Política

Rivera diseña una Ejecutiva de Ciudadanos a su medida con 22 caras nuevas

Mesquida, Bauzá y Garrido entran en un Comité Ejecutivo que tendrá 50 miembros. El líder de Cs cesa a cinco dirigentes, dos de ellos críticos, y cierra cualquier acercamiento a Sánchez. Lorena Roldán asume galones al sustituir a Inés Arrimadas como portavoz del partido

Albert Rivera.
Albert Rivera.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, anunció hoy la incorporación de 22 nuevas caras a la Ejecutiva Nacional, entre ellos tres de los independientes que procedían del PP y PSOE -Joan Mesquida, José Ramón Bauzá y Ángel Garrido-, así como el cese de cinco dirigentes "leales" al proyecto de Cs: Matías Alonso, Antonio Espinosa, Fernando Maura, Orlena de Miguel y Raquel Morales.

Los dos primeros cesados son históricos del partido naranja -Alonso llegó a ser secretario general antes de la llegada de José Manuel Villegas-, mientras que Maura y De Miguel se les encuadró en junio en el grupo de los llamados críticos tras la votación del llamado 'informe Garicano' para acercarse a Pedro Sánchez ya que Maura votó a favor y De Miguel se abstuvo.

Además, eran los únicos miembros de la Ejecutiva que se habían quedado sin ningún cargo de representación parlamentaria después de las últimas elecciones de abril y mayo. Morales, por su parte, entró en la Ejecutiva de la mano del andaluz Juan Marín y dirigía hasta el área de Infancia y Menores dentro del partido.

Las 22 nuevas incorporaciones de Rivera a la Ejecutiva son las siguientes: la candidata naranja a la Generalitat catalana, Lorena Roldán, Daniel Pérez (también independiente hasta hace unos días y que fue candidato al Gobierno de Aragón), Joan Mesquida, Edmundo Bal, la abogada y activista gitana Sara Giménez, Javier Imbroda (actual consejero andaluz de Educación y Deportes), Ángel Garrido (expresidente popular de la Comunidad de Madrid y actual diputado autonómico con Cs), María Muñoz, Guillermo Díaz, el eurodiputado y expresidente popular de Baleares José Ramón Bauzá, Marina Bravo, Adrián Vázquez, Bea Pino, Ruth Goñi, Ignacio Cuesta, María Luz Guillarte, Gemma Villarroel, Isabel Franco, César Zafra, Ana Martínez Vidal, Carmen Picazo y Joan García.

Rivera presentó las nuevas incorporaciones de tres tipos. Aquellos que han ido creciendo dentro del partido, caso de Lorena Roldán, que sustituirá a Inés Arrimadas como portavoz de la Ejecutiva, o el madrileño César Zafra, mano derecha de Ignacio Aguado. El segundo grupo es el de los independientes que "ahora son más de Ciudadanos" que el propio Rivera, quien puso de ejemplo a Bal, Giménez, Pérez e Imbroda.

El último de los grupos es el de las personas que en el pasado "han colaborado en otros proyectos políticos" y que refuerzan "la casa común del constitucionalismo" como son los casos de Mesquida, Bauzá, Garrido y "gente que va a seguir viniendo a este proyecto", auguró Rivera.

"Todos a una"

Sobre los cinco ceses, el presidente naranja dejó claro que en el partido "no se deja a nadie atrás" y que no es un adiós ya que las personas que salen de la Ejecutiva seguirán trabajado para que el partido siga creciendo, pero con otras tareas.

Eso sí, advirtió que los 50 miembros de la nueva Ejecutiva remarán en la misma dirección, lo que deja poco espacio para la disidencia. "Con todo el equipo de la nueva Ejecutiva vamos a remar en la misma dirección. En este partido siempre, mientras yo sea presidente, habrá democracia pero también, mientras yo sea presidente, trabajaremos todos a una para que el Gobierno de España sea naranja", afirmó Rivera.

El presidente de Cs justificó el hecho de ampliar la Ejecutiva, que algunos han visto como un intento de diluir a las voces críticas tras la grave crisis interna, porque es el momento "de pararse, de reorganizarse, de coger músculo y crecer.".

Respecto a la situación política, Rivera dejó claro que Ciudadanos tiene que "desmontar el plan Sánchez" de seguir en la Moncloa. "Han topado con una piedra en el camino que se llama Ciudadanos", avisó de antemano. "En estos momentos de incertidumbre y hartazgo, hay una luz al final del túnel de esta legislatura, una luz naranja, potente, limpia, que alumbra un futuro distinto para España".

"Algunos están nerviosos"

Rivera quiso insuflar ánimo entre los suyos advirtiéndoles que ahora, "más que nunca", hay que "apretar y darse la mano" cuando arrecian las críticas contra el partido por su posición en el Congreso, incluso hasta en editoriales del 'Financial Times'. "Algunos, estos días, apuntan a Ciudadanos y ¿sabéis por qué? Porque somos el proyecto de futuro, porque saben que no nos pueden achacar corrupción, porque saben que somos gente moderada y liberal, porque saben que en el centro hay mucha más gente que en los extremos. Por eso, algunos están nerviosos", resumió.

Al hilo de ello, el líder de Cs echó mano de la expresión "ciudadanitis" que Arrimadas utilizó en el último debate de investidura. "De cada tres palabras que salían de Pedro Sánchez, dos eran contra Ciudadanos. Eso es la ciudadanitis: no parar de pensar en el elefante naranja", concluyó.

Más fuertes, con más experiencia.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba