Política

El PP andaluz teme que Génova haga algunas cesiones a Vox

El PP andaluz confía en que Génova no tenga que hacer concesiones de calado durante las negociaciones con Vox para la investidura

El líder del PP-A, Juanma Moreno
El líder del PP-A, Juanma Moreno EFE

Concluye la segunda ronda de conversaciones entre PP y Vox en un ambiente de confianza en alcanzar un acuerdo. La reunión proseguirá en Sevilla, esta tarde. Los populares han respondido al documento de reclamaciones de Abascal con un papel alternativo. Vox reclama que se acepte "al menos el 20 por ciento de sus propuestas".

El PP andaluz recela. Ha seguido en la distancia, entre la inquietud y el nerviosismo, las negociaciones entre la dirección nacional y Vox Tras conocerse en la tarde del martes  las famosas 19 propuestas del partido de Santiago Abascal, desde Andalucía se enviaban mensajes de desconcierto. "No podemos asumir la investidura de Juanma a cualquier precio, sería un error que pagaremos durante años", comentaban en privado algunos d los dirigentes regionales. 

La respuesta oficial desde Génova tranquilizó los ánimos. "Ese documento es inasumible", se dijo desde el equipo negociador, presidido por el secretario general, Teodoro García Egea, quien está secundado por Marta González y Javier Maroto, vicesecretarios de la formación. Enfrente tienen a Javier Ortega, número dos de Vox, Rafael Bardají y José Francisco Conteras, "Curro", éste último de la organización andaluza. 

Vox impuso el horario y señaló el lugar de la reunión. Sería en Madrid, y no en Sevilla, y en un punto secreto, sin periodistas ni cámaras. Prevista inicialmente para arrancar a las 16,00 hrs, el encuentro comenzó con más de una hora de retraso. Vox había difundo para entonces su famoso papel de exigencias, que provocó desconcierto en Génova y preocupación en Sevilla.

"Se han vuelto locos"

Los populares sevillanos, a las órdenes de Juan Manuel Moreno, estudiaron el papel sumidos en la incredulidad. Algunas voces reaccionaron con firmeza: "Estos tíos se han vuelto locos, esto no tiene un pase", comentaron. Apenas conocían detalles sobre la evolución de las conversaciones. Volvió la calma al conocerse que no había ruptura y que la reunión proseguía. Es entonces cuando emergieron algunos recelos sobre si la dirección de Génova haría finalmente cesiones 'importantes' durante el largo pulso con el partido de Abascal. 

El diálogo Madrid-Sevilla, según avanzaban las horas, se hizo algo más fluido. El equipo de García Egea calmaba a su gente. Molestaron algunas voces críticas de dirigentes regionales, tanto con Vox y como con el documento de la polémica. Borja Semper, del PP vasco, emitió un tuit muy 'inoportuno'. Tampoco ayudó Alberto Núñez Feijóo con su salida en tromba en defensa de la ley de Violencia de género, en una línea algo distante a lo que venía predicando Pablo Casado.

La sesión se reanudó a las 9,30 de este miércoles, ya sin retrasos y con menos tensión. Isabel Díaz Ayuso, portavoz del PP de Madrid y muy próxima a Casado, lanzó un aviso interno: "Comentarlo todo en tiempo real, no ayuda". Desde Génova se insistía también en mantener la calma "porque esto no sabemos lo que va a durar". El cambio de actitud de Vox, mucho más templados. aplacó las tensiones internas en el PP, especialmente en Andalucía, donde se confía finalmente en que la negociación no incluya finalmente algún tipo de gesto demasiado 'complaciente' con las demandas de Abascal. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba