Elecciones en Cataluña PP: Un cataclismo con réplica en Moncloa

El excelente resultado de Ciudadanos agrava aún más la situación de un Partido Popular que queda reducido a un papel marginal en Cataluña

La noche más amarga para el PP tras confirmar que se cumplían los pronósticos más funestos. El peor de los escenarios posibles. Pasar de 11 a 4 escaños. Del 8,54% de los votos a la mitad: 4,2%. El hundimientos de sus colores en Cataluña careció de paliativos. Un desplome de vértigo que confirmó la fuga masiva de sus votantes hacia los colores de Ciudadanos, el gran vencedor de la noche, la gran revelación.

El excelente resultado de Inés Arrimadas agrava aún más la situación de un Partido Popular que queda reducido a un papel marginal en Cataluña, con posibles réplicas en consultas electorales de futuro. Mariano Rajoy se temía este desastre cuando decidió convertirse en el propio candidato del PP dejando en la sombra a García Albiol, a quien habían sentenciado todos los sondeos. La bofetada al PP va directa al rostro de Rajoy, que deberá ahora defender su controvertida decisión de convocar elecciones tan solo con 45 días de vida bajo el imperio del 155.

Mariano Rajoy había llegado a Génova a la hora del cierre de los colegios, donde la esperaban los miembros dirección con Dolores Cospedal y Fernando Maíllo al frente. También se sumó a la sesión la vicepresidenta Sáenz de Santamaría, el ministro de Energía, Álvaro Nadal, los presidentes del Senado y el Congreso y otros altos cargos de la formación. Ambiente muy frío, escasa presencia de medios y una sensación de derrota anticipada. Se confiaba a lo largo de la tarde en superar el listón de los seis diputados o, al menos la fatídica cifra de los cinco escaños que dan acceso a la posibilidad de formar grupo parlamentario.

Pocas sonrisas y gestos severos a lo largo de la tarde, en la que se seguía con interés particular los avances que llegaban sobre participación, en especial en aquellas zonas menos declaradamente partidarias de las opciones independentistas. Rajoy confesó su preocupación, aunque se reserva su intervención pública a la reunión de este viernes de su Comité Ejecutivo Nacional.

El presidente del PP señaló hace dos años, luego de que los independentistas se hicieran con la mayoría absoluta, que "no va a pasar nada" e insistió en enviar un mensaje de tranquilidad ante el inquietante resultado de los comicios, en los que se impuso Junts per el Sí, la coalición de ERC y Convergencia.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba