Elecciones en Andalucía

El PP cree que ya ataja el 'sorpasso' de Cs pero tiembla ante el 'efecto Vox'

El PP da por sepultada la posibilidad de un 'sorpasso' de Ciudadanos pero no despeja sus miedos ante el ascenso de Vox en las elecciones andaluzas

El presidente del PP, Pablo Casado.
El presidente del PP, Pablo Casado. Efe

El Partido Popular da por superada la posibilidad de que se produzca un 'sorpasso' de Ciudadanos en las elecciones andaluzas. Tanto los últimos sondeos publicados este fin de semana como los 'trackings' internos que manejan en Génova descartan esa posibilidad. La ventaja de los populares sobre la formación naranja oscila entre los cinco y siete puntos, de acuerdo con estas versiones, con una tendencia al alza del PP y frenazo en seco de Cs. 

Pablo Casado y su equipo de campaña centran ahora su objetivo en Vox, la fuerza emergente surgida a la derecha que podría conseguir diputados en Almería o Málaga, y amenaza con escamotearle algunos escaños en el proceso del reparto de restos. El partido de Santiago Abascal restaría diputados al PP en provincias como Sevilla o Córdoba, que no necesariamente irían a parar a Vox. El PP asegura que esos votos irían a Adelante Andalucía, es decir, a Podemos. Un voto a la derecha que serviría para consolidar la continuidad de Susana Díaz en la presidencia. Vox se ha convertido en una obsesión para los populares. Sus votantes salen mayoritariamente de las filas del PP. "Quizás no consiga entrar en el Parlamento, ni siquiera superará el dos por ciento de las papeletas pero nos pueden amargar la noche del 2-D", confiesa un alto cargo popular.

Javier Maroto, vicesecretario general del PP, ha insistido estos días en la teoría de los 'restos', subrayando  que votar a Vox es tirar la papeleta a la basura o entregárselo directamente a Pablo Iglesias. Esta es el mensaje que se ha hecho común e inevitable en los mítines del PP. El peligro está en Vox más que en Ciudadanos. "Cs ahora le quita más al PSOE que a nosotros", según aseguran estas fuentes. 

Vox está desarrollando una campaña muy activa. Abascal reunió a casi 3.000 personas en la Plaza de la Marina este fin de semana. También en Sevilla congregó a una audiencia similar en el Palacio de Congresos, un recinto que en su día no logró llenar Ciudadanos. Este fin de semana, la formación naranja apenas consiguió una entrada aceptable en el Palacio de Congresos de Cádiz, pese a contar con la presencia de Albert Rivera, que se está dosificando en estas campaña  a causa de una lesión deportiva. 

Escaso tirón en los mítines

Inés Arrimadas está ejerciendo el papel de candidata de Cs, dado que ni Juan Marín, su hombre de Andalucía, ni el candidato a la Junta, el juez Serrano, consiguen movilizar a los indecisos. Son poco conocidos y débiles de oratoria . "Quizás no llenemos los auditorios, pero llenaremos las urnas", comenta un dirigente de Cs.

El PP considera que su rival directo situó sus expectativas electorales en un nivel demasiado alto. "Nosotros hemos desembarcado con todo, con Casado y gran parte de los barones de peso, pero no tenemos el nivel de exigencia de Rivera, que ha planteado el sorpasso como un objetivo asequible", señalan en fuentes de Génova. "Si no lo logran, será un fracaso, mientras que nosotros podremos respirar aunque quedemos segundos". Apenas arrancada, la campaña de Cs muestra signos de debilitamiento, de acuerdo con lo que explican en la caravana de Casado. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba