Víctimas del terrorismo "Los mediadores han intentado dar lustre al final patético de ETA"

Fernando Múgica y Maite Pagazaurtundúa, familiares de víctimas de la banda terroristas, cuentan a 'Vozpópuli' cuál ha sido su relación con los autodenominados 'mediadores internacionales': "Ninguna"

Maite Pagazaurtundua (c), junto a la presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez (i) y el filósofo Fernando Savater.
Maite Pagazaurtundua (c), junto a la presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez (i) y el filósofo Fernando Savater. Gorka Estrada/ Efe

Si no fuera por las 853 personas asesinadas, 23 de ellas niños, los miles de heridos, las decenas de ciudadanos silenciados y hasta 77 secuestros, la carcajada de los familiares de las víctimas de ETA al ver el desfile de 'mediadores internacionales' por los jardines de Villa Arnaga, el palacete de comienzos del siglo XX situado en la localidad francesa de Cambo-les-Bains elegido para escenificar el fin de la organización terrorista, quizá se escucharía en Sudáfrica, país de origen del abogado e impulsor del Grupo Internacional de Contacto (GIC) Brian Currin.

Así lo reconoce otro abogado, en este caso, procedente del País Vasco e hijo del histórico socialista Fernando Múgica, asesinado en San Sebastián a finales de los 90 con un disparo en la nuca. "Son los mediadores más extraños del mundo porque no han mediado con nadie, no sé por qué se emplea este término para habar de quienes no han llevado a cabo ni una sola labor de mediación", denuncia Rubén Múgica, miembro de la Junta Directiva del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite).

Se refiere a los miembros de la Fundación Henri Dunant, del grupo Intermediate, de Grupo Internacional de Contacto (GIC) y de la Comisión Internacional de Verificación (CIV) involucrados en el proceso de disolución de ETA y que han asumido la retórica de la banda terrorista al hablar de "presos políticos", "víctimas del conflicto" y al lanzar reproches contra el Gobierno español, que ha decidido contraprogramar el encuentro desde Moncloa prometiendo que "no habrá impunidad".

Forman parte del decorado de esta burla de ETA. Su función es la de disfrazar el aldeanismo de los criminales con una fingida vertiente internacional"

"Los mediadores forman parte del decorado de esta burla de ETA. Su función es la de intentar dar lustre al final patético de una organización terrorista y disfrazar el aldeanismo de los criminales con una fingida vertiente internacional", considera Múgica. Y añade que "llamar para la ocasión" a un abogado venido de Sudáfrica como Brian Currin, resulta "una extravagancia": "Una extravagancia que define la naturaleza pretenciosa de quienes lo han llamado como si hubieran localizado en el planeta a una persona extraordinaria. Parece que cuanto más lejos se van, más noble es la causa".

Hoteles de lujo y 'Business class'

Además, según cuenta Múgica a este diario, entre los familiares de las víctimas "da la sensación" de que los viajes de los autodenominados "artesanos de la paz" son de "alto copete" y "los pagamos entre todos con dinero público cuidadosamente escamoteado del presupuesto que maneja el Gobierno Vasco", insiste el abogado. "También los restaurantes y hoteles de lujo", agrega.

En la misma línea, Maite Pagazaurtundúa, eurodiputada de UPyD y hermana de Joseba Pagazaurtundúa -jefe de la policía local de Andoaín y militante socialista al que ETA mató a tiros en una cafetería mientras desayunaba frente a sus periódicos en una mañana de febrero de 2003-, denuncia que esos verificadores y mediadores "han sido solo de parte".

"Han trabajado para hacer cómodo el camino de ETA y de Herri Batasuna, pero nunca han confrontado con las víctimas, ni con el tema de la impunidad ni con los casos sin resolver, ni con el enaltecimiento de los terroristas cuando salen de las cárceles, cuestiones básicas para la reconciliación", considera la eurodiputada.

Hasta día de hoy han dado por bueno todo lo que ETA les ha ofrecido como material, como por ejemplo, en el desarme, cuando llegaron a dar por bueno la entrega de una pistola metida en una caja"

Según Pagazaurtundúa, los autodenominados mediadores han trabajado siempre "con el mundo de los violentos y no les han importado sus víctimas". "Hasta día de hoy han dado por bueno todo lo que ETA les ha ofrecido como material, como por ejemplo, en el desarme, cuando llegaron a dar por bueno la entrega de una pistola metida en una caja", recuerda. Se trata de gente que viaja en clase Business, continúa, se aloja en hoteles de lujo y no lo hacen gratis. "Pero no suelen saber nada de de la situación del país que se supone que van a verificar ni de los perseguidos por los terroristas", destaca.

Y apunta a que estas 'excursiones' podrían estar financiadas por "asociaciones, entidades y fundaciones que intervienen en conflictos", aunque advierte que "no es lo mismo un conflicto como puede ser una guerra civil que una persecución terrorista en el corazón de la Europa rica a cargo de terroristas de clase media". Además, la hermana del jefe de policía asesinado por ETA reconoce que estos días, cuando alguien le comenta que es "el fin de ETA" y observa a los mediadores rodeados de 300 periodistas, solo le viene a la cabeza una palabra: "estafa".

"Cuando vemos a alguien tratando de blanquear la imagen de ETA sentimos que es una estafa importante muy bien elaborada y muy cara", revela. "ETA fue derrotada policialmente hace muchos años, antes de que anunciasen el cese de la violencia. Después se ha intentado hacer cómodo el camino a la disolución de la organización, pero dejan una organización política que va a dar muchos problemas", alerta.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba