Conferencia de Presidentes Gobierno y autonomías negociarán el nuevo modelo de financiación sin Cataluña

La Conferencia de Presidentes acuerda crear una mesa de trabajo para cerrar este año el nuevo sistema de financiación autonómica. Rajoy garantiza que el debate se desarrollará aunque Puigdemont siga sin sumarse al diálogo y le pide que rectifique: "La invitación está abierta".

Mariano Rajoy.
Mariano Rajoy. EFE

Gobierno y comunidades autónomas comenzarán a negociar en un mes el nuevo sistema de financiación autonómica, reforma que lleva pendiente desde 2014 y que el Ejecutivo quiere cerrar antes de que acabe este año. El debate se abordará aunque Cataluña, la segunda comunidad más poblada de España y la que aporta un 19% del PIB nacional, no se sume. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no esperará más y quiere que en los Presupuestos de 2018 se trabaje ya con ese nuevo modelo. Carles Puigdemont "tiene abierta la puerta" para participar, pero si no lo hace la reforma seguirá adelante de igual modo.

Así lo ha decidido la Conferencia de Presidentes celebrada este martes en el Senado, a la que no han asistido ni Puigdemont ni el lehendakari vasco, Íñigo Urkullu. El Gobierno central y las autonomías que lo deseen constituirán en el plazo de cuatro semanas una mesa de expertos para tratar el asunto, una de las grandes prioridades que se fijó Rajoy en su discurso de investidura. Cada región tendrá derecho a designar un técnico, excepción hecha del País Vasco, que no se financia por el régimen común. 

Puigdemont podrá nombrar "un experto cuando quiera", ha dicho el presidente: "hoy", "a la mitad" de la negociación o cuando las conversaciones lleguen "al final". "Lo que no podemos hacer es parar un tema que importa a todo el mundo" porque un Ejecutivo autonómico decida boicotearlo, ha argumentado un Rajoy que confía en que al final la Generalitat rectifique: "la cordura y el sentido común se van a imponer". El Gobierno catalán ha emitido señales contradictorias al respecto: por un lado, ha rechazado participar en la mesa de negociación; por otro, ha dicho que no se va a "desentender de los avances" que allí puedan darse.

Menos optimistas se han mostrado otras fuentes presentes en la reunión. "Dudo mucho que Cataluña vaya a enviar a alguien, tal y como está ahora el asunto lo veo casi imposible", expresaba un barón socialista al término de la cita. Parecido recelo mostraban desde la Junta de Andalucía, cuya presidenta ha pedido que se aborde un proceso de "armonización fiscal" para que autonomías como Madrid no articulen un sistema impositivo tan diferenciado del resto. Varios presidentes del PSOE lo consideran "competencia desleal". Rajoy ha concedido debatir sobre ello, sin más concreciones. "No tengo pensado subir los impuestos", ha apuntado la presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, respecto al tema que más fricciones ha provocado entre los barones.

Cumbre bilateral

Además, el jefe del Ejecutivo se ha mostrado dispuesto a reunirse personalmente con Puigdemont, tal y como éste le pidió por carta el lunes. "Si quiere verme, yo lo veré", ha señalado, aunque no para negociar el referéndum o para otorgar a Cataluña un estatus diferenciado respecto al resto de regiones: "Una cosa es que hablemos y otra cosa es que haya unas decisiones para unos y otras totalmente diferentes para otros". El presidente de la Generalitat demanda una relación "bilateral" con el Estado y por eso rechazó a acudir a la cumbre organizada por Moncloa junto al resto de autonomías.

Al margen del acuerdo para lanzar la reforma de la financiación -que requiere un entendimiento entre comunidades y Gobierno, pero también entre las fuerzas parlamentarias en el Congreso- la VI Conferencia de Presidentes ha resuelto priorizar la respuesta a los retos demográficos. Era uno de los asuntos previstos en el orden del día y numerosos presidentes lo han puesto sobre la mesa, así como el Gabinete central.

El objetivo es articular una "estrategia nacional" sobre ello. Se creará un "grupo de trabajo" y se estudiarán medidas pensadas "en el medio y largo plazo" para responder a problemas como la "despoblación" de algunos territorios o la baja tasa de natalidad del país. Es un problema que "afecta a los servicios públicos", ha indicado Rajoy, a las "pensiones, sanidad o sistema educativo".

El presidente del Gobierno ha comparecido ante los medios tras las casi siete horas de reunión de la Conferencia, que ha calificado de "muy provechosa". La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, le han acompañado en una cita preparada al milímetro por Santamaría para lograr réditos palpables y cuantificables, al contrario que en ocasiones anteriores.

Los barones autonómicos presentes han ofrecido un "contenido instructivo" que Moncloa valora. En adelante, habrá una Conferencia de Presidentes al año -llevaba sin convocarse desde 2012- y una reunión "al menos" cada seis meses del equipo de seguimiento que se encargará de evaluar el cumplimiento de los acuerdos cerrados entre las administraciones. Preguntado por este viraje en busca del diálogo y el consenso, el jefe del Gabinete ha pedido "mirar hacia el futuro" y no hacia el pasado.

Ante los medios, Rajoy ha confirmado algunos datos avanzados a los presidentes regionales por la mañana: España recuperará en junio todo el PIB perdido durante la crisis -diez puntos-, pero los niveles de recaudación están aún lejos de ser los de 2007. Por ello, el objetivo es crear 400.000 empleos este año y llegar a los 20 millones de asalariados en 2020. Así se podrán alcanzar ingresos suficientes para garantizar el Estado del Bienestar, según Rajoy uno de los más completos del mundo.

La Conferencia de Presidentes ha alumbrado también otros entendimientos considerados por el jefe del Ejecutivo de menor entidad. Así, ha aprobado un reglamento para vertebrar el desarrollo de futuras ediciones de este órgano, crear un "consejo nacional de Protección Civil" para "ser más eficaz cuando ocurra algún problema grave" en el país, permitir la participación de las autonomías en el debate sobre el futuro pacto por la Educación, "avanzar en unidad de mercado" o unir fuerzas en la lucha contra la violencia de género.

Una "reunión muy constructiva", en palabras de Rajoy, donde no ha faltado quien pusiera sobre la mesa la reforma constitucional para dotar de más competencias al Senado o retocar el Título VIII. Sobre este último punto, que afecta al modelo territorial, el presidente pide "ser prudentes y tener los objetivos muy claros": Las decisiones sobre cambios en la Carta Magna "no se deben ni se pueden tomar a la ligera".

Acuerdos Conferencia Presidentes by Vozpopuli on Scribd



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba