Política

Podemos intenta atar en corto a Teresa Rodríguez tras su pacto con IU en Andalucía

Echenique advierte a la líder andaluza de que las primarias conjuntas que ha pactado con IU para las autonómicas "contravienen" el reglamento elaborado en base al acuerdo estatal con Garzón

El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique.
El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique. EFE/J.J.Guillén

Crece la escalada de tensión entre la dirección estatal de Podemos y la líder en Andalucía, Teresa Rodríguez. La dirigente y cabeza visible de la corriente Anticapitalistas mantiene su desafío a Pablo Iglesias y avanza en la elaboración de un pacto de coalición con Izquierda Unida para las próximas elecciones autonómicas. Todo ello, al margen del acuerdo alcanzado por el partido morado con la formación de Alberto Garzón y que fija como marca la de "Unidas Podemos-Izquierda Unida-Equo".

El secretario de Organización, Pablo Echenique, advertía tras la reunión de la Ejecutiva de este lunes que dicho preacuerdo "contraviene" las normas fijadas para todos los territorios. "Tocará hablar con los compañeros de Andalucía para ver cómo solucionamos esa discrepancia", manifestó. Tras estas palabras, en la federación andaluza esgrimieron que su acuerdo para la confluencia respeta "los estatutos" y, además, es anterior a la aprobación del reglamento estatal. Sin embargo, eran plenamente conocedores de que el acuerdo con Garzón llevaba meses gestándose y estaba a punto de ver la luz. 

El pacto de Rodríguez con el coordinador de IULV-CA, Antonio Maíllo, contempla la celebración de primarias conjuntas como método para la elaboración de las listas a las elecciones estableciendo "mecanismos de radicalidad democrática". Unos comicios que podrían adelantarse a otoño. La fórmula es justamente la contraria a la que ha establecido la dirección estatal y con la que está de acuerdo la práctica totalidad de las direcciones regionales. Podemos apuesta por que cada organización celebre sus propias primarias y negocie después la elaboración de las candidaturas valorando "el peso que aporta cada fuerza". Sólo contempla la posibilidad de un proceso conjunto en municipios. 

Echenique considera que la fórmula acordada a nivel estatal refleja "mejor" la "voluntad de los votantes"

A juicio del número dos orgánico de Podemos, la fórmula acordada a nivel estatal refleja "mejor" la "voluntad de los votantes" y advierte de que el método propuesto por la dirección andaluza puede generar "resultados que son difíciles de prever". Todo un aviso de que Rodríguez podría verse incluso perjudicada en favor de Maíllo a pesar de que sondeos internos indiquen que desligarse de sus siglas puede ser un punto a favor. 

Respecto a la marca electoral, ambos partidos apuestan por encontrar "una fórmula en la que todos los actores del proceso de unidad se sientan representados". Rodríguez pidió "no imponer" el nombre de Podemos en la futura coalición y defendía superar esa marca. Sin embargo, el 92,29% de los inscritos del partido morado en la Comunidad votaron en marzo a favor de la tesis defendida por Iglesias para que sus siglas aparezcan de forma obligatoria en las papeletas. La dirección regional había inscrito en el registro de partidos del Ministerio del Interior -y a espaldas de Madrid- la marca Marea Andaluza

Tensión con Anticapitalistas

La tensión entre la corriente anticapitalista y la dirección estatal de Podemos sigue creciendo. El pasado viernes, la familia liderada por Rodríguez y por el eurodiputado Miguel Urbán emitió un duro comunicado contra la posición adoptada por Iglesias tras el triunfo de la moción de censura de Pedro Sánchez.

Siempre se han mostrado reacios a entrar en gobiernos socialistas, pero a raíz del desalojo de Rajoy de La Moncloa señalaron que el papel de la dirección de Podemos no debía ser el de "mendigar insistentemente" la incorporación al Ejecutivo de Pedro Sánchez. Para ellos la prioridad debería ser aprovechar la "debilidad" parlamentaria del nuevo Ejecutivo para desplegar una "ofensiva" que permita "recuperar y conquistar derechos".

Teresa Rodríguez.
Teresa Rodríguez. EUROPA PRESS

Al mismo tiempo, el pasado viernes se produjo un episodio especialmente grave entre la dirigente andaluza y el secretario de Organización. Rodríguez publicó en su cuenta de Twitter por "error" una captura de pantalla en la que aparecía una conversación privada con Echenique. En ella, la dirigente le acusaba de haber filtrado un documento "falso" a la prensa que contenía un presunto plan para desvincularse del partido. Su pareja, el alcalde de Cádiz, José María González 'Kichi', fue una de las voces que se alzaron contra el secretario general de Podemos durante la polémica por la compra del chalet de 660.000 euros en la sierra madrileña con la portavoz parlamentaria Irene Montero.

Apenas unos días después, la situación es crítica. "En Andalucía las elecciones no se ganan desde Madrid", respondió el secretario de Comunicación de Podemos Andalucía, Pablo Pérez Ganfornina, a las palabras de Echenique. Rodríguez lleva más de un año reivindicando más autonomía a Iglesias diseñar su propia estrategia electoral y para aumentar el control financiero y orgánico de la federación morada. El grupo de coordinación formado por seis miembros de cada una de las dos organizaciones andaluzas se reunirá este martes para avanzar en los contenidos de la confluencia, a la que se han abierto también Primavera Andaluza e Izquierda Andalucista.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba