Política

La pinza PSOE-Vox amenaza con dejar a Ciudadanos fuera de la Mesa del Congreso

El partido naranja se queda atrapado entre la negativa de Abascal a prestar sus votos y el cordón sanitario que los socialistas quieren imponer a Vox

Simancas, Casado, Espinosa de los Monteros, Iglesias y Arrimadas.
Simancas, Casado, Espinosa de los Monteros, Iglesias y Arrimadas. EFE

La XIV legislatura echa a andar este martes con la constitución de las Cortes. Las presidencias de las Cámaras serán para las socialistas Meritxell Batet y Pilar Llop, respectivamente. Y sólo queda la duda de si Ciudadanos se sentará finalmente en la Mesa del Congreso de los Diputados.

El partido naranja, que se hundió hasta los 10 escaños el 10-N, depende del PSOE o de Vox para garantizarse una silla en el órgano de Gobierno de la Cámara baja.

PSOE y Unidas Podemos tendrán la mayoría de la Mesa con cinco representantes. La opción que quería el partido naranja y que apoyaba el PP era que el centro derecha se repartiera sus cuatro sillas de la siguiente manera: 2 PP; 1 Vox y 1 Ciudadanos. Sin embargo, esta fórmula necesita que Vox y PP voten al candidato de Ciudadanos

Abascal descarta apoyar a Cs

Y la formación que lidera Santiago Abascal se ha negado en redondo. Según ha sabido Vozpópuli, Ciudadanos y Vox se han reunido este lunes en el Congreso para abordar la composición de la Mesa. Y el partido de Abascal ha trasladado que no "colaborará" para que Ciudadanos tenga una silla en este órgano. Vox aspira a dos puestos.

"Esta vía nos parece la más correcta e ideal, pero evidentemente nosotros aspiramos a tener un puesto en la Mesa", dicen fuentes de Ciudadanos.

La otra opción que tiene el grupo parlamentario que liderará Inés Arrimadas es algún tipo de acuerdo con el PSOE. Sin embargo, los socialistas exigen un cordón sanitario que deje a Vox -tercera fuerza política con 52 escaños el 10-N- fuera de la Mesa.

El PP ha dejado claro que no participará en ese veto y los 10 diputados naranjas no dan para cordón sanitario alguno. Fuentes de Ciudadanos ni han confirmado ni han desmentido sus intenciones de negociar esa silla con el PSOE.

La Mesa y la oferta de Arrimadas

La composición de la Mesa puede ser determinante en las negociaciones para la investidura de Pedro Sánchez. Arrimadas ha pedido una reunión al presidente del Gobierno para intentar un acuerdo alternativo con PP y Ciudadanos.

Fuentes de Moncloa han admitido que Sánchez citará a Arrimadas en los próximos días. Y el candidato del PSOE ha sido muy ambiguo sobre sus socios de investidura cuando ha sido preguntado en una rueda de prensa con motivo de la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático (COP25).

Sánchez ha dicho que la investidura "depende de todas las fuerzas políticas". Y ha ignorado a ERC, a pesar de que el PSOE tiene una mesa de negociación en marcha con la formación independentista catalana.

"El desbloqueo y la gobernabilidad de España no depende sólo del PSOE, ni tampoco de Unidas Podemos. Depende de todas las fuerzas parlamentarias”, ha dicho. 

Sánchez ha pedido una reflexión a todos los grupos. Y no ha querido mencionar a nadie en concreto, pero sí ha hecho apelaciones indirectas a PP y Ciudadanos para que faciliten esa investidura.

"El planteamiento que hace el PSOE de entendimiento con fuerzas de izquierda, pero también fuerzas social conservadoras, creo que ha sido positivo para construir una mayoría parlamentaria", ha señalado. "Nadie está pidiendo a ningún partido político que renuncie a ser alternativa del PSOE o del Gobierno del PSOE". 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba