Política

Rivera lleva el 155 al Congreso para romper el PSOE

Ciudadanos fuerza en votación con la que intenta aflorar las crecientes divisiones entre Sánchez y sus barones por la política del Gobierno en Cataluña

Albert Rivera.
Albert Rivera. EFE

Albert Rivera sigue apretando al Gobierno por su política en Cataluña. El líder de Ciudadanos ha presentado una proposición no de ley para que el Congreso vote la activación de un nuevo 155. La propuesta intenta aflorar las crecientes divisiones entre el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y sus principales barones autonómicos por la política de apaciguamiento con el separatismo. 

"Es preciso condenar sin tibiezas ni titubeos la violencia a la que abocan los comandos separatistas, que alienta el Gobierno de Cataluña y que minimiza el Gobierno de España", dice el texto que ha registrado el partido naranja en el Parlamento. 

Los incidentes violentos en el primer aniversario del 1-O han sido un golpe para el independentismo. Pero también para Sánchez y el Gobierno socialista. La única voz del Ejecutivo que se escuchó en una jornada muy complicada en Cataluña fue la del ministro de Fomento, José Luis Ábalos. Su declaración fue para decir que lo que estaba ocurriendo era "asumible". Es cierto que su rueda de prensa fue por la mañana y los altercados más graves sucedieron a última hora de la noche. En plena batalla campal en el Parlament, Sánchez publicó un tuit en el que celebraba la activación del "modo electoral" en el PSOE.

El discurso que no hizo Sánchez

Ciudadanos ha contraatacado con una propuesta que pretende poner al socialismo entre la espada y la pared. La votación se producirá probablemente después del puente del 12 de octubre. Rivera, decía su equipo, ha hecho el discurso que Sánchez no hizo el día anterior. El líder naranja ha tenido palabras de ánimo para los catalanes no separatistas, funcionarios, trabajadores, jueces y policías afectados. Pero, además de eso, ha planteado una proposición no de ley en la que insta al Gobierno a enviar un requerimiento al presidente de la Generalitat, Quim Torra, para que cumpla la Constitución o, si no, aplique el 155 en Cataluña.

"Estamos ante una ausencia del Estado en una parte del Estado", ha dicho Rivera. "Torra está inhabilitado políticamente para ser presidente de la Generalitat. Un señor que llama a la violencia no puede ser presidente de una comunidad autónoma".  

Rivera es consciente de que son cada vez más las voces del PSOE, en público y en privado, que cuestionan la laxitud del Gobierno con el independentismo. Ciudadanos espera calentar lo suficiente el debate como para hacer evidentes esas divisiones. El silencio del Gobierno en relación a la violencia del 1-O contrastó con la contundente condena de los incidentes que hizo la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, en las redes sociales. El presidente de Aragón, Javier Lambán, dijo que la imagen que Cataluña está dando al mundo le produce "vergüenza" y que la situación no está mejor que hace un año.

Los presidentes de Extremadura y Castilla La Mancha, Guillermo Fernández Vara y Emiliano García Page, también sienten la presión en casa por los gestos de Sánchez. El acuerdo para el pago de 1.500 millones de la deuda catalana ha generado un enorme malestar entre los barones, que han hecho de los reclamos de mejor financiación uno de los ejes de su acción de Gobierno con Mariano Rajoy en la Moncloa. Ahora con Sánchez, se ven maniatados en sus reivindicaciones.

Además de la activación del 155, la proposición no de ley de Ciudadanos incluye una condena explícita a la violencia en el primer aniversario del 1-O, una condena explícita de las palabras de Torra en apoyo de los Comités de Defensa de la República (CDR) y un reconocimiento a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

A pesar de la evidente tensión en el seno del PSOE, no se espera que nadie rompa la disciplina de voto si la dirección del Grupo ordena votar en contra de la iniciativa de Ciudadanos o no se negocia un texto alternativo. Fuentes del PSOE admiten a Vozpópuli que el límite de esa disciplina para los diputados de estas comunidades es la defensa de la "unidad de España". 

Cataluña como 'La ola'

Por su parte, varios diputados naranjas comparan en privado lo que está ocurriendo en Cataluña con La ola (2008). Esta película alemana cuenta un proyecto de autocracia en un aula. El profesor acaba perdiendo el control de sus alumnos y la situación. El texto de la proposición asegura que "el Estado lleva desaparecido en Cataluña demasiado tiempo". 

"A la vista de que las circunstancias evidencian una innegable escalada de tensión en Cataluña, ha llegado el momento de admitir que sólo la imposición de la legalidad y el refuerzo del Estado de Derecho y de la democracia en Cataluña podrán impedir que la ilegalidad y el caos se impongan, la convivencia peligre de manera irreparable y que la solución al conflicto catalán se dilate durante años", dice.

"La única manera de solucionar el conflicto catalán pasa por recuperar la presencia del Estado en Cataluña, retirando la ocupación partidista de las instituciones públicas catalanas y asegurando, de una vez por todas, que no se impone el relato separatista por encima de todos los demás", añade.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba