Política

PP, PSOE y Cs libran a Francisco González de comparecer por el escándalo de Villarejo y BBVA

Unidos Podemos solicitó que FG y Goirigolzarri pasaran por la comisión de Seguridad Nacional para explicar el espionaje masivo encargado por la entidad al excomisario Villarejo entre 2004 y 2005

Francisco González, presidente de BBVA.
Francisco González, presidente de BBVA. Efe

PP, PSOE y Ciudadanos han denegado la solicitud de comparecencia de Unidos Podemos para que el expresidente del BBVA, Francisco González y el actual presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, explicasen ante la Comisión de Seguridad Nacional del Congreso el escándalo de las escuchas que encargó la entidad al excomisario encarcelado José Manuel Villarejo entre 2004 y 2005, cuando Goirigolzarri era Consejero Delegado del banco. También han rechazado la de la exvicepresidenta del Gobierno y actual presidenta del Consejo de Estado, María Teresa Fernández de la Vega.

Los partidos han sumado sus votos en la Mesa del Congreso y no han admitido a trámite las solicitudes de comparecencia registradas por el partido morado, siguiendo el criterio de los letrados de la Cámara. El partido de Pablo Iglesias los llamaba en calidad de personas "especialmente conocedoras" de una materia, para "informar y asesorar" al órgano parlamentario. Pero el argumento de los servicios jurídicos es que ninguno de los dos son cargos públicos y, según el artículo 44.4 del Reglamento, no están obligados a someterse al control del Parlamento, salvo que una futura comisión de investigación así lo estimase oportuno.

Según el excomisario, el BBVA contrató los servicios de su entramado societario (Grupo Cenyt), para evitar entre otras cosas que la constructora Sacyr se hiciera con el control del banco en 2004. En total, el expolicía ahora encarcelado habría 'pinchado' más de 15.000 conversaciones telefónicas de altos cargos del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero como Miguel Sebastián, así como de empresarios y periodistas. Esas escuchas ponen de manifiesto los contactos entre el Gobierno y el principal competidor del BBVA, el Banco Santander, y el intento de que Sacyr entrara al Consejo de Administración para provocar el cese de FG. Este último mantiene a día de hoy su puesto de presidente de honor de la entidad. 

El excomisario tiene intención de pedir al Gobierno que desclasifique a través del Consejo de Ministros la información que concierne a las escuchas telefónicas que realizó para la entidad bancaria y que ha vinculado incluso con el atentado del 11-M. Según explicó este lunes su abogado, Antonio José García Cabrera, la Fiscalía Anticorrupción no le permitió aportar "datos concretos" sobre la denominada operación Trampa, que forma parte como pieza separada del caso Tándem que investiga las actividades del excomisario.

Gobierno en ejercicio

En este sentido, los grupos también han rechazado la solicitud realizada por Izquierda Unida (IU) para que Fernández de la Vega compareciera ante la Comisión Constitucional, a fin de determinar si se ocupó de "aligerar" los problemas judiciales de Emilio Botín desde su puesto en Moncloa.

Según una de las transcripciones atribuidas a Villarejo, la actual presidenta del Consejo de Estado habría trasladado a un ejecutivo del Banco Santander que el presidente de dicha entidad por aquel entonces debía estar "tranquilo" con un juicio pendiente porque el Gobierno ya lo había "resuelto".

Pero los servicios de la Cámara esgrimen que el control parlamentario se dirige al Gobierno en ejercicio y no a antiguos altos cargos. Además de a ella, la empresa de Villarejo habría seguido los pasos del presidente y del vicepresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) entre 2004 y 2007, Manuel Conthe y Carlos Arenillas.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba