Política

Primeras trifulcas en el independentismo ante la torpeza de Torra

Primeras tensiones internas en el secesionista en la 'era Torra'. Trifulcas y nervios, reproches y acusaciones. La normalidad no les sienta bien

Quim Torra junto a Carles Puigdemont
Quim Torra junto a Carles Puigdemont EFE

"¿Y los exiliados?", preguntaba el exconsejero Lluís Puig, prófugo en Bruselas. La pregunta iba dirigida a Ómnium, la organización de movilización callejera del separatismo. No se habían acordado de los 'exiliados' en un tuit en recuerdo de los presos del 'procés''. Jordi Cuixart, exlíder de Ómnium, se encuentra en prisión procesado presunto delito de rebelión por el juez Llarena.Los 'exiliados' no tienen claro su futuro en la nueva etapa catalana. Son los 'extraterrestres' de esta historia, según confiesa un dirigente de ERC.

Carles Puigdemont cada día aparece más disminuido y olvidado. Torra no le obedeció cuando le dio instrucciones de no aparecer junto al Rey en la apertura de los Juegos Mediterráneos. El nuevo 'president' desconcierta a los suyos. Aplaude el himno nacional, apenas comparece ante los medios, desoye a Puigdemont, le cede todo el protagonismo a Elsa Artadi, portavoz del 'Govern' y se marcha a Washington a un cónclave folclórico, con Cataluña como invitado. Hace dos años fue el País Vasco el protagonista del cónclave, previo pago del detalle. Entonces, el lendakari no se trasladó en persona a estos actos, una especie de la feria del Campo del franquismo. Torra, a quien nadie recibe, se ha trasladado con una comitiva desmesurada para imprimir relevancia a su cargo. Más de un millón de euros ha costado la broma, dicen fuentes de la Generalitat.

La 'internacionalización' sigue siendo un aspecto obsesivo de los golpistas. Meritxell Serret, exconsejera de Agricultura y también procesada por el Supremo, acaba de ser nombrada delegada de la Generalitat en la capital belga, una forma de facilitarle un ingreso mensual mientras permanezca fuera de España. El Gobierno central parece que no va actuar contra esa designación.

Rendiciones y traiciones

Se sienten olvidados y, algunos, engañados. La nueva líder de la ANC, Elisenda Paluzie, ha evitado toda sutileza a la hora de cargar contra el 'Govern'. Una carretada de reproches de toda índole. "la independencia se proclamó pero no se ejecutó. Por tanto, es una derrota más que una victoria, porque los dirigentes decidieron no defender la República".

Torra no es referente de nada, nadie le ha votado, ni siquiera tiene partido. Puigdemont aparece en el lejano horizonte como una figura de burlesca, una pantomima

Paluzie está indignada con Torra y también con el propio Puigdemont. Piensa que se ha bajado la guardia, que se están arriando algunas banderas principales.

La épica de la república se desmorona. Clara Ponsatí, la exconsejera de Educación, huída en Escocia, lo declaraba abiertamente días atrás: "Esto era una jugada de póker e íbamos de farol". Los dirigentes se niegan a reconocer el desastre. Torra se mantiene en el discurso del 1-O en el que ya poca gente cree. En su próximo encuentro en Moncloa con Pedro Sánchezinsistirá en la autodeterminación y el referéndum. Con escasa vehemencia. El presidente del Gobierno hará compensaciones en otras vías, como el acercamiento de los presos, asunto primordial en la agenda.

Las tensiones en la familia separatista, ya sí. El desahogo victimista de Rajoy, va en aumento. Torra no es referente de nada, nadie le ha votado, ni siquiera tiene partido. Puigdemont aparece en el lejano horizonte como una figura de burlesca, una pantomima. El secesionsimo intentará recobrar el pulso perdido para la Diada de Septiembre, que empieza a diseñarse como una concentración más en defensa de los presos y del 1-O. Mientras tanto, las puyas y los reproches seguirán emergiendo.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba