mínimo que se considera que tiene que estar un embajador destinado en el extranjero.

Irregularidades en el máster

Montón fue designada por Sánchez ministra de Sanidad en su primer Gobierno, el formado en junio de 2018, pero tres meses después de asumir ese cargo dimitió tras difundirse presuntas irregularidades en la realización de un máster en la Universidad Rey Juan Carlos.

Al anunciar su dimisión, Montón aseguró que no había cometido "ninguna irregularidad" y que tenía la conciencia muy tranquila". Licenciada en Medicina por la Universidad de Valencia, Montón fue también consejera de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en el Gobierno de la Generalitat valenciana.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba