Corrupción

El PP quiere que Ana Pastor retrase la Comisión Gürtel hasta después de verano

Los populares quieren que la presidenta del Congreso encargue un informe jurídico o, si no, interpondrán un conflicto ante el Tribunal Constitucional contra la "causa general" que pretende la oposición 

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, durante el debate de los Presupuestos.
La presidenta del Congreso, Ana Pastor, durante el debate de los Presupuestos. EFE

El PP quiere que la presidenta del Congreso, Ana Pastor, retrase hasta después de verano los trabajos de la Comisión de investigación del 'caso Gürtel', más conocida como 'Comisión Bárcenas', porque teme ser víctima de una encerrona para que comparezcan entre finales de junio y julio sus cinco ex tesoreros como paso previo a la citación de Mariano Rajoy el 26 de julio ante la Audiencia Nacional, admiten a Vozpópuli fuentes populares.

Está en manos de Pastor frenar esa estrategia que van a sacar adelante hoy con su mayoría en la comisión PSOE, Podemos y Ciudadanos si ella, en uso de sus atribuciones, encarga a los servicios jurídicos de la Cámara Baja el informe sobre acotación temporal e institucional de la investigación que ayer pidió, sin éxito, el PP en la reunión de Mesa y portavoces de la comisión de investigación.

El plenario de la misma aprobará esta mañana la comparecencia de los ex tesoreros del PP Luis Bárcenas, Ángel Sanchís, Cristobal Páez y Rosendo Naseiro, y de la actual tesorera, Carmen Navarro, y solicitarán a la presidenta del Congreso la documentación reclamada por los grupos. Luego le tocará a Ana Pastor legalmente darle curso o encargar ese informe previo que la oposición denuncia como un intento del PP de "embarrar el terreno de juego".

En caso de que Pastor rehuse, los populares están decididos a interponer un contencioso de atribuciones ante el Tribunal Constitucional, porque entienden que lo que se pretende es una "causa general" contra su partido en la cual los comparecientes no sabrán ni "de qué período se les va a preguntar", justifica su coordinador general, Fernando Martínez Maíllo.

En caso de que Pastor rehuse, los populares están decididos a interponer un contencioso de atribuciones ante el Tribunal Constitucional

Éste, sin embargo, ayer prefería no adelantar acontecimientos: "Vamos a esperar a mañana", pero en la dirección del partido del Gobierno sí hay determinación de paralizar como sea una estrategia que les puede perjudicar mucho en un momento en el que la corrupción ha pasado a ser de nuevo una de las principales preocupaciones de los españoles. 

Estrategia definida en el PP

En el PP hay temor por el endurecimiento de postura del nuevo PSOE de Pedro Sánchez, que ha pasado de pactar con los populares la comparecencia primero de Mariano Rajoy, y los cinco ex tesoreros después, a lo contrario. La estrategia es evidente para Génova: se pretende juntar el calendario parlamentario al judicial -la citación del presidente el 26 de julio ante la AN- en un intento por desgastar al partido del Gobierno.

El escenario es endiablado porque ayer Maíllo advirtió de que el PP está dispuesto a responder en la Comisión de investigación de la Financiación de los partidos en el Senado, llamando a declarar allí a Pedro Sánchez por su polémico crowdfunding en las pasadas primarias; a Susana Díaz por las denuncias de financiación ilegal del PSOE andaluz con cargo a los cursos de formación; a Pablo Iglesias por la supuesta financiación del chavismo venezolano a Podemos; y a Albert Rivera por los supuestos desvíos de fondos de los grupos municipales de Ciudadanos para actividades del partido. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba