Ciudadanos Rivera inicia su oposición a Sánchez: conciliación, subrogada y más espacio a Arrimadas

Ciudadanos sostiene que hay más "opinión publicada" que realidad sobre las aspiraciones del partido y que el Gobierno de Sánchez es una buena oportunidad para ellos

Rivera y Villegas, en el Congreso.
Rivera y Villegas, en el Congreso. EFE

Ciudadanos ha pasado página al terremoto de la moción de censura y empieza a dar los primeros pasos como oposición al Gobierno de Pedro Sánchez. La primera iniciativa del partido naranja en esta nueva era del PSOE ha sido una ley de conciliación, que aprovecha la ola de igualdad provocada por los nombramientos del gabinete de Sánchez con una medida estrella que es el aumento y equiparación de los permisos de maternidad y paternidad. Además, Albert Rivera sigue apretando a Sánchez con Cataluña, mantiene su apuesta por la plataforma España Ciudadana y ha desempolvado la ley de gestación subrogada.

Rivera y Ciudadanos han empezado a ponerse las pilas. La formación naranja ha permanecido a la expectativa con los primeros pasos de Sánchez y no se ha prestado a hacer demasiado ruido. Ciudadanos era consciente de que el PSOE tenía el foco con los nuevos ministros y que la operación de rescate del barco Aquarius ha sido también un golpe de efecto, que la formación naranja comparte y apoya. Pero los problemas para el nuevo Ejecutivo, con la dimisión de Maxim Huerta como ministro de Cultura apenas seis días después de tomar posesión, han puesto punto y final a la luna de miel del llamado ahora Consejo de Gobierno.

No estamos descolocados

No han sido semanas fáciles en Ciudadanos. La llegada de Sánchez a la Moncloa y el proceso de renovación en el PP han dado un giro de 180 grados al escenario político. El partido está reordenando las piezas. Y aseguran que ni están acabados ni descolocados. "Es más la opinión publicada con esto del descoloque, que la realidad", dice un alto cargo de la Ejecutiva naranja. "En las encuestas seguimos bien y estoy convencido de que con este Gobierno y los aliados que tiene tenemos una buena oportunidad".

Después de una semana prácticamente alejado de los medios, Rivera ha reaparecido con nuevos proyectos. El líder de Ciudadanos presentará este jueves una ley de Conciliación, Igualdad y Apoyo a las Familias. Ciudadanos ha desvelado algunas medidas de esta iniciativa, como la ampliación e igualdad de los permisos de maternidad y paternidad hasta las 17 semanas respectivamente -34 semanas en total-. También se prevé una bonificación del 100% en las cuotas a la Seguridad Social para las trabajadoras y trabajadores que estén en uso de su permiso por maternidad o paternidad, e igualmente a los autónomos que estén en esa situación.

Rivera ha desempolvado también su proyecto de ley para la gestación subrogada. El debate se lo ha servido la flamante vicepresidenta y ministra de Igualdad, Carmen Calvo, que criticó los llamados "vientres de alquiler" en una entrevista a El País. Rivera pidió a Calvo que se disculpase y se ha producido un cierto movimiento del colectivo gay en defensa de la gestación subrogada. Fuentes de Ciudadanos sugieren que el proyecto de ley, que lleva meses varado en el Congreso, puede resucitar y debatirse en el Congreso en la segunda mitad del año. Dependerá de las circunstancias si se retrasa todavía más.

La gestación subrogada tendrá su propio espacio en el segundo acto de la plataforma España Ciudadana, que se celebrar el sábado en Málaga. Además de la presencia confirmada de Rivera y el Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, Ciudadanos ha anunciado la participación de Quique Sarasola. El empresario es una de las personas que más se ha significado en esta forma de reproducción asistida. Él mismo tiene dos hijos concebidos con esta técnica.

Al mismo tiempo, Ciudadanos sigue sin renunciar a pedir elecciones anticipadas lo antes posible. La dimisión de Huerta ha sido un motivo exprimido por Rivera para poner de manifiesto la debilidad de Sánchez. El otro frente es Cataluña, donde Ciudadanos acusa al PSOE de pastelear con el separatismo.

Arrimadas gana presencia

Una de las novedades, al menos en estas últimas semanas, es la mayor presencia mediática de la líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas. Hay varios motivos que explican esta estrategia. Arrimadas es una de las políticas mejor valoradas por los españoles. Y formalmente es la portavoz nacional de Ciudadanos, aunque el papel lo ejerce de forma intermitente. Sus intervenciones durante los primeros pasos del Gobierno han protegido a Rivera. Un ejemplo ha sido el caso del ministro de Cultura. La primera valoración sobre la condena por defraudar a Hacienda que le ha costado el cargo a Huerta la ha hecho ella en Barcelona, y no un portavoz en Madrid.

Pero sobre todas las cosas, Arrimadas es la voz del partido en Cataluña. Y es uno de los frentes en los que Ciudadanos seguirá presionando al Gobierno. El partido ha renunciado de momento a insistir con la vía de otro 155, ahora sin demasiado eco. Pero Arrimadas y Rivera sostienen que hay una agenda oculta de Sánchez con los nacionalistas. La dirigente del partido naranja se ha negado a reunirse con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, hasta que retire los símbolos a favor de los políticos encarcelados por el golpe separatista del año pasado de los edificios oficiales.

Arrimadas también ha rechazado la música de reforma constitucional o recuperación del Estatut que llega desde el Gobierno socialista. "A los nacionalistas no les interesa reformar España", ha dicho. "Sería una reforma sólo para contentar a Torra". 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba