Política

El PP admite que ha sido "muy generoso" con Cs en el País Vasco

Fuentes de la dirección nacional del PP reconocen en privado que Alfonso Alonso tenía razón cuando sostenía que el gran beneficiado es el partido naranja al lograr destacados puestos de salida en las listas

Casado y Arrimadas.
Casado y Arrimadas. VP

El Partido Popular admite que ha sido "muy generoso" con Ciudadanosen la negociación de la coalición PP+Cs para las elecciones vascas porque el objetivo a medio y largo plazo es consolidar la operación 'España Suma', una vez que Inés Arrimadas se alce con el liderazgo del partido tras las primarias.

Con esa meta a nivel nacional, fuentes de la dirección nacional del PP advierten de que una posible victoria de Francisco Igea, rival de Arrimadas en el proceso congresual de Cs, podría hacer peligrar pactos sellados entre los dos partidos en gobiernos regionales, como el de Castilla y León.

El propio Pablo Casado ha reconocido que el objetivo es que PP y Cs vayan "juntos" en las próximas elecciones generales para poder echar a Pedro Sánchez del Palacio de la Moncloa y que en esa estrategia era un "paso fundamental" forjar una coalición en el País Vasco.

Sacrificar el País Vasco en aras de España Suma

De hecho, fuentes de la dirección nacional del PP reconocen en privado que Alfonso Alonso, expresidente del partido en el País Vasco, tenía razón cuando sostenía que el gran beneficiado es el partido naranja al lograr destacados puestos de salida en las listas pese a no tener este momento ningún tipo de representación.

Casado decidió apartar a Alonso tras cuestionar públicamente el acuerdo sellado con Cs en el País Vasco --que llegó a calificar de "inasumible"-- y no acudir a la reunión convocada en Madrid con carácter previo a firma del pacto en Euskadi.

En sustitución de Alonso, la dirección del PP situó a Carlos Iturgaiz, que ya presidió el PP vasco entre 1996 y 2004, en una operación para atraer a posibles votantes de Vox. De hecho, el nuevo candidato a lehendakari ha llamado a "aunar fuerzas" con el partido de Santiago Abascal, al que ha definido como una "magnífica persona" dado que fue presidente de la organización juvenil del PP durante su mandato al frente de los 'populares' vascos.

Fuentes próximas a Casado subrayan que esa decisión ha sido dolorosa para él por su relación de amistad con el exministro, pero destacan que hace tres meses sus propios datos internos daban al PP vasco "cinco escaños" frente a los nueve actuales, una representación que esperan mejorar con la coalición PP+Cs.

Los partidos "mutan"

Dado que esa refundación del centro-derecha está por encima de todo, en coherencia con el compromiso que adquirió Casado tras ganar las primarias del PP, fuentes de la dirección del partido no descartan incluso que en un futuro se pudieran tener que sacrificar las siglas del PP con tal de que esa unión saliera adelante. "Los partidos mutan", reconocen las fuentes consultadas, que recuerdan lo que ha pasado en otros países europeos.

Ya en el País Vasco, ambos partidos han concurrido a los comicios bajo el nombre 'PP+Cs', una negociación en la que el PP ha querido ser "generoso" con Arrimadas, inmersa en un proceso de primarias frente a Francisco Igea, vicepresidente de Castilla y León.

En las filas del PP creen que Arrimadas es más favorable a las tesis de buscar acuerdos entre 'populares' y naranjas, mientras que Igea puede truncar en el futuro esos pactos e incluso hacer descarrilar el acuerdo sellado en Castilla y León que llevó a la presidencia a Alfonso Fernández Mañueco.

Se prevé la victoria de Arrimadas en Cs

Sin embargo, en las primarias de Ciudadanos, que se celebran este fin de semana, se da por hecho que la vencedora será Arrimadas, aunque la solidez de su victoria dependerá del porcentaje de apoyo que consiga Igea.

El vicepresidente de Castilla y León y el sector crítico se han mostrado en contra de la coalición electoral que Arrimadas y la Gestora de Cs han impulsado con el PP en el País Vasco y de las que propusieron para Galicia y Cataluña, por considerar que desdibujan la marca de Cs y que les sitúan de nuevo en el espacio de la derecha.

Pero Igea no ha dicho que su intención, si ganase las primarias, sea romper los acuerdos con los 'populares' en las comunidades donde gobiernan juntos. "Hay que cumplir los acuerdos que tenemos establecidos", Ciudadanos "tiene que ser un partido de palabra", dijo el martes pasado, añadiendo que en el caso de Castilla y León están "contentos" con cómo está funcionando.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba