CLÁSULAS SUELO

El PSOE rechaza el plan del Gobierno para mediar en el conflicto de las cláusulas suelo

Los socialistas creen que Economía "se pone del lado de los bancos" con el código de buenas prácticas que plantea para que los afectados puedan recuperar su dinero. Exigen "un acuerdo extrajudicial" que obligue a las entidades financieras a devolver "sin quitas ni demoras" lo cobrado por esa vía.

Rafael Simancas (PSOE).
Rafael Simancas (PSOE). EFE

No hay acuerdo. El Gobierno no ha logrado convencer al PSOE con el código de buenas prácticas que pretendía aprobar en el último Consejo de Ministros del año para mediar en el conflicto de las cláusulas suelo. "Es inaceptable", ha resumido Pedro Saura, portavoz de Economía del Grupo Socialista. A su juicio, el Ministerio de Luis de Guindos plantea un mecanismo que implica ponerse "del lado los bancos" y contra los intereses de los afectados por las cláusulas hipotecarias que el Tribunal de Justicia de la UE tumbó la semana pasada.

El Ejecutivo quería aprobar un protocolo que guiara a las partes en disputa para evitar que cada particular tuviera que litigar por su cuenta, plan de 'arbitraje' en el que quería sumar a PSOE y Ciudadanos para garantizarse la convalidación del decreto ley que lo recogería. Ahora, la medida queda en el aire porque el Gobierno no tiene garantizado que pueda salir adelante en el Parlamento.

Saura ha comparecido en el Congreso para dar cuenta de las conversaciones mantenidas estos días con el Departamento que dirige De Guindos. No han ido bien. Mientras los socialistas exigen que se impulse "un acuerdo extrajudicial" para que los ciudadanos afectados por las cláusulas suelo puedan recuperar su dinero "sin quitas ni demoras", el Ejecutivo plantea un código de libre adhesión, fiándolo todo "a la voluntariedad" de los bancos, critica el PSOE.

"No vamos a respaldar en el Congreso la solución del Gobierno; nosotros estamos con los afectados y los consumidores", ha remarcado el diputado socialista. Además, ha adelantado que pedirán que la iniciativa se tramite como proyecto de ley, lo que permitiría introducir enmiendas en el articulado. Guindos se ha mostrado dispuesto a estudiar las demandas del principal partido de la oposición.

Simancas lo adelantó

Saura ha confirmado así lo que ya se vislumbraba por la mañana. Su compañero de escaño Rafael Simancas explicó desde el mismo escenario que las posturas estaban alejadas y el acuerdo era difícil: los socialistas solo apoyarán un plan que dé garantías a los ciudadanos y les evite "tener que acudir uno a uno a los tribunales". Con el código que propone el Gabinete de Mariano Rajoy, su 'no' está garantizado.

"El Partido Socialista no está de acuerdo con el planteamiento que se conoce respecto a la actitud del Gobierno" en este punto, remarcó Simancas, y así se lo han "hecho llegar" al Ministerio de Economía. "Su intención es generar un documento de buenas prácticas que deje la solución al problema en manos de la voluntariedad de los bancos" y "no es razonable".

El Gobierno también ha buscado el apoyo de Ciudadanos en esta operación. La formación de Albert Rivera admitía por la mañana los contactos -"se está hablando con el Ministerio de Economía directamente", explicó el número dos del partido, José Manuel Villegas-, y ponía el énfasis en un acuerdo alumbrado en el Parlamento recientemente, que posicionaba a las Cortes en una línea clara: que los afectados por las cláusulas suelo "puedan recuperar todo el dinero". De no cambiar la postura del PSOE, el Gobierno tendrá que revisar de arriba a abajo la iniciativa o explorar un complicado acuerdo con C's y los nacionalistas para convalidar el decreto ley en las Cortes.

El sistema definitivo se iba a aprobar este viernes. Asimismo, está previsto que el Ejecutivo acuerde una subida mínima de las pensiones -del 0'25%- contra la que también se ha levantado el principal partido de la oposición, que exige un incremento de "al menos" el 1'25%, en coherencia con la inflación registrada. El PSOE ha dedicado un tercer 'no' al Ejecutivo este jueves: a negociar cambios en la reforma laboral que el PP sacó adelante en 2012. Pese a que los populares se abren a debatir algunos puntos de la misma, los socialistas insisten en su voluntad de "derogarla" por partes y así lo impulsarán a lo largo del próximo periodo de sesiones (febrero-julio), con independencia de lo que manifieste el partido en el Gobierno.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba