Política

Sánchez culpa a Madrid de forma velada y justifica sus errores: "Ahora sabemos que el virus es más dañino"

Isabel Díaz Ayuso carga a través de las redes contra la intervención del jefe del Ejecutivo por sus alusiones a la Comunidad: "No acepto que la señale como la apestada en su mitin televisivo"

Pedro Sánchez.
Pedro Sánchez. Europa Press

Pedro Sánchez volvió a insistir este sábado en que el "deber" de todos los responsables públicos ahora es "mantener la unidad" para hacer frente a la expansión del coronavirus. En una comparecencia de una hora desde el Palacio de La Moncloa, el presidente del Gobierno dijo que ningún integrante de su Ejecutivo entrará en polémicas con responsables de otras Administraciones o de otros partidos, en alusión a las críticas de Gobiernos regionales como el de Madrid por la falta de material sanitario de protección o el de la Generalitat de Cataluña.

Tras hacer balance de la primera semana bajo el estado de alarma con el que el Gobierno ha asumido la dirección de las competencias sanitarias regionales, Sánchez pidió no "dividir" ni "flagelarse con reproches" en estos momentos por la posible falta de coordinación entre las distintas administraciones. Ante todo hay que centrarse en la búsqueda de "soluciones", sostuvo. "Si alguien polemiza, no les quepa duda, nosotros conciliaremos. Si alguien elude su responsabilidad, nosotros la asumiremos", insistió también en velada referencia al líder del Ejecutivo catalán, Quim Torra, por asegurar en la BBC que el Ejecutivo central impedía el confinamiento de los ciudadanos

El presidente del Gobierno remarcó que en las últimas semanas el Ministerio de Sanidad ha repartido "un millón y medio de mascarillas" entre las Comunidades y dijo que en las próximas horas se llegará hasta los 2,8 millones. "El Gobierno está en no gastar un segundo en el reproche a nadie", reiteró.

En cambio, la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso, sí cargó de forma enérgica a través de las redes sociales contra el jefe del Ejecutivo mientras éste proseguía su intervención. "No ha dicho ni propuesto absolutamente nada que no se esté haciendo en Madrid", reprochó la líder regional. "Así que no acepto que la señale como la apestada en su mitin televisivo", añadió la dirigente del PP.

"Hemos logrado que la expansión no sea uniforme en todo el territorio español. Es en Madrid donde mayores tensiones existen para soportar la avalancha que sufre el sistema sanitario", había expuesto minutos antes el jefe del Ejecutivo. La región madrileña contabiliza ya 804 muertes de pacientes por coronavirus, lo que supone un incremento de 176 con respecto a la jornada de este viernes. Las cifras representan más del 60% de los 1.326 fallecimientos de todo el país a causa del coronavirus. 

"Van a llegar días muy duros"

Sánchez también quiso subrayar que España está aumentando el número de test de diagnóstico rápido para permitir que los casos positivos puedan ser correctamente aislados. Sanidad ha adquirido ya 640.000 test de este tipo que arrojan resultados en apenas 15 minutos y que se entregarán a los centros en los próximos días. Para entonces, dijo el líder socialista, los diagnosticados y los fallecidos seguirán aumentando.

Sánchez se volvió a escudar en el criterio de los expertos científicos nacionales e internacionales y en el de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para justificar el nivel de las medidas adoptadas hasta ahora y sus tiempos de aplicación.

"En la medida en que conocemos mejor al virus, cambiamos nuestra estrategia para combatirlo", dijo tras manifestar que se ha "buscado el equilibrio en cada fase" del contagio. Pero "ahora sabemos que el virus es más dañino", prosiguió remarcando particularidades como la velocidad de propagación o una tasa de letalidad más elevada que diferencian al coronavirus de la gripe común. 

Tras reconocer que se han confirmado los "peores pronósticos", el jefe del Ejecutivo señaló que el objetivo primordial de las medidas adoptadas hasta ahora es "conseguir el tiempo necesario" para evitar un colapso del sistema sanitario y contener la expansión hasta que "la ciencia encuentre tratamientos eficaces y vacunas".

"Economía de guerra"

Para hacer frente a la escasez de material sanitario de protección, Sánchez anunció que los ministerios de Sanidad e Industria están organizando la "producción nacional" de estos materiales "a contra reloj para garantizar el suministro". Así, llegó a decir que España se encuentra en una especie de "economía de guerra". "Estamos hablando con la industria manufacturera para la producción de mascarillas y material de protección que no solo lo vamos a necesitar hoy, sino cuando recuperemos el día a día", detalló.

Según Sánchez, "lo peor está por llegar". "Pondrá al límite todas nuestras capacidades materiales y morales. Y también el temple de nuestra sociedad", mantuvo tras señalar que España es uno de los países europeos más afectados. "Nos debemos preparar psicológica y emocionalmente para llegar al final de la próxima semana muy fuertes", remató.

Además de elogiar el trabajo de las Fuerzas Armadas y del personal de los servicios sanitarios y de la Administración Pública, Sánchez puso en valor la respuesta de la ciudadanía que, a su juicio, está siendo "modélica". En este sentido, pidió a los españoles que se mantengan en sus casas cumpliendo las que ha definido como unas de las "más duras" medidas de protección a nivel no solo europeo sino mundial. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba