Sociedad De Reino Unido a Alemania: así combaten otros países europeos sus 'manadas'

Reino Unido, Irlanda, Bélgica, Chipre, Luxemburgo y Alemania tienen definiciones de violación basadas en el consentimiento. Tras la sentencia que condena a 'La Manada', ¿se sumará España a la lista?

La Audiencia de Navarra ha condenado a los cinco miembros de La Manada a nueve años de prisión por un delito de abuso sexual continuado con prevalimiento.
La Audiencia de Navarra ha condenado a los cinco miembros de La Manada a nueve años de prisión por un delito de abuso sexual continuado con prevalimiento. Efe

El revuelo causado por la sentencia judicial que condena a los cinco sevillanos conocidos como 'La Manada' a nueve años de cárcel por abusos sexuales en los sanfermines de 2016 no es ajeno a otros países europeos donde, tras producirse casos similares, donde no hay consentimiento a la hora de practicar sexo por parte de la denunciante, se han visto abocados a modificar el Código Penal.

Según cifras de Amnistía Internacional, sólo nueve de los 33 países europeos reconocen que el sexo sin consentimiento es violación, contando por separado las tres jurisdicciones de Reino Unido. Es decir, solo Inglaterra y Gales, Escocia, Irlanda del Norte y la República de Irlanda, así como Bélgica, Chipre, Luxemburgo y Alemania tienen definiciones basadas en el consentimiento.

En el caso alemán, el cambio en la ley se aprobó a mediados de 2016, tan solo dos años atrás. Tras meses de tensión, el Bundestag dio luz verde por unanimidad (601 síes de los 601 votos emitidos) a la reforma del artículo 177 del Código Penal, que suponía rebajar los requisitos para cometer una agresión sexual o violación, o lo que es lo mismo, aprobaron el endurecimiento legal con el que pretendían asegurar que ninguna agresión de este tipo quedase impune.

'Nein heisst Nein'

Antes de llegar a este contexto hubo 'lobos solitarios' y 'manadas' que quedaron absueltos. En 2012, una mujer fue obligada por su marido a mantener relaciones sexuales pese a que ella se habría negado. No gritó para no despertar a sus hijos y, la falta de resistencia física, llevó al Tribunal Federal de Justicia a considerar que el hombre no había cometido ningún delito. El debate estaba sobre la mesa, pero no fue hasta el 31 de diciembre de 2015, durante las celebraciones de víspera de Año Nuevo, cuando Alemania se lanzó a las calles a gritar Nein heisst Nein, su particular 'No es no'.

Tras meses de tensión, el Bundestag dio luz verde por unanimidada la reforma del artículo 177 del Código Penal

La ciudad de Colonia, una de las más animadas del país y reconocida mundialmente por su Carnaval, se vio sacudida por un terremoto de casos de agresión sexual, robos y, al menos, dos violaciones. Había que frenarlo. Pero no fue hasta el mes de julio del año siguiente cuando se dio un paso más. Hoy, el artículo 177, que tipifica lo que se considera violación, incluye como punible el hecho de que una mujer no consienta tener relaciones sexuales y pueda reconocerse que ha sido forzada.

El caso sueco

En Suecia aún no existe una ley similar, pero tras el revuelo causado por el final de un juicio en el que se acusaba a cinco personas de violación colectiva en un edificio de un suburbio de Estocolmo, se está trabajando para lograrla. Los involucrados admitieron haber tenido sexo con la supuesta víctima, pero alegaron que fue consentido. Aunque en la ropa de la mujer se encontraron restos de esperma de tres de los acusados y de otros hombres no identificados, según el tribunal, no se pudo determinar "cuándo o dónde tuvieron lugar los actos sexuales y si hubo coacción".

Las autoridades suecas han anunciado una ley que busca endurecer las penas por los abusos sexuales"

Así, las autoridades suecas han anunciado una ley que busca endurecer las penas por los abusos sexuales. La ley actual del país nórdico define la violación como el sexo forzado a través de violencia o amenazas o aprovechando la situación de vulnerabilidad de la víctima, pero con la reforma, que podría estar aprobada para el verano, el sexo que no cuente con consentimiento activo sería ilegal.

De acuerdo a la investigadora de Amnistía Internacional Anna Blus, los restantes países europeos [los que no son Reino Unido, Irlanda, Bélgica, Chipre, Luxemburgo y Alemania] están muy rezagados. "Sus leyes penales siguen definiendo la violación en función de la fuerza física o la amenaza de la fuerza, la coacción o la incapacidad para defenderse", explica en su último artículo, publicado pocos días antes de conocerse la sentencia del 'caso Manada'.

Italia: "No gritó"

Ejemplo reciente de ello, además de España, ha sido Italia. En marzo del año pasado, un tribunal de Turín absolvió a un hombre acusado de violación porque la denunciante había dicho "¡Ya basta!", pero no mostró "emotividad" "ni gritó". "Cuando escuché que lo absolvían, fue como haber sufrido la violación por segunda vez. Estuve en mi casa llorando cinco días. Me sentí vacía. Ahora lo que más me duele es no haber sido entendida por esos jueces", contó la víctima al diario Corriere della Sera tras escuchar la sentencia.

Corría 1999 cuando el Supremo italiano dictaminaba que el abuso sexual de una mujer que vista pantalones vaqueros no era un delito de violación. Los jueces del Supremo basaban su sentencia en que para quitarse esta prenda, se necesitaba la colaboración de quien la llevaba. Lo que hoy resulta aberrante fue defendido 20 años atrás. En el caso de España, es la denunciante de la 'Manada' quien ha puesto el debate sobre la mesa. Un día después de conocerse la sentencia contra los acusados, España ya ha abierto el cauce a revisar los delitos sexuales en el Código Penal.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba