Comunidad de Madrid

El PP de Madrid cree que Pío García Escudero vuelve para ser candidato

El presidente ha nombrado a Ángel Garrido, pero lo ha cesado de secretario general del partido para preparar las elecciones a gusto de la dirección nacional, algo inédito en la historia del PP de Madrid

Pío García-Escudero, senador del Partido Popular por Madrid
Pío García-Escudero, senador del Partido Popular por Madrid EUROPA PRESS

“Aquí no habla nadie. Es nuestra cultura. Aquí se acata”. Los diputados del PP de la AsambleadeMadrid son una buena representación de la militancia del partido en la Comunidad y este lunes escucharon disciplinadamente a su portavoz, Enrique Ossorio, que les dijo lo que ya todos sabían: Mariano Rajoy ha decidido que Ángel Garrido siga como presidente de la Comunidad de Madrid hasta las próximas elecciones autonómicas.

El nuevo presidente les animó a continuar trabajando para consolidar el trabajo que se ha hecho durante estos últimos años para presentar un buen balance al final de la legislatura.

Garrido ha sido siempre un hombre disciplinado y de partido. Aguantó en la primera época de AlbertoRuizGallardón los desprecios que le hacían algunos de los miembros del equipo del alcalde que le consideraban un concejal antiguo, de barrio y poco preparado.

Lo decían de un ingeniero de minas que lleva más de 25 años trabajando duro en el PP, primero en un pueblo del cinturón rojo, y luego en Vallecas. Muchos de los que le maldecían han tenido que salir por la puerta de atrás, mientras que a Ángel Garrido no se le conoce apenas polémica durante sus muchos años de ejercer el poder político.

El presidente del Gobierno ha apartado de la Secretaría General del partido donde ha colocado a un hombre de su aparato, Juan Carlos Vera, y a otro de su confianza, Pío García Escudero

Este lunes logró que Rajoy aplicara la lógica, es decir que continuara en un Gobierno que, en líneas generales, ha aplicado las doctrinas del PP y que no había metido la pata hasta que su presidenta Cristina Cifuentes hizo lo que nadie esperaba.

Autonómicas y municipales

Dentro de unos días será el presidente electo y tendrá que administrar la Comunidad de Madrid hasta dentro de un año en el que el PP se juega la vida en las autonómicas y municipales. Rajoy lo ha confirmado, pero también lo ha cesado.

El presidente del Gobierno ha apartado de la Secretaría General del partido donde ha colocado a un hombre de su aparato, Juan Carlos Vera, y a otro de su confianza, Pío García Escudero. Los paracaidistas, con la fórmula que han empleado en el PP nacional de nombrar al presidente y al secretario general, podrán analizar la situación y si no les gusta alguno de los actuales gestores echarlos y poner a los suyos.

La primera pregunta es qué pasará con Jaime González Taboada, coordinador nombrado por Cifuentes y persona de total confianza de la expresidenta.

Pasar de presidir la Cámara Alta a mancharse los pies por los barrios de Madrid para estar en la oposición es muy duro, pero no podrá decirle no a Mariano”

Los diputados, y los militantes con puesto de trabajo en la Comunidad de Madrid, creen que Rajoy ha colocado a Pío García Escudero en el PP de Madrid para que se comience a trabajar la candidatura de cara a las próximas elecciones. Junto con Pablo Casado podrían formar parte de la lista para Ayuntamiento y Comunidad. “¿Sin ninguna mujer?”, señalaban ayer en la Asamblea de Madrid.

Los dos conocen el partido en Madrid y la Comunidad y el Ayuntamiento, donde han trabajado en diferentes etapas de su vida política.

Algunos de los amigos de García Escudero afirmaban que el presidente del Senado se va a resistir. “Pasar de presidir la Cámara Alta a mancharse los pies por los barrios de Madrid para estar en la oposición es muy duro, pero no podrá decirle no a Mariano”, afirmaba un diputado regional.

Los amigos, algunos no tanto, dice que García Escudero, negociador, cumplirá con los encargos de Rajoy, y será el policía bueno de la película. Vera será el hombre que aplique la cirugía y ordene un partido destrozado por el máster y dos botes de crema: el malo.

Garrido evitará sustos

En el PP madrileño creen que el nombramiento de Ángel Garrido evitará que la expresidenta Cifuentes tenga la tentación de mantener su acta, algo que consideran “horrible” para los intereses del partido.

Cifuentes tiene aún tiempo de renunciar y que tome posesión el siguiente diputado. Una ausencia, o un voto contrario, pondría en peligro el poder del PP en este último año y su pacto con Ciudadanos. Nadie cree que lo que empezó con un ‘tamayazo’ termine con un susto similar, decía ayer un distinguido militante popular.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba