Podemos El pulso de Garzón a Iglesias no pone en peligro su alianza electoral para 2019

Podemos rechaza el ultimátum del líder de Izquierda Unida a Iglesias para redefinir los términos de su alianza de cara a las elecciones de 2019, aunque la coalición entre ambos partidos se mantendrá

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, junto al coordinador federal de IU, Alberto Garzón.
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, junto al coordinador federal de IU, Alberto Garzón. EFE

El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, lleva alertando sobre la falta de visibilidad de su partido dentro de la alianza de Unidos Podemos desde el pasado verano. Aunque el ultimátum lanzado este jueves para que Podemos reformule en el plazo máximo de tres meses su alianza de cara al ciclo electoral de 2019 -con municipales y autonómicas en junio- llega en un momento especialmente complicado para la formación de Pablo Iglesias, al que las encuestas sitúan bajo mínimos. 

El principal argumento esgrimido por el líder de IU en el borrador del informe que presentará este sábado ante la Coordinadora Federal de su partido es precisamente el "preocupante desgaste" que está sufriendo la marca Podemos, sobre todo a raíz de su postura en el conflicto catalán. La crisis independentista no es, sin embargo, el único factor señalado por Garzón sobre el descenso de la simpatía y la bajada en intención de voto de su socio parlamentario.

El primer aniversario de la coalición se saldó con un informe en el que Garzón ya alertaba de que las siglas de su formación y el trabajo de sus diputados quedaban diluidos bajo la marca de Unidos Podemos. La falta de relevancia denunciada trató en enmendarse pidiendo entonces que sus parlamentarios tuvieran mayor protagonismo. La condena a la invisibilidad es lo que el sector crítico de IU ha echado en cara a Garzón desde que el 9 de mayo de 2016 sellase con Iglesias el famoso "pacto de los botellines", que no sirvió para superar al PSOE en las urnas.

Algunas fuentes interpretan el gesto de este jueves como una forma de 'tranquilizar' a sus detractores después de episodios como la crisis vivida en el Ayuntamiento de Madrid, con el cese del concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, por parte de Manuela Carmena con el posterior respaldo público de Iglesias. Tampoco gusta en las filas de IU el acuerdo alcanzado entre las dos principales corrientes de Podemos para que el secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político, Íñigo Errejón, dispute la Comunidad de Madrid a Cristina Cifuentes. Este último, precisamente, se mostró abiertamente contrario a la alianza con IU. 

La militancia exige claridad sobre el futuro y la apuesta por la confluencia es tan firme como mayoritaria"

Izquierda Unida

El coordinador federal de IU pretende aprovechar la debilidad de la marca para renegociar su peso en la alianza y revertir esa 'invisibilidad' en las candidaturas que se conformen para el próximo ciclo electoral. Para ello urge a Iglesias a activar cuanto antes unas negociaciones que aún se encuentran en punto muerto. "La militancia de IU exige claridad sobre el futuro y nuestra apuesta por la confluencia es tan firme como mayoritaria. Pero es necesario que empiece a concretarse el cómo lo antes posible", reza el documento. En este sentido, fuentes de ambos partidos descartan que el mensaje lanzado por Garzón suponga una amenaza de ruptura.

Podemos rechaza las prisas

Por lo pronto, la portavoz parlamentaria de Unidos Podemos, Irene Montero, se encargaba de enfriar las expectativas de Garzón este mismo jueves, horas después de conocerse la existencia del borrador a través de los medios. "Sobre los tiempos no me atrevo a decir nada porque cada municipio y cada Comunidad Autónoma es diferente. Cada una requerirá sus tiempos", explicaba en rueda de prensa. "Las municipales y autonómicas, en nuestro caso, van a tener una gran diversidad, porque los actores que formamos parte del espacio del cambio somos muy diversos. Eso va a reflejarse en los diferentes acuerdos que se van a producir", proseguía. 

Aunque IU conmina al partido de Iglesias a rediseñar un acuerdo marco para todos los municipios y regiones, que pueda incluir excepciones, la portavoz de Podemos dio a entender que el asunto debería abordarse en cada territorio en base al acuerdo alcanzado en 2016 tras el que nació Unidos Podemos. La portavoz adjunta de Podemos Ione Belarra, aseguraba minutos antes que sus compañeros de IU "de momento" no les habían trasladado ninguna "información oficial" con sus demandas. Montero apostillaba después que el debate sobre su reformulación "no está encima de la mesa". 

Garzón lo defenderá el sábado ante la plana mayor de su partido al tiempo que Iglesias, que lleva sin comparecer desde el 21-D, también reaparecerá en la reunión del Consejo Ciudadano Estatal -el máximo órgano de dirección entre asambleas-. Allí, ambos concretarán sus respectivas hojas de ruta. Revalidar las plazas locales será de vital importancia para la supervivencia de Podemos. Eso sí, Garzón impone su condición: "Cualquier propuesta de confluencia debe partir del trabajo colectivo, desde abajo y que garantice la visibilidad justa de todos los actores".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba