Resultados 26-M

El PSOE gana Castilla y León por primera vez en 32 años, pero la gobernabilidad queda en el aire

El Partido Socialista ha obtenido 34 escaños en las Cortes de Castilla y León, mientras que los populares han perdido once diputados en el parlamento regional de uno de sus últimos grandes feudos 

El candidato socialista a la Junta de Castilla y León, Luis Tudanca
El candidato socialista a la Junta de Castilla y León, Luis Tudanca Europa Press

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) ha ganado al Partido Popular en Castilla y León por primera vez desde 1987, después de 32 años de hegemonía política en la comunidad autónoma de los populares. Los socialistas que lidera Luis Tudanca -el candidato del PSOE a la Junta- han logrado 35 escaños en las Cortes de Castilla y León, diez más que en las últimas elecciones autonómicas de 2015. 

Por el contrario, el Partido Popular, que ha gobernado con mayoría absoluta en Castilla y León durante más de tres décadas sin necesidad de pactos, ha obtenido su peor resultado de la historia con tan sólo 30escaños en el parlamento regional, doce menos que en la legislatura anterior.

No obstante, a pesar de los buenos resultados del PSOE, ninguno de los dos partidos ha logrado la mayoría absoluta, situada en 41 escaños, lo que convierte a Ciudadanos, que ha conseguido 12 asientos, en la llave del gobierno de la Junta de Castilla y León. En el caso de que optase por pactar con el PP, obtendrían una mayoría justa, con 42 procuradores.

Otra de las grandes novedades ha sido la irrupción con un procurador en las Cortes castellanoleonesas de Vox y del partido Por Ávila (XAV), una escisión del Partido Popular que nació hace apenas medio año y  que también se ha convertido en la principal fuerza en el Ayuntamiento de la capital de la región. 

Probablemente la formación más tocada haya sido Podemos-Equo, que sólo ha logrado obtener un procurador en las Cortes y terminará formando parte del grupo mixto, después de llegar a alcanzar los diez asientos en el hemiciclo regional en las elecciones municipales de 2015. 

El CIS publicado hace varias semanas predijo que Unidas Podemos perdería dos escaños, bajando hasta los ocho parlamentarios en las Cortes, mientras que Izquierda Unida tendría que pelear por un volver a obtener su puesto actual en la cámara autonómica, un asiento que ha perdido a costa de Vox y XAV. 

El PSOE arrasa en las capitales de provincia 

En el plano municipal, el PSOE también ha salido victorioso. Los socialistas han logrado superar en votos y en concejales a los populares en seis de las nueve provincias: Soria, Segovia, Valladolid, Palencia, Burgos y León. En cuatro de ellas han logrado superar al Partido Popular, y sólo Soria contaba con mayoría socialista en 2015. Por su parte, Salamanca ha sido la única que se ha mantenido fiel a los populares, mientras que Zamora y Ávila han escapado del bipartidismo. 

De esta forma, el alcalde socialista de Valladolid, Óscar Puente, mantiene su alcaldía y mejora su situación en el Ayuntamiento de la capital de la Comunidad Autónoma, ya que ha logrado tres concejales más. Puente  ha mostrado su satisfacción por haber ganado las elecciones, ya que “es el resultado del gran trabajo realizado estos cuatro años que ha sido reconocido y recompensado por los ciudadanos”.

Puente ha insistido en que el Partido Socialista no ganaba las elecciones en Valladolid desde 1987 y ha indicado que en esta ocasión han conseguido 20.000 votos más que en 2015. La única capital de provincia que continúa en el aire es León, donde tanto el PP como el PSOE han logrado el mismo número de concejales, nueve. 

En la ciudad de Ávila, XAV ha ganado las elecciones y ha obtenido 11 concejales, lo que sitúa a la escisión popular a tan sólo dos asientos de la mayoría absoluta en el Ayuntamiento abulense. En Zamora, por otro lado, ha ganado con una holgada mayoría Izquierda Unida, liderada por el actual alcalde zamorano, Fernando Guarido, que ha logrado escapar de la coalición que mantenía con el PSOE. 

¿Adiós al feudo popular? 

Al comparar los resultados con los de las elecciones municipales de 2015, el cambio de color en el mapa de la región más extensa de España es obvio, aunque al tener en cuenta el número de municipios, el Partido Popular sigue siendo la candidatura más votada. El PP ha logrado mayoría en un total de 1.343 municipios, mientras que el PSOE sólo ha logrado la victoria en 493 localidades. 

Estos comicios han supuesto un antes y un después en la vida política de Castilla y León, que siempre ha sido uno de los feudos más asentados del Partido Popular. La Junta ha estado en manos del PP desde los años 80,  cuando el socialista Constantino Nalda perdió las elecciones frente a un joven José María Aznar en 1987.

Por otro lado, estas elecciones autonómicas también suponen el fin de una etapa histórica, ya son el adiós definitivo del actual presidente, Juan Vicente Herrera, tras más de 18 años al frente de la Junta. Por primera vez en años, existen numerosas dudas sobre quién será su sucesor, aunque todo apunta a que el candidato popular a la Junta y sucesor de Herrera,  Alfonso Fernández Mañueco, será investido con la ayuda de Ciudadanos. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba