Política

PP y PSOE apartan a Ciudadanos de los grandes pactos para frenar su ascenso

Si el Gobierno se aferró al PNV para sacar adelante el primer escollo del proyecto presupuestario en el Congreso de los Diputados, ahora se acerca a los socialistas para los nombramientos del nuevo Banco de España. pero no es la primera vez que hacen 'migas' al margen de Rivera

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez.
Mariano Rajoy y Pedro Sánchez. Efe

El auge de Ciudadanos en las encuestas va acompañado de cierta marginalidad en algunos de los grandes pactos de Estado. Al menos eso se deduce del acercamiento del PP a otras fuerzas políticas en las últimas semanas. Por un lado, el Gobierno se aferró al PNV para superar el primer escollo de los Presupuestos Generales del Estado para 2018 en el Congreso de los Diputados y poder continuar con su tramitación y, por otro, ya iniciado ya conversaciones con el PSOE de cara a pactar los nombramientos del nuevo Banco de España.

Todo al margen de la formación presidida por Albert Rivera, su socio de Gobierno, que opta por contraatacar metiendo a populares y socialistas en el mismo saco: el del "bipartidismo". "El viejo bipartidismo sigue prefiriendo el dedazo en un cuarto oscuro para nombrar a los responsables de organismos reguladores. No tienen remedio porque prefieren el dedazo en lugar de un procedimiento según mérito y capacidad de los candidatos, como tendría más sentido". Así se expresó este lunes el dirigente naranja al término de la reunión del Comité Permanente del partido.

Y no ha dudado en añadir ejemplos en los que ambas fuerzas estarían "bloqueando" las reformas de Cs, como "RTVE y el Poder Judicial". "El bipartidismo quiere seguir como en los últimos 40 años, metiendo mano en las cajas de ahorros, el Banco de España y las instituciones. Ciudadanos quiere romper con el pasado, con esa lógica bipartidista decadente y abrir una nueva etapa para que los españoles vuelvan a confiar en sus instituciones", insiste Rivera.

Poder judicial, SMI, y aforamientos

Sin embargo, no es la primera vez que PP y PSOE hacen migas a espaldas de la formación naranja. A principios de año, Ciudadanos terminó abandonando el Pacto por la Justicia porque, según su criterio, las dos grandes formaciones querían "seguir controlándola". "Ciudadanos no va a estar en un pacto ni seguir reuniéndose en esa subcomisión cuando lo que se busca no es un pacto para despolitizar la Justicia sino un pacto contra la Justicia", denunció el portavoz en la Comisión de Justicia del Congreso, Nacho Prendes.

El Gobierno también recurrió al PSOE para sacar adelante la convalidación en el pleno del Congreso del decreto ley que incluía la subida a tres años del salario mínimo interprofesional (SMI)

Por su parte, PP y PSOE consideran que la "politización" del CGPJ no afecta a la independencia judicial y los portavoces de Justicia de ambas fuerzas en la Cámara Baja han insistido en que la politización que puede haber en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) derivado del sistema de elección de sus vocales no afecta a la independencia de los jueces, por lo que no se han mostrado partidarios de reformar la Ley Orgánica del Poder Judicial para limitar la elección de vocales del órgano de gobierno de los jueces.

Además, el Gobierno también recurrió al PSOE para sacar adelante la convalidación en el pleno del Congreso del decreto ley que incluía la subida a tres años del salario mínimo interprofesional (SMI). Hasta 850 euros mensuales en 2020 "fruto de la concertación social" y "en línea con la pactada para 2017 con los socialistas", en palabras de Montoro. Ciudadanos parece quedarse solo también en materia de eliminación de aforamientos. La supresión del aforamiento de diputados y senadores, así como en las comunidades autónomas, continúa en punto muerto, porque, de acuerdo a los dirigentes naranjas "el viejo bipartidismo" se resiste a desprenderse de este "privilegio".

El otoño naranja

Ante las reuniones y conversaciones a sus espaldas y consciente de los buenos resultados a los que apuntan las encuestas, Cs opta por acentuar sus diferencias con el 'modus operandi' del bipartidismo, un desmarque  al que hace referencia cuando habla de negociaciones en "cuartos oscuros" y que coincide con su discurso sobre las reuniones "opacas" que denunció recientemente cuando el Ejecutivo de Rajoy le apartó en las negociaciones presupuestarias con el PNV.

Tras el encuentro que mantuvieron Mariano Rajoy y Andoni Ortuzar para fijar posiciones en materia presupuestaria, fuentes del partido naranja advirtieron su "preocupación" por el carácter "secreto" de las reuniones entre Gobierno y PNV, aunque terminaron apoyando los presupuestos y asegurando que no les importaban las "medallas" que los nacionalistas vascos pudiesen ponerse.

Pero el respaldo del PNV a los presupuestos también habría encontrado su justificación en frenar el vertiginoso ascenso de Cs que reflejan los sondeos, aparte del Artículo 155. Si el portavoz de la formación vasca en el Congreso, Aitor Esteban, lo insinuó durante el debate, tres días después, el presidente del PNV, Andoni Ortzuar, lo corroboraba a las claras en una entrevista en 'El Correo': "En este momento un adelanto electoral a otoño solo beneficiaba a Ciudadanos. He hablado con todos los partidos en los últimos tiempos y todos se han confesado. Todos nos decían, 'oye, al final entraréis, no?'. Si no el desastre estaba ahí, el otoño naranja en El Corte Inglés".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba