Política

El PSM se enfrenta a su peor escenario: quedar detrás de Vox en Madrid

Tras el no de Rubalcaba a ser candidato a la Alcaldía de Madrid, los socialistas de la capital encarán el 26-M con la ministra Maroto como principal activo electoral  

La ministra de Industria, Reyes Maroto
La ministra de Industria, Reyes Maroto

El 'no' de Alfredo Pérez Rubalcaba a ser el candidato del PSOE a la Alcaldía de Madrid no es el primero que ha recibido Pedro Sánchez, pero sí el que está teniendo efectos más letales para la sigla.

Antes que él, lo hicieron Baltasar Garzón, el hoy ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, e incluso la propia alcaldesa, Manuela Carmena, con quien el líder socialista coqueteó políticamente para que encabezara una plataforma de izquierda. Al final, explican fuentes socialistas a Vozpópuli, se impuso la tesis de que en política uno más uno no suma dos, que mucho votante socialista no votaría a Carmena y viceversa -electores de Podemos que nunca votarán al PSOE- y ambas partes decidieron seguir su camino.

El problema del 'no' de Rubalcaba es que se produce cuando quedan menos de cinco meses para las elecciones del 26 de mayo, y dos semanas para que empiece, el 15 de enero, un proceso de primarias de incierto resultado porque, gane quien gane, desembocará en el enésimo peor resultado histórico de los socialistas capitalinos. Con un agravante: algunos sondeos pronostican que el PSOE quedará por detrás de Vox.

Sólo De la Rocha se postula 

Solo el exsindicalista y miembro de la corriente Izquierda SocialistaManuel de la Rocha se ha mostrado dispuesto a asumir el regalo envenenado de competir con Carmena, con la ciudadanaBegoña Villacis y con el candidato que designe el PP. Y eso no se lo puede permitir el presidente del Gobierno si quiere ver realizada su gran apuesta, que Ángel Gabilondo presida la Comunidad de Madrid.

Su victoria sería por "incomparecencia" de Ferraz, bromea una fuente consultada, que da por supuesto que tanto la dirección del PSM -encabezada por José Manuel Franco- como el propio Sánchez están barajando otros nombres; pese a lo cual, De la Rocha ha empezado a moverse en busca de apoyos entre los secretarios de las agrupaciones madrileñas.

Lo cierto es que los socialistas se acercan peligrosamente a una catástrofe electoral en la capital que, de rebote -porque el voto municipal tira del autonómico-,hundiría las aspiraciones de Gabilondo de llegar a la Puerta del Sol de la mano de Íñigo Errejón y abonaría al PSOE a la oposición en el ayuntamiento y en la comunidad durante alguna década más.

De todos los nombres que hasta ahora han sonado para competir con De la Rocha por el cartel electoral en Madrid, tan solo la ministra de Industria, Reyes Maroto, es la única que no ha dicho que no a Pedro Sánchez. 

Sánchez admite que tendrá que remodelar el gobierno en primavera para designar a Borrell candidato europeo; la 'vuelta' de Maroto a Madrid podría producirse entonces

El problema de designar a Maroto, además de su escaso conocimiento público, es que obligaría al presidente del Gobierno a hacer una remodelación del gabinete "en el peor momento", con la negociación presupuestaria abierta en canal y el desafío catalán en pleno auge, explican a este periódico distintas fuentes socialistas.  

Aún así, el jefe del Ejecutivo no solo no lo descarta sino que, en conversaciones privadas da por descontado que tendrá que hacer una remodelación en algún momento de la primavera para sacar a Josep Borrell del Ejecutivo y ponerle al frente de la candidatura del PSOE al Parlamento Europeo.

Ese sería el momento para aprovechar políticamente el cambio de gobierno y designar a la ministra de Industria candidata a la Alcaldía. Pero tiene que hacerlo ya para cumplir con el calendario orgánico del PSM, que estipula el inicio del proceso de primarias a penas dentro de dos semanas, el 15 de enero.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba