Política

El contagio de Ortega Smith neutraliza la ofensiva de Vox contra Sánchez por el coronavirus

La decisión del partido de mantener su multitudinario acto en Vistalegre el pasado 8-M pese al coronavirus pone en entredicho la estrategia seguida por Vox hasta la fecha

Javier Ortega-Smith, junto a Santiago Abascal y Jorge Buxadé en Vistalegre en el acto de Vox en Vistalegre.
Javier Ortega-Smith, junto a Santiago Abascal y Jorge Buxadé en Vistalegre en el acto de Vox en Vistalegre. EFE

Vistalegre y el positivo por coronavirus de Javier Ortega Smith han supuesto un punto de inflexión en la oposición de Vox contra el Gobierno en cuanto al coronavirus. Antes de participar en el multitudinario encuentro, el secretario general del partido se desplazó a Milán la semana previa al estallido total de la crisis sanitaria en Italia. Después acudió a un acto en Vitoria, otro de los focos epidémicos.

Los dirigentes de la formación llevan más de un mes advirtiendo al Ejecutivo de Pedro Sánchez sobre la necesidad de tomar medidas de contención urgentes y preguntando por las acciones que se estaban llevando a cabo. Entre ellas, la de restringir los vuelos procedentes de China e Italia cuando determinadas regiones de estos países ya se habían convertido en focos.

La formación lleva desde finales de enero presentando iniciativas parlamentarias en el Congreso de los Diputados ante la ya pandemia

Los días pasaban, los casos no dejaban de aumentar y España no pasaba de la "fase de contención". Pese al ejemplo de la vecina Italia. Vox preparó su artillería para cargar contra la gestión de un presidente del Gobierno que seguía sin comparecer públicamente. "Aún ni se toma la temperatura a los viajeros procedentes de esos países", criticaba Santiago Abascal.

En concreto, la formación lleva desde finales de enero presentando iniciativas parlamentarias en el Congreso de los Diputados de cara a que "los españoles conocieran la verdad sobre el coronavirus chino". El diputado Juan Luis Steegmann Olmedillas, uno de los tres médicos que forman parte del Grupo Parlamentario Vox, realizó hasta 38 preguntas parlamentarias y tres proposiciones no de ley.

Batería de iniciativas y preguntas

Querían comprobar si el Gobierno adoptaba todas las directrices de la OMS, si iba a establecer unas recomendaciones de tratamiento de pacientes con neumonía u otras afecciones graves causadas por el coronavirus... El partido de Santiago Abascal preguntó si era necesario el cierre temporal de puestos habilitados para la entrada en España desde China.

Presentaron una PNL pidiendo medidas de control y prevención sobre viajeros procedentes de Italia y pidieron el cierre de fronteras con China estableciendo un sistema de triaje similar al que había hecho EEUU. Después exigieron al Gobierno protocolos unitarios para todas las comunidades autónomas.

Instaron al Ejecutivo a asegurar la disponibilidad de test de diagnóstico de coronavirus y le preguntaron si tenía un plan de desarrollo para la búsqueda y elaboración de una vacuna para erradicar el virus en España.

Sin embargo, la decisión de mantener un acto multitudinario en Vistalegre -coincidiendo con la manifestación del 8M alentada por el Gobierno y que reunió a decenas de miles de personas- y la participación de Ortega Smith en el encuentro han puesto en entredicho la senda seguida hasta ahora.

Al menos tres positivos en las filas de Vox

El secretario general acudió a la cita y parecía presentar síntomas a tenor de las imágenes rescatadas por los medios después de que el partido informase sobre su positivo en coronavirus.

Un día antes, el sábado, tuvo lugar el encuentro a puerta cerrada en el que participaron alrededor de 600 cargos públicos y orgánicos del partido. Según publicó Europa Press, el político madrileño habría interactuado de forma activa con ellos y por la noche cenó con muchos.

Ortega Smith, que evoluciona favorablemente en su residencia del madrileño barrio de Chamberí, también se desplazó a Vitoria después de su paso por Milán. Lo hizo el 29 de febrero para presentar a los candidatos de la formación para las elecciones vascas del 5 de abril.

Hasta ahora, Vox ha confirmado tres positivos en sus filas. Todos los diputados permanecen aislados en sus casas voluntariamente. La formación ha recibido numerosas críticas por celebrar el acto de Vistalegre. Incluso por parte de sus simpatizantes. 

La cúpula del partido pidió a las personas vulnerables que no acudiesen a Vistalegre pero mantuvo el encuentro. Luego pidió perdón

La cúpula del partido pidió a las personas consideradas vulnerables que no acudiesen. Y, tras acusar al Gobierno de falta de instrucciones claras sobre las medidas a adoptar, anunció que mantenía el encuentro. Tras conocer que su compañero Ortega Smith había dado positivo en el test de coronavirus llegó el perdón.

"Aunque animamos a quien fuera población de riesgo a quedarse en casa, siguiendo el acto por streaming, no podemos ocultar que fue un error por el que pedimos perdón", reconocieron. "Vox tuvo la candidez de creer que este Gobierno antepondría al menos la salud de los españoles antes que su agenda propagandística", apostillaron.

El giro del Gobierno el 9-M

El Gobierno dio un giro en su discurso justo el 9 de marzo, un día después de las manifestaciones del 8-M en las que participaron decenas de miles de personas. De la noche a la mañana el Ejecutivo empezó a hablar de un "empeoramiento" y se pasó a una "fase de contención reforzada".

Faltan por ver las consecuencias que tendrá para la salud pública y la economía de los españoles el hecho de haber permitido concentraciones de tal envergadura.

Mientras tanto, algunos de los adversarios políticos de Vox responden con ataques a Ortega Smith, aún en fase de recuperación por coronavirus. "Ortega Smith viajó a Milán y a Vitoria, dos zonas de riesgo de coronavirus. Después, dedicó la semana pasada a ir a actos multitudinarios a dar la mano y abrazar a cientos de personas. El martes en la manifestación de Jusapol. El domingo, ya tosiendo y moqueando, en Vistalegre", dice el portavoz de Unidas Podemos Pablo Echenique.

Por aquella fecha en la que Ortega Smith seguía con su agenda, Echenique vendía que "el coronavirus está absolutamente controlado en España". "En las portadas y en las tertulias, el coronavirus corre desbocado y es una peligrosísima pandemia que causa pavor. En el mundo real, el coronavirus está absolutamente controlado en España. Ojalá un día el sistema mediático tenga la mitad de calidad que el sistema sanitario", decía.

El alcalde de Valladolid, el socialista Óscar Puente, también se ha sumado a las burlas sobre la salud de Ortega Smith. Además, Vox ha criticado que "el Gobierno, que no ha tomado ninguna medida estatal para contener el coronavirus hasta pasados 39 días, utiliza la cuenta oficial del PSOE para dar 'me gusta' a los tuits en los que se informa de que Ortega Smith ha sido contagiado. Estamos en manos de esta gentuza".

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba