Política

Rivera asegura que Macron le ha felicitado por los pactos en España

La formación naranja recibió garantías de la Presidencia francesa de que no se repetirán las acusaciones de la secretaria de Estado para la UE, quien actuó "al dictado" de la defenestrada Loiseau, pero desde El Elíseo se mantiene la presión

Emmanuel Macron.
Emmanuel Macron. EFE

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, dió por cerrada la crisis con En Marche, su partido homólogo en Francia, con un encuentro en Bruselas con su homólogo liberal galo, Stanislas Guerini, después de que El Elíseo comunicase a la formación naranja que en el futuro no se repetirán las acusaciones de miembros del Gobierno de Emmanuel Macron, según fuentes del partido consultadas por Vozpópuli.

El propio Rivera habló esta mañana desde Bruselas en este sentido, al resaltar que desde París se les ha felicitado por los pactos que se han ido cerrando en los últimos días en ayuntamientos y comunidades autónomas. "Apoyan nuestros pactos y nos han felicitado tanto en Andalucía como en los acuerdos conseguidos", indicó antes de reunirse con el nuevo presidente del grupo liberal Renew Europe, Dacian Ciolos. Sin embargo, fuentes de la Presidencia gala negaron dichas felicitaciones.

Las tiranteces entre ambos partidos empezaron hace una semana cuando la líder de En Marche en el Parlamento Europeo, Nathalie Loiseau, lanzó una andanada contra Ciudadanos por llegar a acuerdos de gobierno con Vox, al tiempo que sugirió que la formación naranja podría salir de la Alianza de Liberales y Demócratas Europeos (ALDE), que se acaba de transformar en Renovar Europa (RE).

Desde Ciudadanos se vio la pataleta de Loiseau como un desaire por haber tumbado en la víspera su candidatura a presidir el grupo liberal en el Parlamento Europeo, después de que la cabeza de cartel de En Marche se viera obligada a retirar su candidatura al conocerse unas declaraciones suyas en el diario belga Le Soir donde lanzaba críticas contra sus compañeros, en especial contra Guy Verhofstadt.

Cese fulminante

La salida de tono de Loiseau tuvo una consecuencia inmediata. Desde París se la destituyó como jefa de la delegación liberal francesa y pasó a ser una eurodiputada rasa más, según adelantó en exclusiva Vozpópuli. En la sede de Ciudadanos se dieron por satisfechos, pero a los dos días llegó otro torpedo desde París y en esta ocasión, de una miembro del Ejecutivo de Macron.

La secretaria de Estado para Asuntos Europeos, Amélie de Montchalin, indicó que su partido iba a pedir explicaciones a los europarlamentarios de Ciudadanos por su relación con Vox en las negociaciones para la formación de los ayuntamientos en España y de los futuros Ejecutivos regionales.

De hecho, propuso que los integrantes del grupo liberal en la Eurocámara rubriquen una "carta de valores comunes" en la que no cabrían alianzas ni negociaciones con partidos de extrema derecha. "Nos gustaría que en nuestra carta de valores comunes se diga con claridad que no apoyamos alianzas con personas que son antiinmigrantes, a veces neofranquistas, que son los partidos de extrema derecha españoles", señaló en una radio francesa en la que recordó el cordón sanitario existente en Francia respecto a partidos como el antiguo Frente Nacional de Marine Le Pen (renombrado ahora como Reagrupamiento Nacional). 

"No transigiremos con la idea de que cuando uno está en un grupo proeuropeo, no se trabaja con la extrema derecha. Vamos a pedir a los eurodiputados de Ciudadanos que aclaren su situación respecto a su partido", avisó luego Montchalin en la red social Twitter. 

El incendio se saldó con una llamada de El Elíseo a la sede nacional de Ciudadanos en la que el equipo de Macron se comprometió a no inmiscuirse en el futuro en los asuntos de la formación naranja tras confesar que la secretaria de Estado de Asuntos Europeos había actuado por libre. Las citadas fuentes recuerdan que Montchalin llegó a ese puesto tras la salida de Loiseau para presentarse a los comicios europeas, por lo que la primera habló "al dictado" de la defenestrada Loiseau.

PNV pierde su vicepresidencia

Al hilo de todo ello, el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, destacó este jueves que el partido mantiene una buena sintonía con Macron y muestra de ello es el acuerdo alcanzado dentro de Renovar Europa para que el PNV perdiese la vicepresidencia.

En declaraciones en Antena3, recogidas por Europa Press, Villegas negó que la relación de Ciudadanos con el partido de Macron se haya resentido tras la crisis vivida en Barcelona a raíz de la ruptura con Manuel Valls, después éste apoyara la investidura de Ada Colau.

"Se dicen muchas cosas pero los hechos es que, gracias a ese pacto, se han sacado adelante esos cargos en el grupo liberal", declaró Villegas sobre el buen clima existente entre ambas formaciones. Es más, subrayó el caso del PNV, que tenía una vicepresidencia desde hace diez años y ahora se ha quedado sin ella. Además, Luis Garicano ocupará una vicepresidencia de carácter económica dentro RE.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba