Política

El Gobierno pide a Torra que “no ponga en riesgo” el diálogo con Sánchez

Máxima preocupación en la Moncloa y el PSOE por las imágenes de violencia que se vivieron este lunes ante el Parlament de Cataluña

Encuentro entre Quim Torra y Pedro Sánchez
Encuentro entre Quim Torra y Pedro Sánchez GTres

El Gobierno ha pedido este martes al presidente de la Generalitat, Quim Torra, que “no ponga en riesgo” el diálogo abierto por el presidente, Pedro Sánchez. Torra animaba ayer a los miembros de los CDR a seguir "presionando" y "apretando" por la independencia. "Hacéis bien", les decía en el acto de conmemoración del 1-O. Si bien el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, sacaba la cara este lunes por las palabras de Torra y decía que "importan más las acciones"; en el Ejecutivo de Pedro Sánchez no ha gustado nada esta postura. 

Fuentes gubernamentales señalan que la violencia que se registró anoche a las puertas del Parlament “demuestra que la política catalana tiene que volver a las instituciones, tiene que volver al Parlament. El president Torra debería cumplir con sus responsabilidades institucionales y no poner en riesgo el camino de normalización política emprendido por el Gobierno Sánchez, alentando a los radicales que creen que las calles son sólo suyas y asedian las instituciones que representan a todos los catalanes", señalan fuentes del Gobierno. 

Esta es la primera reacción del Ejecutivo socialista tras esos sucesos y después de que el lunes, a mediodía, el titular de Fomento y secretario de Organizacion del PSOE, José Luis Ábalos, dijera que la situación en Cataluña es ahora “algo mejor” que hace un año y que la celebración del 1-O estaba siendo “asumible”.

Críticas de la oposición 

El apoyo de Torra a los Comités de Defensa de la República (CDR) ya provocó indignación este lunes entre los diferentes partidos. El líder del PP, Pablo Casado, ya denunció ayer que Torra cruzase "otra línea roja" diciendo que "tienen que seguir apretando" e "incitando a la confrontación" con la "kale borroka" de los CDR que, a su juicio, se asemejan a los comités de defensa de la revolución en Cuba. 

El secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, instó a Torra a que "aclare si está con los Mossos d'Esquadra o con los CDR" y si "está con el orden o está para azuzar el conflicto en Cataluña". La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, consideró "indigno" en un país democrático que el presidente de la Generalitat ejerza de "cabecilla" de los CDR, al "animarlos a seguir con sus actos violentos" y sus "intimidaciones".

Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, exigió al Estado la garantía de que "hechos de represión brutales" como los que dejaron casi 300 heridos el 1-O de 2017 en Barcelona "no volverán a repetirse jamás" y "no quedarán impunes".

Actos violentos

Los CDR protagonizaban ayer momentos de tensión con los cuerpos de seguridad. Desde los cortes en las vías del AVE en la estación de Girona o la retirada de una bandera de España en la Delegación de la Generalitat en esta ciudad a primera hora de la mañana, hasta el uso de pintura, piedras y botellas para romper el cordón policial de los Mossos d'Esquadra a las puertas del Parlament al final de la jornada. 

Unas 180.000 personas, según la Guardia Urbana, participaron en la manifestación convocada en Barcelona por la ANC y otras entidades soberanistas para reivindicar el cumplimiento del "mandato" del 1-O, un año después del referéndum unilateral. La movilización terminó sobre las 20.30 horas ante el Parlament con abucheos al president Torra y escenas de tensión, con un intento fallido de ocupar el Parlament.

Los manifestantes derribaron algunas vallas y las lanzaron contra los agentes, a los que también han arrojado pintura, palos de banderas y botellas de agua, e incluso se han enfrentado físicamente a los voluntarios de la ANC y de otras entidades organizadoras de la movilización, que trataban de aplacar los ánimos.

En otros sectores del Gobierno y, sobre todo, del PSOE la preocupación por la deriva política catalana es máxima. Los presidentes de Andalucía, Susana Díaz, y de Aragón, Javier Lambán, “condenaron” anoche mismo la violencia de los llamados Comités de Defensa de la República (CDR).

Los manifestantes rompen el cordón policial en el 1-O
Los manifestantes rompen el cordón policial en el 1-O EFE



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba