Política

Pastor convierte la convalidación de los decretos de Sánchez en el primer debate de campaña

La presidenta del Congreso retrasa la celebración de la Diputación Permanente que debe convalidar los últimos decretos del Gobierno hasta la semana antes del arranque oficial de la campaña

La presidenta del Congreso de los Diputados Ana Pastor, y la diputada popular Alicia Sánchez-Camacho.
La presidenta del Congreso de los Diputados Ana Pastor, y la diputada popular Alicia Sánchez-Camacho. EFE/Rodrigo Jiménez

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, retrasa al máximo la celebración de la Diputación Permanente -el órgano que permanece activo tras la disolución de las Cortes- donde deben ser convalidados los reales decretos aprobados por el Gobierno de Pedro Sánchez en las últimas semanas. 

El plazo máximo para celebrar la sesión finaliza el próximo 6 de abril, cuando se cumplen los treinta días hábiles desde la aprobación en Consejo de Ministros de los primeros decretos que aún deben recibir el visto bueno de la Cámara Baja para seguir en vigor. Además del que prevé el plan de contingencia ante un 'brexit' sin acuerdo, hay otros tres normas de fuerte contenido político y social.

Uno sobre igualdad en el ámbito laboral que contempla la ampliación progresiva de la baja de paternidad hasta 16 semanas en 2020; otro con medidas en materia de vivienda y alquiler (1 de marzo); y otro de protección social y contra la precariedad laboral que recupera el subsidio por desempleo para mayores de 52 años. 

Aunque el Gobierno socialista dijo que no aprobaría decretos sin tener los apoyos cerrados, los nacionalistas vascos del PNV y los de EH Bildu o los independentistas catalanes de ERC y el PDeCAT aún no han asegurado públicamente su respaldo. Si fueran rechazados, decaerían automáticamente.

Sin fecha

La presidenta está a la espera de conocer si el Ejecutivo tiene intención de aprobar más decretos e intentará cuadrar la fecha con los ministros que han de defenderlos en el debate. Un debate en el que previsiblemente PP y Ciudadanos cargarán duramente contra el uso que ha hecho el Gobierno socialista de este tipo de norma reservada por la Constitución para situaciones de "extrema y urgente necesidad".

De hecho, ambas formaciones intentaron sin éxito hace dos semanas que la Junta Electoral Central (JEC) prohibiese las ruedas de prensa tras el Consejo de Ministros donde el Gobierno explica el contenido de los decretos. A priori, Moncloa ha dejado de lado el uso de esta norma que no gusta ni a sus hasta ahora socios de Unidos Podemos, por el tinte partidista de la estrategia con unas elecciones generales en ciernes. 

La bronca no quedará ahí, sino que en esa sesión podrá votarse si los decretos, una vez convalidados, pueden ser tramitados como proyectos de ley y, por tanto, modificados por los grupos de la oposición. Un extremo que jamás se ha dado en la historia de la democracia [la tramitación como proyecto en Diputación Permanente], que los letrados avalaron con un informe hace dos semanas. Aunque para eso habría que convocar más sesiones del órgano antes de que se constituyan las nuevas Cortes el próximo 21 de mayo; a cinco días de los comicios locales y autonómicos del 26 de ese mes.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba