Cataluña

Puigdemont reclama sus privilegios como expresidente

La ley del estatuto de los expresidentes establece que la Generalitat debe cubrir a cada expresidente los gastos de una oficina con tres trabajadores y un coche de representación con chófer y servicios de seguridad

Imagen de archivo de Joaquim Torra y Carles Puigdemont, en Berlín.
Imagen de archivo de Joaquim Torra y Carles Puigdemont, en Berlín. EFE

Carles Puigdemont quiere gozar de sus privilegios como expresidente. De todos, menos del sueldo, porque tiene nómina como diputado del Parlament. Es decir, quiere una oficina, servicios de seguridad y un coche con chófer. El líder de JxCat ha pedido al Govern de Quim Torra que le otorgue las prerrogativas que le corresponden por ley como exmandatario de la Generalitat.

Según ha informado Rac1 y han confirmado a Efe fuentes del Ejecutivo catalán, Puigdemont presentó el pasado 22 de junio un escrito al Govern pidiendo acogerse a las prerrogativas que establece la ley de expresidentes de la Generalitat.

Fuentes del Gobierno catalán han indicado que es el Departamento de Presidencia, dirigido por Elsa Artadi, quien está analizando la petición del expresidente catalán, quien, a diferencia de sus predecesores, vive fuera de España, actualmente en Alemania, a la espera de lo que dictamine la justicia germana sobre su extradición.

Oficina, seguridad y chófer

La ley del estatuto de los expresidentes establece que la Generalitat debe cubrir a cada expresidente los gastos de una oficina con tres trabajadores y un coche de representación con chófer y servicios de seguridad.

Además, la norma establece que éstos tienen derecho a una asignación mensual del 80 % de su retribución cuando eran presidentes -o del 60 % en caso de mayores de 65 años-, por un periodo equivalente a la mitad del tiempo que han estado en el cargo y, como mínimo, por una legislatura.

Pero la ley establece que la percepción de esa asignación como expresidente es incompatible con el ejercicio de un cargo público, razón por la cual Puigdemont no ha pedido la retribución porque es diputado autonómico.

Puigdemont fue destituido en aplicación del 155 a finales de octubre de 2017, cuando huyó a Bélgica, pero en ese momento no lo aceptó porque entendió que no podía cesar por este mecanismo.

Así, renunció entonces a las prerrogativas como expresidente de la Generalitat, criterio que ha modificado después de que se haya constituido el Govern de Quim Torra.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba