Pensiones

PSOE y Podemos esquivan la foto de la unidad y se lanzan a por el voto pensionista

Ambos partidos libran su particular batalla por abanderar la defensa del sistema público de pensiones tras las movilizaciones de hace poco más de una semana y con la vista puesta ya en los comicios de 2019

Concentración en Bilbao de la plataforma de asociaciones de jubilados, viudas y pensionistas de Bizkaia.
Concentración en Bilbao de la plataforma de asociaciones de jubilados, viudas y pensionistas de Bizkaia. EFE/Luis Tejido

La defensa de los pensionistas se ha convertido en el nuevo episodio de la particular batalla que libran Podemos y el PSOE por el liderazgo de la agenda social. Tanto Pedro Sánchez como Pablo Iglesias quieren apuntarse el tanto de las pensiones, una vez que la coordinación parlamentaria entre ambos partidos ha quedado prácticamente reducida a cenizas. A pesar de que comparten fines comunes, cada formación presenta iniciativas muy similares por separado, evitando cualquier foto de unidad frente al Gobierno del Partido Popular.  

El grupo confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea lograba granjearse este martes junto a Compromís el respaldo del PSOE y de Ciudadanos para forzar una comparecencia del presidente del GobiernoMariano Rajoy, y de la ministra de Empleo, Fátima Báñez, ante el Pleno de la Cámara Baja para explicar sus planes sobre el futuro de las pensiones y las consecuencias de la entrada en vigor del factor de sostenibilidad el 1 de enero de 2019.

Hace menos de una semana que miles de jubilados protestaron -con el respaldo de los grandes sindicatos- en las calles de varias ciudades de España para defender el futuro de las prestaciones públicas y para denunciar la exigua subida del 0,25% fijada por el Ejecutivo con la reforma de 2013

Al tiempo que los socialistas daban su apoyo este martes a la iniciativa morada, registraban su propia proposición de Ley para vincular la revalorización de las pensiones al a subida del IPC, lo que supondría elevarlas hasta un 1,6% en 2018. La portavoz de En Marea, Yolanda Díaz, se congratulaba en rueda de prensa de que los socialistas hubiesen decidido "rectificar". El PSOE introdujo el factor de sostenibilidad en su reforma de 2011. Pero la diputada gallega no dejó pasar la oportunidad para acusarles de ir a rebufo de las propuestas de Unidos Podemos.

Algo similar ocurrió la semana pasada con la proposición de Ley (PL) sobre la brecha salarial. La portavoz del grupo confederal, Irene Montero, acusaba a los socialistas de haber "calcado" su PL para reducir las desigualdades retributivas entre hombres y mujeres. Además, el PSOE la registró apenas unas horas antes de que la de Unidos Podemos pasase por el Pleno de la Cámara, donde contó con el visto bueno de los socialistas para su admisión a trámite.

El partido de Iglesias ha tomado la delantera en la presentación de iniciativas de corte social en la Cámara Baja

Desde comienzos de año, el partido de Iglesias ha tomado la delantera en la presentación de iniciativas de corte social en la Cámara Baja, como parte de la estrategia diseñada para relegar el debate territorial tras su fiasco en las elecciones catalanas. De hecho, el pasado 25 de enero los morados registraron otra PL que pide recuperar el poder adquisitivo perdido por los pensionistas en los dos últimos años, volver a tomar en cuenta la variación de los precios para calcular la subida anual y suprimir el factor de sostenibilidad. 

Sólo siete días antes habían registrado otra proposición de Ley para aumentar 10 puntos el impuesto de Sociedades a los bancos. Una medida contemplada en su programa electoral pero que el secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, había sugerido durante un desayuno informativo en Madrid como forma de sufragar la sostenibilidad del sistema de pensiones. "Más propuestas y menos desayunos informativos", reprochó Iglesias a su homólogo socialista.

Tanto Margarita Robles como Adriana Lastra se afanaban este martes para defender que son los socialistas quienes llevan meses poniendo sobre la mesa el problema de las pensiones; incluso cuando la crisis en Cataluña copaba toda la agenda parlamentaria. "Llevamos mucho tiempo hablando del sistema público de pensiones y de la necesidad de recuperar el nivel adquisitivo. Hemos hecho mociones, proposiciones no de ley, hemos hecho sesiones de control enteras para hablar de los pensionistas", reivindicaba Lastra, vicesecretaria general del PSOE y portavoz adjunta en la Cámara Baja.

A lo largo del presente mandato, los socialistas han presentado la proposición de este martes, tres proposiciones no de ley (PNL), tres mociones, varias preguntas y tres interpelaciones urgentes. Así se encargó de ponerlo de manifiesto Sánchez a través de su cuenta de Twitter. Otra cosa es la repercusión mediática que han logrado con ello. Todo eso sí, al margen del Pacto de Toledo, donde los trabajos apenas avanzan.

El PSOE se sumará a la manifestación de jubilados convocada para el próximo 1 de marzo

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que cuenta con la desventaja de no estar presente en el Hemiciclo al no ser diputado, concedía este mismo martes una entrevista en Cuatro para explicar la iniciativa de su partido y reafirmar las palabras del secretario de Economía socialista, Manuel Escudero, asegurando que los socialistas estarán "en la calle" junto a los pensionistas. El PSOE se sumará a la manifestación de jubilados convocada para el próximo 1 de marzo por la Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema Público de Pensiones. 

La 'primavera' de movilizaciones

Precisamente, la nueva hoja de ruta diseñada por Podemos pasa por respaldar el ciclo de protestas callejeras previsto para los próximos meses que tendrá uno de sus puntos álgidos el próximo 8 de marzo con la huelga feminista. "Queremos hacer un llamamiento a una primavera de movilizaciones. Es fundamental que se dé la batalla en la calle", defendía el secretario de Organización de la formación morada, Pablo Echenique, tras la reunión de la Ejecutiva este mismo lunes.

El nuevo rumbo marcado por Pablo Iglesias a principios de año pasa por una vuelta a los orígenes del 15-M. Aunque no se tratará, sin embargo, de impulsar las movilizaciones, sino de contribuir y apoyar las convocatorias de las organizaciones sociales. Todo con la vista puesta ya en las elecciones autonómicas y municipales de 2019, donde uno de los principales caladeros de votantes del PSOE son precisamente los pensionistas. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba