Política

Podemos coge oxígeno en su lucha con el PSOE por el liderazgo de la izquierda

El partido de Iglesias sigue en cuarta posición en el CIS aunque recupera terreno (+0,6%) frente a un PSOE que cae 1,1 puntos y es desbancado del segundo puesto por Ciudadanos, al que ambos dirigen sus ataques

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el electo secretario general del  PSOE, Pedro Sánchez.
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, y el electo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. EFE

En Podemos acostumbran a decir que la única encuesta válida es la que ofrecen las urnas. Pero el resultado del barómetro del CIS publicado este martes ha conseguido insuflar algo de oxígeno a la formación morada, que repunta un 1,1% en la estimación de voto desde que comenzó el año y al que ya sólo separan 2,4 puntos del PSOE, en un sondeo con un margen de error de ± 2%. En enero les distanciaban 4,1 puntos y en octubre, 5,7.

El de la formación de Pablo Iglesias no es un crecimiento muy significativo, pero refleja la tendencia inversa a la del partido de Pedro Sánchez, que pasa al tercer puesto con su peor marca desde 2016. Los socialistas han sido desbancados de la segunda posición por un Ciudadanos que sigue creciendo hasta colocarse muy cerca del PP, también en mínimos históricos tras el escándalo del máster de Cristina Cifuentes

El sondeo conocido este martes no recoge los efectos de la grave crisis interna sufrida por el partido morado a raíz del adelanto de las primarias en Madrid con la filtración accidental de un documento de la cofundadora de Podemos, Carolina Bescansa, para disputar el liderazgo del partido a Iglesias. El trabajo de campo se realizó entre el 1 y el 10 de abril, coincidiendo con el escándalo del máster de la expresidenta madrileña, Cristina Cifuentes ytampoco recoge los efectos de su dimisión. 

Con todo ello, las cifras de la encuesta trimestral ha supuesto una bocanada de aire para el partido morado que vio despertarse al fantasma de la fractura interna. Aunque también deja un dato poco positivo. La intención directa de voto, es decir, antes de pasar por la famosa 'cocina', cae una décima; del 6,6 al 6,5. 

A la vista de los resultados, concluyen en la sede de Princesa, la "crisis del bipartidismo" ya no tiene "vuelta atrás" y cualquier partido "puede gobernar". Asimismo, no pasan por alto el declive de los socialistas, que caen por tercer CIS consecutivo. Elefecto de las primarias parece haberse esfumado después de que el PSOE creciese cinco puntos tras el proceso interno en el que Sánchez fue reelegido secretario general.

En cuestión de liderazgos, el secretario general de Podemos es el único de los cuatro que ha visto mejorada su valoración respecto al sondeo de enero, a pesar de que sólo logra 2,77 puntos sobre 10. Esto hace que su puntuación sea la segunda más baja, por delante del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. La de Sánchez cae tres décimas, hasta los 3,35 puntos. De hecho, es el líder peor valorado entre sus votantes. Los electores socialistas le otorgan un 5,69 frente al 6,13 que le adjudican a Rivera en su partido y el 5,94 que le dan a Rajoy o el 5,85 con el que califican a Iglesias. 

Según las cifras del último sondeo, el 5% de los españoles califica la labor de oposición socialista como "buena" o "muy buena", mientras que más de un 91% la tacha de "regular", "mala" o "muy mala". Además, entre sus propios votantes, sólo un 15% tiene una opinión positiva de la oposición del PSOE, frente a más de un 80% que la tiene regular o negativa. 

En Ferraz dicen que hay un triple empate mientras en Princesa creen que "puede gobernar cualquiera"

En Ferraz se aferran al lema del triple empate entre Cs, PP y ellos mismos, asegurando que están "en posición de ganar". Dicen que la batalla por la izquierda -con Podemos- "ya se dio" y se que Sánchez salió victorioso. Señalan que ahora la pelea ahora está "en el centro". Un planteamiento que coincide con la lectura que hacen en Podemos, donde ya han girado sus cañones hacia el partido de Albert Rivera para disputarle la bandera de la regeneración por su apoyo al PP.

El secretario de Organización, José Luis Ábalos, insistió en que en este tipo de sondeos sólo se puede hablar de "distanciamiento" cuando la ventaja supera los 3 puntos porcentuales. Así que lo importante para Ferraz es estar "anclados" en una posición. La incógnita, por tanto, es si la tendencia alcista de Podemos y la bajista del PSOE se mantendrán en el tiempo con las elecciones europeas, autonómicas y municipales en el horizonte más cercano (mayo de 2019).



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba