Desafío secesionista

Buch, el alcalde del Piolín, será el conseller de los Mossos en el futuro Govern

Miquel Buch vivió su minuto de gloria al aparecer con un muñeco de Piolín tras declarar ante la fiscalía por su colaboración en el 1-O. Se perfila como futuro consejero de Interior

Miguel Buch, ex alcalde del Ayuntamiento de Premià de Mar
Miguel Buch, ex alcalde del Ayuntamiento de Premià de Mar Europa Press

Conocido el nombre del sucesor de Puigdemont, el talibán Quim Torra, ya hay reparto de carteras entre el PDeCat y ERC para la formación del nuevo 'Govern'. Ha sido una negociación lenta y silenciosa, con momentos de tensión dentro de un tono de general consenso. El asunto estaba claro: mitad y mitad. Un arreglo paritario prácticamente ultimado. 

Emergen ya algunos nombres y sus respectivos destinos. Dos diputadas de ERC, Ester Capella y Teresa Jordà, abandonan el Congreso para incorporarse a las consejerías de Justicia y Agricultura, respectivamente. El resto de los destinos ya tieenen ocupante, que estos días van desvelando los círculos políticos. Del lado del PeDecat se da por hecho que Miquel Buch, independentista vehemente, asumirá la cartera de Interior, la auténtica 'patata caliente' del nuevo Ejecutivo. 

Nadie quería asumir este departamento, cuyo anterior titular, Joaquim Forn, pese a haber abandonado el escaño y la política, sigue en prisión por los episodios del levantamiento contra la Constitución. Es la cartera de la que dependen orgánicamente los 'Mossos d'Esquadra', el cuerpo que estuvo en el foco de todos los debates y las polémicas por su inaudita actuación durante el 1-O y en otras jornadas de violencia y tensión durante el golpe de Estado. 

Buch, estrecho colaborador y amigo de Puigdemont, antiguo alcalde de Premià de Mar, expresidente de la Asociación de Municipios de Cataluña, militante en Convergencia desde los 19 años, con un curriculum académico en blanco, sin más actividad laboral conocida que la política, ha sido el elegido. Abandonó su alcaldía para incorporarse en el puesto 22 de la lista de JxCat por Barcelona. No logró escaño. Ahora asumirá una cartera. Los alcaldes van a tener mucho peso en el esquema del nuevo Gobierno. Puigdemont fue uno de ellos. El prófugo desconfía de los políticos barceloneses, de los círculos tradicionales de convergencia. Su mundo es rural, provinciano, muy de Tractoria, según comenta un experimentado diputado del PSC. 

Un cuerpo dividido y en tensión

El alcalde consiguió acaparar espacios informativos cuando salió del juzgado agitando un muñeco de Piolín entre el entusiasmo del independentismo allí presente. Como otros doscientos ediles catalanes, Buch fue citado por la fiscalía por presunto delito de desobediencia. Un asunto al que luego se le dio tímido carpetazo. Ese Piolín cobrará nuevo protagonismo si finalmente entra al mando de la consejería de Interior y, por añadidura, de los Mossos. En la policía catalana las aguas se han remansado pero la organización está dividida. De sus 17.000 efectivos, más de diez mil sintonizan con las tesis soberanistas. 

Su imagen con el Piolín, el monigote que ilustraba el caso del barco que sirvió de hotel flotante a las fuerzas de Seguridad durante las tensas jornadas previas al referéndum, le valió algunas entrevistas en cadenas televisivas nacionales. Iba por los platós como una especie de héroe, con su prédica radical y su independentismo acelerado. "Somos un país ocupado", decía. "Madrid nos tiene miedo", añadía.

Escribió también este pasaje: "Los catalanes hemos convidado al vecino que pasaba hambre. Mientas él se comía el filete, nosotros comíamos pan duro. Y encima, nos insultaba". Xenófobo, como buen nacionalista, gobernaba en su alcaldía con el apoyo del PSC. Hasta el PP le votó en su investidura municipal. "Puigfemont le tiene fe", resumen la mencionada fuente. Buch, que padece esclerosis múltiple, según confesión propia, tendrá la labor más comprometido del futuro 'Govern'. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba