La sucesión del PP

Rajoy entregó a Ana Pastor la presidencia del congreso del PP para evitar sus críticas a Santamaría

El aparato más próximo a la ex vicepresidenta intensifica la presión sobre los compromisarios ante la progresión ascendente de Casado

Imagen de archivo de Soraya Sáenz de Santamaría y Ana Pastor.
Imagen de archivo de Soraya Sáenz de Santamaría y Ana Pastor. EFE

La implicación de Mariano Rajoy en la recta final del congreso de su sucesión al frente del PP es cada vez más evidente. La última maniobra del ex presidente afecta a Ana Pastor, con la que mantiene una larga amistad personal. Según ha sabido Vozpópuli, Rajoy pidió a Pastor que evitase cualquier crítica a Soraya Sáenz de Santamaría, a pesar de que la presidenta del Congreso de los Diputados es probablemente una de las mayores enemigas, sino la mayor, de Sáenz de Santamaría dentro del PP.

Pastor ha cumplido a raja tabla el deseo de su amigo y mentor político. Rajoy, a su vez, ha avalado su nombramiento como presidenta del congreso extraordinario del partido, que se celebra el viernes y el sábado. Es otra manera además de comprar su silencio, si se permite la expresión. Su papel exige neutralidad a los aspirantes Sáenz de Santamaría y Pablo Casado.

Voto de calidad e impugnaciones

Sin embargo, la figura de Pastor puede ser relevante en caso de polémica. Como presidenta de la mesa que dirige el congreso, ordenará las intervenciones de los candidatos el sábado por la mañana y tendrá la capacidad de quitar y dar la palabra. Pastor tendrá voto de calidad en caso de empate en la mesa sobre algunas cuestiones de orden. Si hay impugnaciones durante la celebración del encuentro, también será responsable de darles curso y resolverlas.

Rajoy se ha implicado discretamente a favor de la candidatura de Sáenz de Santamaría. El ex presidente se ha mostrado muy molesto en privado con las críticas que el equipo de Casado ha vertido sobre la gestión de su Gobierno en la crisis catalana. El apoyo de José María Aznar a Casado ha provocado una guerra soterrada entre los dos ex presidentes del partido.

Casado y Sáenz de Santamaría cierran este jueves su campaña con sendos actos en Madrid. La sensación en los cuadros medios y altos del partido es que Casado ha tomado la delantera tras su alianza con María Dolores de Cospedal. Pero la realidad es que nadie se atreve a dar un pronóstico. Un cierto nerviosismo se ha instalado en el equipo de Sáenz de Santamaría tras las últimas cuentas de cada equipo. Los dos se atribuyen el respaldo de al menos el 60% de los casi 3.100 compromisarios que elegirán al nuevo presidente del PP.

Maillo presiona; Feijóo decide

El vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez Maillo, ha estado telefoneando a compromisarios de varias comunidades autónomas para sondear su disposición a votar a Sáenz de Santamaría. La tensión a 24 horas de que arranque el congreso es máxima. Martínez Maillo no respalda oficialmente a un candidato, pero se le vincula con la ex vicepresidenta.   

Otro de los líderes del PP que puede deshojar la margarita en las próximas horas es el presidente de la Xunta de Galicia. Alberto Núñez Feijóose ha mantenido neutral desde que declinó concurrir al proceso de sucesión de Rajoy, pero todo indica que se decantará por Casado. Los presidentes provinciales de La Coruña, Lugo y Pontevedra han anunciado su apoyo al vicesecretario de Comunicación en las redes sociales.  



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba