Política

Movimientos a la desesperada en el PSOE para ocupar los segundos escalones del Gobierno

El futuro de José Manuel Albares, Cristina Gallach e Irene Lozano, tres de las personas más próximas a Sánchez, sigue en el aire a la espera de que se complete el organigrama del Gobierno

Los cuadros del PSOE apuran sus últimos movimientos para intentar colocarse en los segundos y terceros escalones del Gobierno. Y en ese saco están tanto los altos cargos sin destino, como los que aspiran a mantener el puesto que ocupan desde de la moción de censura.

La incertidumbre se ha apoderado los dirigentes socialistas que aspiran a tocar pelo en la nueva administración. La reestructuración de competencias para encajar la coalición con Unidas Podemos y los nuevos ministros han provocado que el organigrama de Gobierno que había hasta el momento esté en el aire.

Las llamadas de los cuadros del PSOE a los Ministerios se suceden en las últimas horas. El nuevo Gobierno va perfilando su estructura con cuentagotas. El grueso de los nombramientos se producirá en el Consejo de Ministros extraordinario del viernes.

Federaciones y Ministerios

Es mucho lo que hay en juego. Secretarías de Estado, secretarías generales, subsecretarías, direcciones generales, subdirecciones, organismos públicos, y las innumerables asesorías y cargos de confianza son los destinos que se decidirán en las próximas semanas.

Cada federación mueve sus propios hilos. El socialismo andaluz, que perdió la Junta por primera vez hace un año, llama insistentemente a las puertas de la titular de Hacienda y portavoz, María Jesús Montero. Mientras, los socialistas madrileños pueden aprovechar la figura de José Manuel Rodríguez Uribes en Cultura y Deportes para reestructurar su organización. Y Ángel Gabilondo, por ejemplo, aspira abiertamente a ser Defensor del Pueblo.

Cultura podría ser también el destino de Francisco Polo, apartado por Nadia Calviño de la secretaría de Estado de Avance Digital. Polo estuvo presente en el traspaso de cartera del ex ministro José Guirao a Rodríguez Uribes, y puede que éste sea su próximo destino. 

Hay otros nombres propios que tienen garantizada su continuidad, como es José Félix Tezanos al frente del Centro de Investigaciones Sociológicas. Pero otros muchos son una incógnita. Uno de ellos es España Global, que dirige Irene Lozano y al que se le quiere dar un nuevo impulso. Todo indica que Lozano seguirá en su puesto.

El futuro de Albares y Gallach

Las dudas también alcanzan a la larga lista de asesores y cargos de confianza vinculados al partido y nombrados por ministros salientes. Todos ellos están haciéndose valer estos días con la idea de permanecer en el Ejecutivo.

Hay otros nombres propios que fueron ministrables pero que se han quedado sin destino, de momento. Son casos sonados por su cercanía al presidente Pedro Sánchez. El diplomático José Manuel Albares, mano derecha de Sánchez en asuntos internacionales. Y Cristina Gallach, Alta Comisionada para la Agenda 2030.

José Manuel Albares, junto a Pedro Sánchez en el Falcon.
José Manuel Albares, junto a Pedro Sánchez en el Falcon.

Albares sonó para ministro de Asuntos Exteriores, pero ni siquiera acudió a la toma de posesión de su nueva titular, Arancha González Laya. La ausencia, que sorprendió en el Ministerio, ha levantado muchas suspicacias entre sus compañeros de carrera. Gallach ha perdido la Agenda 2030, que gestionará Ione Belarra, de Podemos, dentro de la vicepresidencia de Pablo Iglesias.

Gallach también sonó para Exteriores, pero de momento está sin destino. Tanto Gallach como Albares han sido dos de las personas más cercanas a Sánchez en la anterior legislatura.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba