Política

El PP cree que Rivera quiere repartir "culpas" con Casado por si hay elecciones el 10-N

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera EFE

A Pablo Casado el giro de los acontecimientos que impuso este lunes Albert Rivera, proponiendo por sorpresa que Ciudadanos y PP se abstengan en la investidura de Pedro Sánchez, le ha pillado con el paso cambiado e intenta zafarse de lo que considera una maniobra electoral pero que puede hacerle daño ante su electorado.

Y es que los sondeos vienen favoreciéndole por la caída de intención de voto a Vox y a la formación naranja, y cuando ya Casado veía poco menos que inevitable la vuelta a las urnas el 10 de noviembre lo que menos le favorece es ir en campaña a rebufo de su principal competidor en el espacio de centro-derecha.

Por eso, el PP impuso que la reunión improvisada por la tarde en el Congreso, a petición de Rivera, fuera en el despacho parlamentario de su presidente, y "privada"; esto es, sin cámaras que inmortalizaran un encuentro que deja al PP en una situación incómoda.

La Dirección Nacional de los populares creen que la investidura del candidato del PSOE no necesita realmente de sus de sus votos. "Si la oferta de Ciudadanos es sincera, que vote sí a Sánchez y ya hay una mayoría absoluta de 180 diputados", señalan diversas fuentes. De hecho, el líder naranja está dispuesto a negociar los próximos presupuestos.

No gustó nada en la sede de Génova haberse enterado de la propuesta de abstención diez minutos antes que los periodistas; el equipo de Casado cree que lo que pretende realmente Rivera es "repartir culpas" in extremis, después de cuatro meses negándose incluso a ir a La Moncloa a verse con el jefe del Ejecutivo; que el PP no pueda presentarse ante los electores de centro derecha como limpio de polvo y paja en los cuatro meses de negociación.

Hubo dudas sobre ir a la reunión, pero al final se impuso en Génova la tesis de que Casado no puede repetir el 'no es no' de Rivera al presidente del Gobierno

Así que una hora después Génova ya había puesto en circulación un argumentario de réplica en el que señalaban textualmente a Ciudadanos que llamaran a La Moncloa: "El que tiene que contestar en Sánchez".

Y luego fuentes del partido justificaban la asistencia a la reunión con Rivera en el hecho de que el presidente del PP no puede repetir el no es no del líder de Ciudadanos hacia Pedro Sánchez, por respeto a los votantes del PP y de C's. Total, señalan, de poco le va a servir si hay repetición de elecciones el 10 de noviembre, porque toda España ha visto su actitud obstruccionista teniendo 57 diputados para haber negociado desde julio. 

"Si C's dice sí no hace falta ni Podemos" 

A la salida, fuentes del PP explicaron que "el PP mantiene su posición". Y cuando Vozpópuli preguntó al entorno de Casado si eso significa que este martes va a decirle al Rey que el PP votará no a la investidura de Sánchez, esas mismas fuentes aclararon que "primero va a escuchar al Rey".

"Ciudadanos no necesita al PP para abstenerse, puede hacerlo solo", se insiste desde Génova, en un más que evidente gesto de incomodidad con el giro de Rivera a última hora. "Y si, además, vota sí a la investidura de Sánchez, no hace falta ni Podemos", en alusión a que PSOE y Ciudadanos suman una mayoría absoluta de 180 diputados.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba