Política

Sin fisuras: Sánchez promete a Rajoy un frente común contra el secesionismo en Cataluña

El líder del PSOE se pone en contacto con el presidente del Gobierno para trasladarle su voluntad de ahormar una posición conjunta contra el "engaño" de la ley de transitoriedad que preparan los independentistas

El portavoz del PSOE, Óscar Puente, en rueda de prensa en Ferraz
El portavoz del PSOE, Óscar Puente, en rueda de prensa en Ferraz EFE

El PSOE quiere ir de la mano con el Gobierno en la respuesta al "engaño y el desafío" que plantean los independentistas con su pulso al Estado. Así se lo ha trasladado este mismo lunes el líder de los socialistas, Pedro Sánchez, al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, en una conversación telefónica que le ha solicitado nada más conocer las intenciones del bloque soberanista de dar a conocer los detalles de su ley de ruptura con España, bautizada como Ley de Transitoriedad jurídica y fundacional de la República. Los socialistas le apoyarán si se mantiene en la senda de "proporcionalidad" en la que consideran que se está moviendo. 

Sánchez ha dejado claro al presidente del Gobierno el rechazo frontal de su partido a esta iniciativa y le ha trasladado su voluntad de "instrumentalizar una posición conjunta de respuesta a este desafío". Para ello, ambos se han comprometido a mantener una "comunicación lo más fluida posible" para intentar "coordinar y mantener una postura común y un acuerdo en la respuesta".

¿Qué implica este frente común? En una rueda de prensa en Ferraz, el portavoz del PSOE, Óscar Puente, no ha ofrecido detalles, porque, ha explicado "no se han profundizado en las medidas que se van a adoptar". Según ha dicho, el presidente del Gobierno no les ha hablado de qué respuestas está preparando, ni Sánchez le ha trasladado las propuestas de su partido, que no hará públicas hasta el próximo lunes.

De la misma manera, Puente no ha querido adelantar si los socialistas son partidarios de que se impida físicamente la consulta, porque, ha explicado el PSOE no quiere hablar de futuribles. "El PSOE se pronunciará cuando llegue el momento, no vamos a abrir todas las hipótesis", ha explicado. Lo que sí tienen claro es que ni el 1 de octubre habrá un referéndum ni el día 2 puede haber una república catalana".

Los límites del PSOE: "proporcionalidad y eficacia"

Eso sí, cuando se le ha preguntado si ese respaldo del PSOE al Gobierno tiene límites, Puente ha fijado dos: "proporcionalidad y eficacia". Si bien, ha recalcado que los socialistas consideran que el Gobierno "está actuando en ese sentido", es decir, que "se está moviendo dentro de la proporcionalidad y eficacia". Por lo que consideran que si se mantienen en esa senda, "va a ser posible encontrar el acuerdo".  

En espera de que se conozca el plan de los socialistas, que iban a aprobar este lunes, pero después de los atentados de Barcelona han decidido posponer a la próxima semana, Puente sólo ha hecho hincapié en la necesidad del diálogo en Cataluña.

Tampoco ha cargado las tintas contra el "inmovilismo" del que acusan al presidente del Gobierno y que sirvió para que, en su reunión de julio, Sánchez avisara a Rajoy de que, si no tomaba la iniciativa, lo haría él. Este lunes, el portavoz socialista ha preferido poner el acento en la voluntad de su partido de cerrar filas con el Gobierno en este asunto. 

El PSOE distingue así entre la respuesta del Estado al desafío soberanista y el problema de fondo en Cataluña. En el primer plano, el respaldo de los socialistas es "absoluto", pero, según explican fuentes de Ferraz, mantienen su planteamiento de que hace falta diálogo y acuerdo para resolver una crisis que va más allá de la consulta que organiza la Generalitat.

Puente ha aprovechado también la rueda de prensa para lamentar que una parte de los manifestantes del pasado sábado en Barcelona “no estuvo a la altura de las circunstancias”, al utilizar la marcha para unas reivindicaciones políticas de las que no era “momento ni lugar”.

El portavoz socialista no ha querido “señalar a nadie concreto”, aunque sí ha apuntado que era algo “claramente organizado”. Fuera quien fuera, ha recalcado, fue un “espectáculo nada agradable”. Ese día, ha remachado, era el día de las víctimas de los atentados del 17 de agosto, y no ve "de recibo" que los independentistas lo usaran para "quebrar la unidad".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba