Coronavirus

Pedro Sánchez pretende extender el estado de alarma al menos hasta el 22 de junio

El presidente del Gobierno presenta un largo plan de desescalada por provincias, que empezará el 11 de mayo y durará "como mínimo seis semanas y como máximo ocho" 

Sánchez, durante su comparecencia este martes.
Sánchez, durante su comparecencia este martes. Pool Moncloa/Borja Puig de la Bellacasa

El Gobierno pretende mantener la concentración extraordinaria de poder que le otorga el estado de alarma al menos hasta el 22 de junio, según ha anunciado este martes Pedro Sánchez. El jefe del Ejecutivo ha  presentado un plan de desescalada del confinamiento general de la población decretado para frenar el avance del coronavirus. Este plan comenzará el 11 de mayo y durará "como mínimo seis semanas y como máximo ocho" hasta alcanzar lo que el Gobierno ha bautizado como "nueva normalidad". 

Sánchez ha dado a entender que irá solicitando nuevas prórrogas del estado de alarma cada 15 días para centralizar la estrategia de desconfinamiento desde el Gobierno. De momento, ha anunciado que pedirá al Congreso de los Diputados una nueva extensión en cuanto termine la vigencia del actual estado de alarma el 10 de mayo.

Esta decisión convierte a España en una anomalía entre los socios de la Unión Europea. La mayoría de países de nuestro entorno ha puesto fecha ya al final de los estados de alarma, emergencia o análogos. Portugal ha anunciado este martes que su estado de alarma se levantará el 2 de mayo. Francia también lo hará, por ejemplo, el 11 de mayo. 

"Hemos repetido innumerables veces que el virus no distingue de lindes administrativas. Que somos interdependientes. Que la desescalada tiene que ser en equipo", ha dicho Sánchez. "En consecuencia, esa coordinación de la desescalada recaerá en el Gobierno de España; en concreto, en el Ministerio de Sanidad, que asumirá, en su condición de autoridad delegada en la materia como consecuencia del estado de alarma, las decisiones que sean necesarias para ir recuperando la actividad social y profesional".  

La provincia, unidad de desescalada

Sánchez ha comparecido en rueda de prensa después de un largo Consejo de Ministros. El presidente del Gobierno ha presentado un plan de desescalada en cuatro fases que pretende, por un lado, mantener a raya el avance de la covid-19 y, por otro, retomar poco a poco la movilidad y la actividad económica. España es uno de los países más golpeados por esta epidemia mundial. Casi 24.000 personas han muerto a causa del virus SARS Cov 2 en los últimos dos meses, según los datos del Ministerio de Sanidad. La emergencia sanitaria y el confinamiento general han provocado un hundimiento sin precedentes de la economía española. El Banco de España prevé una caída de hasta el 13% del PIB, mientras que el paro podría dispararse hasta el 25%.

El documento que ha presentado el Gobierno es concreto en algunos aspectos y muy general, en otros. Lo que indica que muchas medidas se irán adaptando sobre la marcha. El jefe del Ejecutivo ha explicado que la libertad de circulación seguirá prohibida para todos los ciudadanos hasta que concluya el desconfinamiento el 8 de junio en el mejor de los casos o el 22 de junio, en el peor. Los únicos movimientos permitidos, salvo excepciones serán dentro de la provincia, aunque se autorizarán las reuniones entre grupos de personas. También ha anunciado que el curso escolar no se retomará hasta septiembre.

Una de las peculiaridades del plan asimétrico del Gobierno es que la provincia será la unidad de referencia administrativa para la desescalada. Nadie podrá abandonar la provincia en la que vive para visitar a un amigo o familiar, pero sí podrá moverse dentro la provincia aunque de forma controlada.

Sánchez da por terminado el curso escolar y anuncia que los colegios reabrirán en septiembre

Deporte y paseos a partir del sábado

Sánchez ha repetido que los españoles podrán salir a hacer deporte y dar paseos a partir de este sábado. Esta medida de alivio se suma a los paseos que se dan con los niños desde el pasado fin de semana. A partir de ahí, cada provincia irá paulatinamente recuperando la actividad en función de una serie de marcadores sanitarios, que básicamente tendrán en cuenta el estado de los servicios sanitarios -muy colapsados en algunas comunidades- y el índice de contagios.

La primera fase, o fase 0, será preparatoria y tendrá lugar entre el 4 y el 10 de mayo. En esta fase, bares y restaurantes podrán poner en marcha el servicio de recogida de comida en el local. Pero el estado de confinamiento general no cambiará básicamente en nada, salvo por los paseos con menores y el deporte individual, que ya estaban aprobados.

Los cambios comenzarán a partir del 11 de mayo. En el caso de las terrazas de los locales de hostelería, podrán abrir con limitaciones de ocupación del 30%. En el caso de los hoteles, volverán a abrir a la vez que las terrazas, aunque excluyendo las zonas comunes de los establecimientos. También se permitirá la apertura generalizada de locales y establecimientos comerciales que no tengan carácter de centro comercial o gran superficie. El aforo se limitará a un 30% de la capacidad y se establecerá un horario preferente y especial para los mayores de 65 años.

Tres islas en Canarias (La Gomera, El Hierro y La Graciosa) y una en Baleares (Formentera), con un mayor control de la pandemia, podrán adelantarse a este calendario y abrir sus terrazas y establecimientos hoteleros a partir del día 4 de mayo, cuando el resto de los territorios se encuentren en la fase cero. 

La fase 2, en junio: vuelve La Liga

La fase intermedia (o fase 2), empezaría en junio, según los criterios del Gobierno, que ha asignado una duración mínima de dos semanas para cada fase. En este periodo, a comienzos de junio, se podrá abrir el interior de los locales de restauración solo para servicios de mesas con un tercio del aforo y con garantías de separación.

En este fase se autorizará también el regreso de las competiciones deportivas profesionales como LaLiga, que se jugará a puerta cerrada. Y se retomarán las actividades culturales (cine, museos o conciertos) siempre que sean a un tercio del aforo. Además, se autorizarán los viajes a segundas residencias siempre sean dentro de la misma provincia.

Cabe destacar que la entrada en las nuevas fases se valorará por cada provincia, y que una misma fase podría extenderse según los datos que vaya arrojando el seguimiento del coronavirus. Por eso, podría darse el caso de que una provincia tenga que continuar en la fase 2 mientras que la limítrofe pasa a la fase 3.

Por su parte, en la fase avanzada (o fase 3), en la teoría a mediados de junio, el Ejecutivo ha avanzado que se flexibilizará la “movilidad general” y se contempla la reapertura de playas, para la que se precisará la colaboración de las distintas comunidades autónomas y ayuntamientos. En el caso de la restauración, ha explicado Sánchez, se suavizará “algo más”, pero con “estrictas” condiciones de separación.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba