Política

Page lanza un órdago a Podemos y amenaza con elecciones si sigue sin presupuestos

El presidente de Castilla-La Mancha ultima una nueva propuesta de cuentas para la comunidad, después de que los diputados 'morados' las rechazaran en abril, y avisa de que si no salen adelante, habrá que ir a las urnas en otoño. Aunque no les convenga.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en un acto oficial reciente.
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en un acto oficial reciente. EFE

Última llamada del Gobierno de Castilla-La Mancha a Podemos para que apruebe los presupuestos de la comunidad. El Ejecutivo de Emiliano García-Page está rematando un anteproyecto de ley que presentará a las Cortes acompañado de un mensaje claro, después de semanas de avisos: si el PSOE se vuelve a quedar solo, como el pasado mes de abril, el presidente está decidido a disolver la Cámara y convocar elecciones para el próximo otoño.

La propuesta se lanzará al PP y a Podemos, con el convencimiento de que no podrá ser rechazada, porque contiene algunas de las reclamaciones que hicieron en la pasada tramitación estéril. Sin embargo, tiene un guiño claro al partido morado, con un paquete de 400 millones en gasto social que incluye 120 millones para el plan de garantía de rentas que había pedido.

Pero la decisión está tomada y ahora se está analizando en profundidad la situación, con la perspectiva de que si no se aprueban, la legislatura estará acabada. Este martes se ha reunido el Consejo de Gobierno para estudiar el escenario y hoy Page se verá con los secretarios provinciales del PSOE de Castilla-La Mancha. Para ello, según han confirmado a este periódico fuentes de la Junta, ha decidido adelantar su regreso de un viaje a Estrasburgo y volverá antes de lo previsto desde Bruselas.

El planteamiento que tienen es claro: no quieren seguir con el presupuesto prorrogado de 2016 y defienden que la comunidad necesita unas nuevas cuentas. Según estas fuentes, no hay un problema de ingresos, pero sí de disponibilidad, porque se tienen que ajustar a la ley del año pasado, y esto dificulta la gestión del día a día y repercute en los ciudadanos.

Por eso, el Gobierno de Castilla-La Mancha cree que es el momento de tomar decisiones y está dispuesto a ir hasta el final si se da de bruces de nuevo con el 'no' de Podemos. Y no les sorprendería porque, recuerdan, el pasado mes de abril rechazaron sus cuentas después de cuatro meses de negociación y les "dejaron tirados", dicen, sin previo aviso. 

Ahora, están dispuestos a asumir el riesgo de ir a elecciones en otoño y dar paso a una legislatura corta, ya que, por ley, tocarían de nuevo en 2019. Desde el Gobierno están convencidos de que, aunque también el PSOE será visto como "responsable", que no "culpable", de esta situación, los ciudadanos de la región saben por qué se ha llegado a esta situación.

El Gobierno de Castilla-La Mancha cree que es el momento de tomar decisiones y está dispuesto a ir hasta el final si se da de bruces de nuevo con el 'no' de Podemos

Sin embargo, el órdago de Page ha despertado también algún temor dentro de la federación. Algunos socialistas castellano-manchegos consultados por este periódico temen que el escenario electoral no les "favorece" porque los votantes pueden acabar atribuyendo al PSOE de Castilla-La Mancha la "impotencia" del Gobierno. Y unas elecciones siempre son arriesgadas.

Admiten estos socialistas, eso sí, que sin el apoyo de Podemos estarían entre la espada y la pared, porque el escenario de un acuerdo en exclusiva con el PP para aprobar las cuentas, en la comunidad dirigida por María Dolores de Cospedal, les deja en una muy mala situación. El PSOE una vez más, entre el pacto con el PP y las elecciones

Otros sostienen, en cambio, que a quienes más perjudicaría unas elecciones de inmediato sería a la expresidenta y ahora ministra de Defensa, porque creen que tendría que elegir entre seguir con su cartera o presentarse a los comicios.

Lo que parece fuera de cuestión es que el Gobierno castellano-manchego vaya a pedir la mediación al más alto nivel, entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, aprovechando la nueva era en sus relaciones. Aunque hay quien deja caer que podría ser un gesto de buena voluntad por parte del líder de Podemos si de verdad quiere entenderse con el PSOE, fuentes del Gobierno apuntan que este asunto se tiene que resolver en Castilla-La Mancha y así será.

De la misma manera, el entorno de Page desvincula esta situación del futuro de la federación. Sin fecha para su congreso, y pese a que antes del 21 de mayo condicionó su continuidad a lo que ocurriera en esas primarias, se da por hecho que el actual secretario general del PSOE de Castilla-La Mancha se presentará a la reelección. Por el momento, no tiene rival y las cabezas visibles del 'pedrismo' en su comunidad tienen puestos en la dirección que les descartarían. Sin embargo, un terremoto en el Gobierno podría tener consecuencias en el partido.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba