Política

El PSOE carga contra Rivera harto de que todo le salga "gratis" a Ciudadanos

Los socialistas se enzarzan en Twitter y en otros foros con los naranja para evitar que se consolide su actual estado de gracia mediático y en las encuestas

Sánchez y Rivera firman su fallido acuerdo de investidura en febrero de 2016.
Sánchez y Rivera firman su fallido acuerdo de investidura en febrero de 2016. Efe

Pedro Sánchez no se cree los múltiples sondeos que dan a Ciudadanos primera fuerza en unas hipotéticas elecciones pero admite que los de Albert Rivera están en estado de gracia mediático, hasta el punto de que todo les sale "gratis"; parece que ninguna de sus "abundantes contradicciones" les desgasta demoscópicamente en los sondeos.

Y aunque el PSOE no va a convertir a la formación naranja en el centro de su estrategia de oposición -"qué más quisiera Rivera", ironiza a Vozpópuli una fuente próxima al secretario general de los socialistas- sí va a denunciar en voz alta sus incongruencias. No quieren que se consolide en esa supuesta primera plaza de las encuestas, incluso por encima del PP.

Sentó muy mal en Ferraz el feo del presidente de Ciudadanos a Sánchez cuando éste le citó a una conversación tras la dimisión de Cristina Cifuentes, y Rivera ni se molestó en contestar para no verse comprometido en una eventual investidura del socialista Ángel Gabilondo como presidente de la Comunidad de Madrid.

Todo empezó con la entrevista en la que Sánchez decía que "el PP no está tan mal", a lo que Rivera respondió acusándole de hacer "el boca a boca" al bipartidismo

Y aún peor sentó que, el domingo pasado, Rivera reaccionara a una entrevista del líder socialista en El Mundo -"El PP no está tan mal, se le subestima en los sondeos, como al PSOE"- lazando un tuit en el que acusaba a los socialistas de hacer el "boca a boca" a Mariano Rajoy para que el bipartidismo no se desmorone.

Inmediatamente, la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, le respondió en la red con un tuit incendiario que fue muy retuiteado y celebrado en las filas del principal partido de la oposición: "El boca a boca se lo haces tú todos los días en el Congreso de los Diputados, vetando leyes sociales junto al PP, y en Madrid amparando el hedor insoportable de su corrupción".

Claro que la pelea no quedó ahí porque los socialistas vieron un filón en las "dudas" del ex primer ministro francés Manuel Valls a ser candidato solo de Ciudadanos a la Alcaldía de Barcelona; ha propuesta una plataforma de partidos constitucionalistas a PSC y PP, pero los socialistas catalanes ya le han dicho no porque su candidato es Jaume Collboni.

Pedro Sánchez olió la sangre y se lanzó directo a la yugular de Albert Rivera para reprocharle que solo se dedica a vender "humo" para titulares mediáticos:

Los socialistas no quieren darle "más protagonismo del necesario" a Ciudadanos, pero sí están decididos a contestar actitudes suyas como la frialdad con la que recibieron la sentencia contra los cinco integrantes de La Manada. Confían, además, en que su apoyo a la investidura de un sucesor del PP para Cifuentes les pase factura en el electorado progresista madrileño, una parte del cual ha votado naranja en las últimas elecciones.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba