elecciones 10-N Podemos: sin banquillo más allá del tándem Iglesias-Montero

Primeros enfrentamientos entre dirigentes y la cúpula del partido morado por el miedo a perder su escaño

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, y la portavoz parlamentaria de su grupo, Irene Montero.
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, y la portavoz parlamentaria de su grupo, Irene Montero. EFE

Podemos ha diseñado una campaña electoral concentrada en sus dos principales dirigentes: Pablo Iglesias e Irene Montero. El partido morado no tiene banquillo, reconocen miembros de la formación, aunque fuentes internas desvelan a Vozpópuli que se han registrado los primeros enfrentamientos entre algunos miembros de la cúpula morada por el temor a perder su escaño el 10 de noviembre.

Rafa Mayoral, uno de los dirigentes más importantes de Podemos, es el que tiene más miedo a no salir elegido. Según fuentes de Podemos, en estos últimos días las relaciones entre Mayoral y Montero han empeorado por el temor del ex activista de la PAH y miembro de las juventudes comunistas de perder el escaño.

Mayoral ocupa el quinto puesto en la lista electoral de Podemos en Madrid, y la irrupción de Más País podría afectar a su reeleción. También Gloria Elizo, número cuatro, teme por su futuro. Aunque la bajada en los sondeos de Errejón deja a la jurista más esperanza.

El diputado de Unidos Podemos Rafael Mayoral votando 'no' este jueves en la investidura de Rajoy.
El diputado de Unidos Podemos Rafael Mayoral votando 'no' este jueves en la investidura de Rajoy. Podemos vía Flickr

Pequeños actos y muchas redes

En general, la campaña electoral de Podemos se ha moldeado a través de dos ejes: pequeños actos públicos y muchas redes, además de una gran exposición del candidato y de su número dos. Como adelantó este diario, Podemos quiso otorgar a Montero un mayor peso en esta campaña que en la anterior. La cúpula morada trabaja en el relevo a Iglesias desde hace más de un año, y aunque el secretario general insiste en que quiere gobernar antes de dar un paso al lado, muchas fuentes hablan de cansancio del candidato y de su deseo de alejarse de la primera línea.

Montero viajará a Barcelona para celebrar un acto de campaña con Ada Colau el próximo sábado 2 de noviembre. También ha protagonizado en estos días muchas entrevistas en medios de comunicación. El partido morado cree que su perfil puede ser más eficaz que el de Iglesias en determinados colectivos: por ejemplo con las bases del partido y las mujeres. Con ella, otra de las pocas figuras que el partido está promoviendo es la de la juez Vicky Rosell

En cuanto a los sondeos, fuentes de Podemos sostienen que las encuestas vaticinan que sus electores son los más movilizados entre todos los partidos. Reflexionan, además, sobre el efecto indirecto de la caída de Ciudadanos. Si Podemos vuelve a ser tercera fuerza, la ley electoral premiará al partido de Iglesias con más escaños, que paliarán la pérdida de diputados en algunas circunscripciones por culpa de Errejón.

Garzón, desplazado

Incluso los más críticos reconocen que "Errejón está desarmado", y que "las encuestas no van mal para Podemos". El problema, añaden, es que "no hay nadie más que Iglesias y Montero". Y destacan que el planteamiento de campaña electoral refleja esa "patrimonialización" del partido que quiso representar al 15-M y ahora lucha por la supervivencia.

La única corriente afín a Iglesias que resiste es la de los comunistas de Enrique Santiago. Se trata de un segmento de Izquierda Unida que ya ha desplazado a Alberto Garzón. "Garzón va por libre", aseguran fuentes de IU, que apuntan al alejamiento del coordinador nacional del centro neurálgico de Unidas Podemos.

Los únicos contrapoderes que quedan en Podemos son el de los anticapitalistas en Andalucía, que esperan revalidar el buen resultado del 28 de abril, y el del partido de los Comunes en Cataluña. Por primera vez Colau se ha involucrado en la campaña electoral nacional, y para muchas personas de su entorno esa decisión refleja la intención de la alcaldesa de dar el salto nacional y hacerse con el liderazgo del partido morado después del 10 de noviembre, como adelantó este diario. 

El pasado jueves, Iglesias dijo en la emisora catalana Rac1 que "sería bonito" que en el futuro Montero fuera la presidenta del gobierno, y Colau, la de Cataluña. Esas palabras han levantado algunas críticas en el mundo de los Comunes porque sostienen que "estaban envenenadas": "Ada no se dejará arrinconar en Cataluña", explican fuentes de su entorno. Faltan diez días a las elecciones, y cada uno mueve sus piezas.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba