Política

El PP no hablará con Vox hasta haber alcanzado un pacto con Ciudadanos

PP y Ciudadanos abren este lunes sus conversaciones para una investidura en Andalucía. No negociarán con Vox hasta que hayan alcanzado un acuerdo de Gobierno

El presidente del PP, Pablo Casado
El presidente del PP, Pablo Casado EFE

El Partido Popular y Ciudadanos abrirán formalmente las negociaciones para alcanzar un pacto de investidura, o de Gobierno, el próximo lunes. Ya ha habido contactos entre las dos partes. Juan Manuel Moreno y José Manuel Villegas son los encargados de llevar a cabo este proceso que fuentes del PP confían en que será rápido. Lo llaman "el acuerdo de los 47 escaños", que es lo que suman ambas formaciones y era el número de diputados que tenía Susana Díaz. 

La idea del partido de Pablo Casado es no abrir el diálogo con Vox hasta que se haya alcanzado un acuerdo 'global' con Ciudadanos, un reparto que incluye la presidencia de la Junta para el PP y la del Parlamento para Ciudadanos. Luego se hablaría con Santiago Abascal para que se sume al acuerdo, ya que sus votos son necesarios para la mayoría absoluta. Vox ya ha dicho que su prioridad es echar a Susana Díaz de Andalucía, 'acabar con el régimen' socialista. No entra en sus planes entrar en el Ejecutivo ni en el reparto de carteras. Cs no tiene previsto entablar diálogo alguno con el partido de Abascal, salvo que sea imprescindible.

Gobierno a la portuguesa

Casado pretende formar un gobierno monocolor con apoyos externos de las otras dos 'fuerzas del cambio', un Gobierno 'a la portuguesa', como ya informó Vozpópuli. El líder de los populares es consciente de que la postura que mantiene hasta ahora el partido de Rivera es defender una investidura de Juan Marín a la presidencia del Gobierno, con los votos socialistas y del PP. "Eso es imposible, nosotros hemos defendido la bandera del cambio y si los socialistas continúan, de una forma o de otra, sería una traición a los votantes". Primero se hablará de investidura. Luego, del Gobierno. "Paso a paso", dicen los populares.

El partido naranja no descarta entrar en un futuro gobierno de coalición con los populares. Esta tesis empieza a cobrar cuerpo, pese a que formalmente no se ha abierto la mesa de negociación. "Gobernar con 26 escaños en un Parlamento de 109 es un escenario complicado. Sería una variante a la andaluza del Ejecutivo de 84 diputados de Pedro Sánchez", señala un diputado andaluz del PP. 

En Vox se está a la espera de ser convocado para dilucidar el futuro panorama andaluz. "No tenemos prisa, nosotros esperaremos a que nos llamen y plantearemos nuestras condiciones", señalaba Abascal esta semana. Vox plantea una serie de exigencias como cerrar Canal Sur, devolver las competencias en Sanidad y Educación o abrir una auditoría en profundidad sobre la concesión de los PER. 

Casado considera que hay posibilidades de alcanzar el acuerdo con los naranjas. Sus relaciones con Albert Rivera no son malas y Ciudadanos tendría muy complicado explicar a sus votantes porqué no ha secundado el gran cambio andaluz, después de 36 años de gobiernos socialistas. Igualmente da por hecho que Vox no pondrá obstáculos a este cambio, que es su principal objetivo. "Lo primero es lo primero, impedir que el socialismo siga al frente de Andalucía, luego se hablará de otros detalles". 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba