Política

Puigdemont busca un 'teléfono rojo' con Sánchez para sortear a los eurodiputados socialistas

El ex president de la Generalitat pretende sortear a los socialistas europeos a través del presidente del Gobierno y les insta a que hagan caso a su "jefe de filas"

Carles Puigdemont este lunes a su llegada a Estrasburgo.
Carles Puigdemont este lunes a su llegada a Estrasburgo. Efe

Los guiños de Pedro Sánchez al independentismo para sacar adelante su investidura han dejado a los socialistas europeos en tierra de nadie. Hasta ahora, PP, PSOE y Ciudadanos seguían una línea similar frente a las tesis separatistas en la Eurocámara, pero la llegada de Carles Puigdemont como eurodiputado de pleno derecho y necesaria abstención de ERC para facilitar la formación de Gobierno han situado a europarlamentarios socialistas en una situación complicada. ¿Se muestran duros como populares y naranjas o adoptan la actitud de diálogo que vende la coalición PSOE-Podemos desde España?

Consciente de que el nuevo Ejecutivo de Sánchez se ha podido consolidar gracias al apoyo de republicanos catalanes, el ex presidente de la Generalitat busca un teléfono rojo con Moncloa. Pretende sortear la alianza constitucionalista que aún pervive en Estrasburgo a través de Sánchez. Puigdemont no ha tenido reparo en instar a los socialistas a hacer caso "a su jefe de filas". 

"Estoy convencido de que los diputados socialistas harán caso a su jefe de filas que de forma solemne en su investidura prometió despolitizar la justicia y desjudicializar la política. El suplicatorio es consecuencia de la judicialización de la política, y por eso estoy seguro de que serán coherentes y no apoyaran esta judicialización", ha emplazado el político catalán este lunes desde Francia.

Desconcierto entre los eurodiputados

Fuentes del Parlamento Europeo aseguran que gran parte de los grupos parlamentarios no han entendido que el Gobierno de España se sostenga, entre otros factores, gracias al respaldo del partido de Oriol Junqueras, un viejo conocido de la Eurocámara, defensor del secesionismo y que actualmente permanece en la cárcel por sedición y malversación. "Con el tema de Cataluña hay mucho hartazgo, algunos ya se han perdido y no saben lo que está pasando ni les importa", comentan las mismas fuentes.

Puigdemont y Comín han tratado de aprovechar su primer día como eurodiputados para hacer el mayor ruido posible desde las instituciones. Una delegación encabezada por el inhabilitado Quim Torra se ha desplazado al Parlamento Europeo para mostrarle su apoyo. En torno a las 12.00 horas un centenar de personas, la mayoría de ellas jubiladas, aguardaban la llegada de los políticos catalanes en las inmediaciones de la Eurocámara.

Sassoli estaba advertido por PP, Psoe y Cs de la utilización que Puigdemont y Comín pudiesen hacer del Pleno

Una vez comenzado el Pleno, los ex dirigentes han mostrado un cartel pidiendo libertad para Junqueras, pero lo cierto es que la sesión de este lunes ha transcurrido sin mayor trascendencia. El presidente del PE, David Sassoli, algo ha tenido que ver en ello. El italiano ha dejado claro que no se iba a debatir ninguna cuestión fuera del orden del día: nada de hablar de Cataluña. Incluso un ujier les tuvo que llamar la atención para que no exhibiesen la pancarta desde el escaño.

Fuentes parlamentarias han asegurado a este diario que Sassoli estaba advertido de la utilización que Puigdemont y Comín pudiesen hacer del Pleno y que, a petición de populares, socialistas y Cs, ha optado por no darles pábulo.

Sin embargo, la inmunidad de ambos como europarlamentarios está en el aire desde que el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, remitiese al del Parlamento Europeo la solicitud de suplicatorio de suspensión de esta instada por el magistrado Pablo Llarena.

Levantar la inmunidad

Para levantar la inmunidad se requiere el visto bueno de la Comisión de Asuntos Jurídicos, pero también por parte del plenario. Fuentes de la Eurocámara aseguran que el PP, Ciudadanos y el PSOE podrían movilizar suficientes votos en sus grupos europeos para que se la quiten. Pero en las filas populares y en las de la formación naranja no se fían de lo que puedan hacer los diputados socialistas.

De hecho, la portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Dolors Montserrat, ha hecho un llamamiento al partido socialista "para que en Europa continuemos defendiendo la unidad de España y el Estado de derecho como hemos hecho hasta hoy". "Espero que no traicionen a los españoles en Europa como está haciendo Sánchez en España", insistió este lunes desde Estrasburgo.

Mientras tanto, Puigdemont trata de llevar a los socialistas a su terreno en virtud de los llamamientos al "diálogo" de Sánchez desde el Congreso. Y les pide que voten en contra del suplicatorio. El ex presidente de la Generalitat recuerda a Sánchez que se comprometió durante las negociaciones previas a su investidura a desjudicializar la política.

Le reclama "coherencia entre lo que se dice y lo que se hace". "Que haga en todo el ámbito donde el partido socialista tiene responsabilidades lo mismo que ha declarado en sede parlamentaria. Si dice que quiere desjudicializar la política tendrá una ocasión maravillosa para ponerlo en práctica", advierte.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba