Congreso de los Diputados

Arrimadas pide a Santamaría mejor financiación y más infraestructuras para Cataluña

La vicepresidenta del Gobierno y la líder de Ciudadanos en Cataluña se reúnen durante hora y media en el Congreso. Arrimadas asegura que no han hablado de cómo evitar el referéndum secesionista, sino de "medidas concretas" que a su juicio necesita su comunidad: un nuevo sistema de financiación, el impulso del corredor mediterráneo o más inversión en carreteras. Moncloa remarca que la consulta no se celebrará.

Inés Arrimadas y Soraya Sáenz de Santamaría.
Inés Arrimadas y Soraya Sáenz de Santamaría. EFE

"El grueso de esta reunión no ha sido hablar del referéndum". La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y la líder de Ciudadanos en Cataluña y portavoz nacional de este partido, Inés Arrimadas, se han reunido este miércoles en el Congreso por espacio de más de una hora pero no han abordado el referéndum independentista que la Generalitat planea organizar este año ni el modo en que se tratará de desactivar desde el Estado. Según ha explicado Arrimadas al concluir, solo han tratado de "medidas" y "servicios" que necesita Cataluña y de los acuerdos que salieron de la Conferencia de Presidentes, a la que no acudió Carles Puigdemont.

La portavoz de la formación naranja ha puesto dos demandas sobre la mesa: un nuevo sistema de financiación autonómica -que el Gobierno ya está negociando con las comunidades- "para garantizar el Estado del Bienestar" y más inversión en infraestructuras para su región. Concretamente, ha citado tres "prioridades": impulsar el corredor mediterráneo, mejorar la red de Cercanías y aumentar la inversión en "carreteras".

"La irresponsabilidad del señor Puigdemont no puede dejar aislados a millones de catalanes", ha argumentado la número tres de Albert Rivera. A su entender, en la Conferencia de Presidentes se tocaron "temas de enorme calado" y su región necesita un interlocutor en esas negociaciones. Además, alguien tiene que trasladar al Ejecutivo las "mejoras" que requiere Cataluña para garantizar los "servicios básicos".

Los planes secesionistas de la Generalitat, que podrían incluir un adelanto del referéndum para antes del verano, no estaban en el orden del día pese a que el Gobierno ha filtrado hoy que tiene preparada una respuesta al milímetro para tumbar esas pretensiones. "El referéndum en Cataluña no se va a celebrar", ha garantizado el secretario de Estado de Administraciones Territoriales, Roberto Bermúdez de Castro, encargado de dar la versión de Moncloa tras la cita.

Moncloa garantiza que "no habrá referéndum": "A cada paso que se dé en contra de la legalidad vigente, el Gobierno dará otro paso para cumplir con la legalidad vigente"

Bermúdez de Castro no ha querido entrar en detalles y se ha limitado a asegurar una y otra vez que la consulta de autodeterminación no tendrá lugar porque es "ilegal". Preguntado por el hecho de que el Gobierno dijo lo mismo en 2014 y finalmente la consulta del 9-N se celebró, el secretario de Estado ha dicho que aquello "no se puede llamar referéndum".

"A cada paso que se dé en contra de la legalidad vigente, pues el Gobierno de España dará otro paso para cumplir con la legalidad vigente", ha advertido. Moncloa no ofrece más concreciones porque no sabe "qué van a hacer" los independentistas: "Seremos proporcionales a sus decisiones".

"Concretar" la 'operación diálogo'

"Apostamos por el diálogo entre el Gobierno de España y el Gobierno de la Generalitat", había indicado minutos antes Arrimadas. Uno de sus objetivos en la entrevista era "concretar" la operación diálogo lanzada por Santamaría, que de momento no ha arrojado resultado alguno porque Puigdemont solo quiere negociar el referéndum. Ciudadanos cree que hay que hacer propuestas concretas como las hoy reivindicadas por su portavoz.

Sobre el nuevo sistema de financiación, consideran que "nunca puede traer de nuevo una lucha territorial", sino perseguir el objetivo de que "todos los ciudadanos tengan sanidad, educación, servicios sociales o dependencia" asegurados: "No puede ser que el resto de comunidades estén debatiendo sobre el modelo y que los catalanes no estemos representados".

"Queremos mejores conexiones para los catalanes, mejor movilidad", ha continuado al explicar las infraestructuras que a su modo de ver cabe mejorar o impulsar. El desarrollo de esas medidas es "competencia del Estado", ha continuado, no de la Generalitat, y Ciudadanos quiere que se impulsen al margen del debate identitario. "Nosotros no queremos independencias", "Cataluña no necesita un Brexit", "venimos con propuestas sensatas", "con ganas de trabajar y de colaborar", ha argumentado.

Arrimadas reclama mayores inversiones del Estado en su región: "Queremos mejores conexiones para los catalanes, mejor movilidad"

Arrimadas ha querido presentarse como una "líder de la oposición que quiere garantizar la igualdad de todos los españoles", convencida de que en Cataluña puede abrirse paso "una alternativa política que trabaje desde el sentido común", pensando en "todos los catalanes" y tratando sus problemas sin echar la culpa de los mismos al "resto de españoles". "Mientras otros vienen aquí a hablar de desconexión", ha concluido, ella propone reformas "concretas".

Preguntada por la posibilidad de que Puigdemont convoque y organice el referéndum secesionista, ha señalado que ella no sabe "si va a haber un nuevo 9-N o no" y por tanto no hay que entrar en esos futuribles sino plantearse "cómo evitarlo", cómo hacer que la Generalitat no acabe cumpliendo lo que lleva meses asegurando que hará. A su entender, estamos en un "periodo muy inicial" del proceso de desconexión e iniciativas como su recurso a la partida oculta en los Presupuestos -que presumiblemente servirá para financiar la consulta- pueden neutralizarlo.

La reunión se ha producido a petición de Arrimadas, que quiere llenar así el 'vacío' institucional dejado por el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. El líder independentista no acudió a la Conferencia de Presidentes que el Gobierno celebró junto a los barones autonómicos el 17 de enero en el Senado y se niega a abrir una negociación que excluya del orden del día la consulta secesionista. Arrimadas cree que esta actitud es una dejación de funciones por parte de Puigdemont, al no dar "voz" a los catalanes en los temas que están negociando Estado y autonomías -nuevo sistema de financiación, pacto educativo, desarrollo reglamentario del bono social, unidad de mercado, respuesta al reto demográfico, etc-.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba