Caso Tándem

Interior cesó al comisario que investigó al Pequeño Nicolás tras implicar a Villarejo

El comisario Marcelino Martín Blas aseguró al juez Arturo Zamarreño que fue destituido como jefe de Asuntos Internos por orden del entonces director general de la Policía Ignacio Cosidó

El comisario principal jubilado Marcelino Martín Blas, que en 2014 era el jefe de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía que investigaba el caso del 'Pequeño Nicolás', fue destituido tras implicar al comisario José Manuel Villarejo, en el caso del 'Pequeño Nicolás', según consta en la declaración que realizó en 2016 el agente ante el juez de Madrid Arturo Zamarreño.

"Eugenio Pino puede proponer mi cese, que es lo que ocurrió, que al final me cesaron. Ahora no sé si quiere apartarme de la investigación o no, lo que sí le puedo decir es que me dijo en varias ocasiones que dejara esa investigación", declaró Martín Blas sobre su jefe. Martín Blas fue uno de los primeros agentes que investigó la actividad del presunto cabecilla del calificado por la Fiscalía Anticorrupción como "clan policial mafioso" que "infectó" a la Policía.

La relación entre Martín Blas y su superior, el entonces director adjunto operativo, Eugenio Pino, comenzó a deteriorase "a raíz de que yo le digo al director operativo que este hombre está aquí, está detrás", relató al juez el comisario, que completó que tras identificar a Villarejo, Pino le decía que la investigación la tenía que acabar cuanto antes: "Pero yo continúo, y a mediados de noviembre empiezan a cesarme en los medios de comunicación, [...] pero no me comunicaron el cese", se lamentó el comisario principal.

Ignacio Cosidó

A la pregunta de si el Director Adjunto Operativo (DAO), Eugenio Pino, le comunicó el motivo de la destitución, Marcelino Martín Blas aseguró que no: "No me dijo te cesamos por esto, además, él no me cesa, me cesa el director general de la Policía, Ignacio Cosidó", especificó.

Además, un informe de Asuntos Internos 20 de mayo de 2016 llegó a asegurar que tanto Eugenio Pino como otro comisario, en concreto José Ángel Fuentes Gago, "realizaron acciones tendentes a proteger y encubrir las actividades ilícitas del comisario Villarejo y dificultar la investigación del 'caso del Pequeño Nicolás".

El mencionado documento policial asegura que el comisario Fuentes Gago llegó a elaborar un informe de compatibilidad de los negocios privados del comisario Villarejo en el que se le exonera de cualquier responsabilidadpenal y administrativa al comisario jubilado: "A pesar de existir unidades especializadas en la Dirección General de la Policía para la realización de este tipo de informes, como por ejemplo la Unidad de Régimen Disciplinario".

Prohibiciones legales

No obstante, Asuntos Internos acreditó que tanto Eugenio Pino como Fuentes Gago ya conocían que las actividades privadas y sociedades del comisario Villarejo eran incompatibles con la función policial (el despacho de abogados Stuart McKennzie, Cenyt, Información Sensible y Cenyt Argo): "Ya que de tales actividades habían sido informados directamente en 2014 por el comisario Jefe de Asuntos Internos y en marzo de 2015 por escrito en dos informes sobre el entramado societario del comisario Villarejo", completa el informe policial de 2016.

Por todo ello, el ministerio público ordenó la detención de Villarejo al constatar que utilizaba su cargo de comisario para cobrar por trabajos privados, "sin la previa solicitud de compatibilidad e infringiendo las prohibiciones legales establecidas".

La Fiscalía Anticorrupción considera que Villarejo infringió los deberes inherentes a su condición policial" al aceptar una retribución económica por realizar los trabajos que cobraba con sus empresas privadas.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba