Política

Irene Montero apunta a la cartera de Igualdad en el Gobierno de Sánchez

Unidas Podemos negocia para que Sánchez acepte fijar por ley el precio de los alquileres y busca para Montero un ministerio con visibilidad y que no le impida aspirar a liderar el partido

Irene Montero
Irene Montero Gtres

La número dos de Podemos, Irene Montero, apunta al ministerio de Igualdad después de que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias sellaran con un abrazo la firma del preacuerdo de gobierno. Montero, que en el pasado mes de julio estuvo a un paso de ocupar una vicepresidencia social en el Ejecutivo, ahora podría dirigirse hacia la cartera de Igualdad, según desvelan fuentes de Podemos a Vozpópuli. Los morados esperan tener más información sobre las competencias del futuro ministerio de Vivienda para resolver el embrollo.

Para comprender si Montero se queda con Igualdad hará falta saber si el PSOE acepta la petición de fijar por ley algunos topes en los precios del alquiler. Se trata de una de las propuestas estrellas de Podemos, que según fuentes del partido es de máxima importancia pero que el PSOE todavía no ha aceptado del todo.

Ante la incertidumbre sobre la cartera y las competencias de Vivienda, Podemos empieza a colocar sus piezas. La dirigente Yolanda Díaz, gallega y del área de IU, suena con fuerza como ministra. Tiene más puntos que Alberto Garzón, coordinador de IU, aseguran varias fuentes del partido de Iglesias. Así como la cúpula del partido morado descarta de manera tajante a Julio Rodríguez y Jaume Asens, que “nunca han estado sobre la mesa”, afirman.

Visibilidad y liderazgo

Montero, activista y exportavoz de la PAH, siempre ha considerado que su papel tenía que dirigirse a los asuntos de la vivienda. Así lo manifestó pocas horas antes de la votación de investidura de Sánchez en julio, cuando, según algunas fuentes de Podemos, rechazó la oferta de los socialistas tras detectar que lo que proponían era un “cascarón vacío”. Ahora el escenario ha cambiado. Sánchez ha prometido a Iglesias asumir sus condiciones “sin vetos”. Es decir, que el líder de Podemos puede decidir libremente los integrantes de su equipo en el Ejecutivo.

Todos los tres o cuatro ministerios que controlará Podemos tendrán relevancia “de carácter social”, explican desde el partido. Y se coordinarán a través de la vicepresidencia de Iglesias. Además, Podemos quiere que al menos la mitad de los cargos ministeriales que controle estén liderados por mujeres.

También por eso va cuajando la idea de que sea más oportuno que Montero controle la cartera de Igualdad, donde podrá gozar de visibilidad gracias a un departamento encargado de importantes políticas en materia de eliminación de toda clase de discriminación por razón de sexo, origen racial o étnico, religión o ideología, orientación sexual y edad.

Como ministra, Montero podrá impulsar una de las leyes que más peleó en el Congreso y que no salió adelante, que consiste en equiparar a 24 semanas los permisos por maternidad y paternidad (actualmente son 16 para las madres y cinco para los padres).

Y desde ese ministerio, además, podrá afianzar su liderazgo en el partido. De ahí que no todos estén convencidos con su nombramiento para un ministerio. Algunos sostienen que es más oportuno que Montero “no se manche” y se quede con un cargo intermedio. Por ejemplo el de presidenta del grupo político de Unidas Podemos. Y que de ahí trabaje en el relevo a Iglesias. La cuestión es saber si Montero piensa lo mismo y ve en cambio conveniente trabajar en su liderazgo desde el Ejecutivo. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba